web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Insurgentes se acercan a la capital de Irak y Estados Unidos no descarta un ataque aéreo

Insurgentes se acercan a la capital de Irak y Estados Unidos no descarta un ataque aéreo

Por Mohamad Ali Harissi
Bagdad/AFP

Insurgentes sunitas tomaron este jueves otra ciudad en Irak, here esta vez a 90 kilómetros de Bagdad, site ante la impotencia del ejército al que Estados Unidos no descarta apoyar con un ataque aéreo.

El parlamento iraquí, que tenía previsto reunirse el jueves a pedido del gobierno dirigido por el chiita Nuri al Maliki para examinar una posible instauración del estado de emergencia en el país, anuló la reunión por falta de quórum.

También el jueves, fuerzas kurdas iraquíes tomaron el control de la ciudad petrolera de Kirkuk, a 240 km al norte de Bagdad, para intentar evitar un posible asalto de los yihadistas, según responsables kurdos.

Poco después, el ministro a cargo de los Peshmergas, las fuerzas de seguridad del Kurdistán autónomo iraquí, escapó a un atentado contra su convoy en la provincia de Kirkuk, según un oficial kurdo.

Uno de los dirigentes del Estado Islámico en Irak y Levante (EIIL), Abu Mohamed al Adnani, llamó a los insurgentes a “entrar en Bagdad” y criticó a Maliki por “incompetente”, según una grabación audio del miércoles publicada por la red estadounidense de vigilancia de las páginas islamistas SITE.

Tras difundirse esta grabación, el presidente de Irán, Hasan Rohani, dijo que su país, de mayoría chiita igual que su vecino, “luchará contra la violencia y el terrorismo” de los rebeldes sunitas, aunque no dio detalles sobre esta posible intervención.

El jueves los yihadistas se encontraban a menos de 100 km de Bagdad después de haber tomado por la noche la ciudad de Dhuluiya, según un policía y varios civiles que la AFP contactó por teléfono. En la ciudad, situada a 90 km al norte de la capital, se podía ver a hombres armados en las calles, según un vecino.

Rehenes turcos en Mosul

Los rebeldes del EIIL  ya habían tomado la provincia de Nínive y varias regiones de las vecinas Kirkuk y Saladino en los últimos días.

Ante esta gran ofensiva de los insurgentes y ante la impotencia del ejército iraquí, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá a puerta cerrada a partir de las 15H00 GMT.

El presidente Maliki pidió el miércoles a “todas las tribus” que colaboraran con las fuerzas de seguridad para “formar unidades de voluntarios” y combatir contra los insurgentes.

Los combatientes del EIIL, considerado por Estados Unidos como uno de los grupos “más peligrosos del mundo”, controlan desde enero varias regiones de la provincia occidental Al Anbar, entre ellas la ciudad de Faluya.

En Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, el EIIL retiene todavía a unos cincuenta ciudadanos turcos que secuestró en el consulado y el gobierno de Ankara amenaza al grupo con “severas represalias” si les ocurre cualquier cosa. El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, exigió este jueves su “liberación inmediata”.

Alrededor de medio millón de habitantes de Mosul han huido de sus casas temiendo por sus vidas y por la escasez en la ciudad.

Estados Unidos, que retiró sus tropas de Irak a finales de 2011, se plantea varias opciones para ayudar a Bagdad, entre ellas un ataque aéreo con drones, según un responsable norteamericano. Sin embargo, descarta enviar tropas para un ataque terrestre.

El EIIL tiene el apoyo de tribus antigubernamentales y de un sector de la minoría sunita, que se siente marginada por el poder chiita.

El grupo tiene su sede en el oeste de Irak y ha entrado también en la vecina Siria a través de la porosa frontera entre ambos países, donde otros grupos rebeldes lo acusan de llevar a cabo secuestros y ejecuciones.

Según varios expertos, exmiembros de los servicios de seguridad del presidente Sadam Husein, derrocado por la invasión estadounidense en 2003, también forman parte del EIIL.

Rusia estimó este jueves que el avance de los rebeldes islamistas en Irak amenaza al país y ilustra el fracaso “total” de la intervención militar estadounidense y británica para derrocar a Sadam Husein en 2003.

A %d blogueros les gusta esto: