web analytics
viernes , 22 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Intensos enfrentamientos en la explanada de las Mezquitas de Jerusalén

Intensos enfrentamientos en la explanada de las Mezquitas de Jerusalén

Por Sarah Benhaida/Jerusalén/AFP

Varias personas resultaron heridas este lunes en intensos enfrentamientos entre jóvenes palestinos y policías israelíes dentro y alrededor de la explanada de las Mezquitas de Jerusalén, sickness en un ambiente tenso por la fiesta judía de los Tabernáculos.

Los palestinos y las autoridades musulmanas de este lugar, online venerado por las dos religiones, temen un aumento de las visitas de fieles judíos a la explanada con motivo de la fiesta de los Tabernáculos, a lo que animan algunos rabinos nacionalistas.

Tras un largo cara a cara, media hora antes de la apertura de la explanada a los no musulmanes, unos diez jóvenes palestinos con la cara cubierta lanzaron piedras a los agentes la mañana de este lunes. Estos respondieron con granadas lacrimógenas y ensordecedoras, constató una periodista de la AFP.

Los policías, bien equipados y hasta ese momento apostados en la puerta por la que debían entrar los fieles judíos y los turistas, se desplegaron entonces por las 14 hectáreas de la explanada.

Los jóvenes que habían lanzado piedras se refugiaron en la mezquita de Al Aqsa, donde los policías israelíes no pueden entrar.

Desde el interior del templo, lanzaron cócteles molotov y piedras contra los agentes, desplegados delante de las puertas, que de nuevo respondieron con granadas lacrimógenas por las aperturas de la mezquita.

Los enfrentamientos continuaron en la Ciudad Vieja, situada debajo de la explanada. Un total de 22 personas resultaron heridas, según la Media Luna Roja palestina.

Tres personas ingresadas en el hospital fueron heridas por pelotas de goma, y una de ellas fue alcanzada en la cara dentro de la mezquita de Al Aqsa.

Pese a los incidentes, 450 turistas y 24 judíos pudieron acceder a la explanada, según la policía.

Netanyahu no convence

Los palestinos acusan a Israel de planificar una partición de la explanada, como ya se hizo con la Tumba de los Patriarcas en Hebrón, Cisjordania, venerada por ambas religiones.

Según ellos, dichas intenciones han quedado de manifiesto con las recientes visitas a la explanada de varios diputados y un ministro israelí, Uri Ariel, titular de Agricultura.

Los judíos llaman la explanada el “monte del Templo”, y es el lugar más santo de su religión, ya que en él se encontraba el Templo destruido por los romanos en el año 70.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu niega que sean esos sus planes, e insiste en que no tiene intención de cambiar las normas instauradas después de que Israel ocupara y se anexionara en 1967 la parte oriental de la ciudad, de mayoría árabe y donde se encuentra la explanada de las Mezquitas.

Según esas normas, los judíos pueden subir a la explanada pero no rezar.

Sin embargo, las afirmaciones de Netanyahu no convencen a los palestinos que lanzan piedras desde Al Aqsa, y que están preparados para más enfrentamientos durante las celebraciones de Sukkot.

La fiesta judía de Sukkot, o de los Tabernáculos, rememora las vicisitudes del pueblo judío durante su travesía del desierto, relatada en la Biblia. Con motivo de esta fiesta, que comenzó la noche del domingo y dura ocho días, muchos israelíes visitan la Ciudad Vieja de Jerusalén, en la que se encuentra la explanada.

El domingo, los jóvenes palestinos afirmaron que se opondrán “a los ataques de los colonos” hasta el final de la fiesta de Sukkot.

A %d blogueros les gusta esto: