web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » El huracán María devasta Dominica, llega a Guadalupe y Puerto Rico se prepara para la llegada
El huracán María devasta Dominica, llega a Guadalupe y Puerto Rico se prepara para la llegada

El huracán María devasta Dominica, llega a Guadalupe y Puerto Rico se prepara para la llegada

Por Amandine Ascensio/ Jean-Philippe Ludon/Nelson del Castillo

Pointe-à-Pitre/For de France/San Juan/AFP

El huracán María, “potencialmente catastrófico”, tocó tierra en Guadalupe con categoría 4 tras haber devastado Dominica y se prevé que golpee las islas Vírgenes y Puerto Rico entre este martes por la noche y el miércoles.

Los habitantes de Dominica perdieron “todo lo que el dinero puede comprar y reemplazar”, afirmó el martes Roosevelt Skerrit, primer ministro de esta isla del Caribe.

“El viento arrasó los techos de la vivienda de casi todas las personas con las que hablé o contacté de otra manera. El techo de mi propia residencia oficial fue uno de los primeros en volar”, señaló en Facebook pidiendo “ayuda de todo tipo”.

La región, devastada hace unos diez días por el huracán Irma, está en estado de alerta por el paso de María que en menos de 24 horas pasó de tormenta tropical a huracán de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson para volver a categoría 4, según el último parte del Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense.

“María se convierte en un huracán de categoría cinco potencialmente catastrófico”, advirtió este centro con base en Miami en un boletín de las 00H00 GMT del martes, una hora y quince minutos antes de que sus ráfagas de hasta 260 km/h comenzaran a azotar Dominica.

Los casi 73.000 habitantes de esta isla dieron cuenta en las redes sociales de árboles y postes eléctricos caídos, fuertes lluvias, vientos huracanados e inundaciones.

Antes de Dominica el ojo del ciclón pasó a unos 50 km de la costa norte de Martinica y privó de electricidad a unos 33.000 hogares, pero no causó daños significativos, según la prefectura.

Guadalupe, lluvias infernales

Según el último parte del NHC, “el ojo de María se moverá hacia el noreste del Mar Caribe hoy, aproximándose a las Islas Vírgenes y Puerto Rico esta noche y el miércoles”.

Las mediciones del NHC dan cuenta de vientos sostenidos de 250 km/h que amenazan las Antillas francesas, Guadalupe, así como San Cristóbal y Nieves y Montserrat (Reino Unido).

Guadalupe, Santa Lucía y las islas Vírgenes británicas y estadounidenses están en alerta y las autoridades de República Dominicana ordenaron el desalojo preventivo en zonas vulnerables.

Los fuertes vientos y las lluvias torrenciales del huracán María, “potencialmente catastrófico”, golpeaban el martes el archipiélago francés de Guadalupe, tras haber causado estragos en Dominica, aislada del mundo.

La región, devastada hace unos diez días por el huracán Irma, está en estado de alerta por el paso de María.

“Todo tiembla en torno a mí”, contó a la cadena BFMTV el exministro francés de Ultramar Victorin Lurel, confinado en su casa del sur de Guadalupe, desde donde describió “lluvias torrenciales y claramente infernales, con un viento que no cesa desde hace varias horas largas, […] con relámpagos por todas partes”.

Por su parte, Raïssa, de 23 años, refugiada en Guadalupe junto a su familia después de que su vivienda, en la isla de San Martín, quedara destruida, se declaraba “nerviosa” ante la llegada de un nuevo huracán, pese a estar mejor preparada. “Hemos almacenado agua, alimentos, hemos preparado ya nuestras maletas por si tuviéramos que irnos”, indicó.

Este nuevo huracán debe pasar al sur de las costas de San Martín y San Bartolomé, ambas destrozadas por Irma, según el ministerio de Defensa holandés.

Irma dejó alrededor de 40 muertos en el Caribe antes de golpear Florida, donde murieron al menos 50 personas.

Puertorriqueños se preparan para la peor tormenta

Puerto Rico aguarda el martes con angustia la llegada del huracán María, descrito como “sumamente peligroso” por meteorólogos y como la mayor tormenta “en un siglo” por el gobernador, a sólo dos semanas del azote de Irma que aún tiene a más de 50.000 clientes sin electricidad.

El gobernador puertorriqueño, Ricardo Rosselló Nevares, hizo la mañana del martes un dramático llamado a la población para que abandone las zonas vulnerables de la isla, un territorio estadounidense.

El fenómeno atmosférico “se proyecta como el peor del (último) siglo en Puerto Rico”, dijo Rosselló, añadiendo que “es el momento para actuar” para proteger vidas.

El mandatario instó a olvidarse de “las categorías, de los números 4 o 5 (en la escala Saffir-Simpson), porque este es un evento violentísimo (…) La prioridad debe ser proteger la vida”.

“Esta no será una situación de 72 horas”, agregó, anticipando que después del paso del fenómeno el sistema de telecomunicación probablemente colapse por la posible caída de torres.

El director en esta isla caribeña del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) de Estados Unidos, Roberto García, reafirmó que el ciclón María es “sumamente peligroso”.

Según García, en Puerto Rico “no hemos tenido amenaza tan grande probablemente desde 1928, con San Felipe. Éste se aproxima a esa intensidad”.

Ese año, el huracán Okeechobee, también llamado “San Felipe Segundo”, azotó como categoría 5 y mató a 300 personas en Puerto Rico, según un documento de la administración atmosférica NOAA.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) prevé que Puerto Rico padezca 45 cm de lluvias -e incluso 63 cm en algunas zonas-, además de peligrosas marejadas que elevarán el nivel del mar entre 2 y 3 metros.

“Tengo miedo”

Los puertorriqueños se pertrechaban de productos de primera necesidad y protegían sus casas, mientras que en la zona turística del Condado, en la capital, hoteles y negocios tapiaban sus vitrinas con planchas de madera.

Mientras, los automovilistas sorteaban largas colas para abastecerse de gasolina.

“No niego que tengo miedo, me siento preocupada porque es la primera vez que vería un huracán de tal magnitud”, dijo a la AFP Noemí Avilés Rivera, una maestra de 47 años que ya pasó por las tormentas Hugo hace 28 años y Georges hace 19.

“Estoy bien preparada, tengo lo necesario por el momento, pero me preocupa la ansiedad que causa en la gente, porque una se contagia”, añadió.

Rosselló Nevares anunció que el gobierno cuenta con 40 contratistas para iniciar los trabajos de recuperación de las vías de comunicación terrestre, así como con 214 médicos voluntarios de rescate.

También anunció la apertura de 500 refugios con capacidad para 66.826 personas, número que se podrá incrementar en hasta 133.352 en caso de urgencia extrema.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, puso a disposición dos refugios y anticipa la apertura de varios más.

Además, el presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, firmó una declaración anticipada de estado de emergencia para Puerto Rico, que facilitaría el envío de recursos federales a la isla si hay fuertes destrozos por el paso de la tormenta.

El representante para el Caribe de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA), Alejandro de la Campa, anunció en San Juan que la agencia cuenta con buques, helicópteros y grupos de especialistas para responder a eventos catastróficos.

También la Guardia Costera estadounidense desplegó personal, barcos guardacostas y aviones en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, que también recibirán el impacto de María.

Rosselló además activó Ley Seca a partir de este martes al mediodía por un período de 48 horas.

El gobernador recomendó a los puertorriqueños que se preparen para pasar un largo periodo sin electricidad debido a la fragilidad del sistema de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), contra cuyo director ejecutivo Ricardo Ramos llueven las críticas tras los destrozos causados por Irma.

Refuerzos

Los gobiernos de Francia, Reino Unido y Holanda, criticados por no haber desplegado más medios antes y después del paso de Irma, se han movilizado.

Francia anunció el envío de 110 militares a Guadalupe y recordó que “unos 3.000” refuerzos ya están en la isla. Pero el ministro de Interior, Gerard Collomb, reconoció que tendrían “dificultades importantes” si el huracán se abate con fuerza ya que Guadalupe es “el centro logístico” que permite alimentar San Martín y organizar las rotaciones aéreas.

Tras el paso de Irma, el caos se apoderó de varias islas donde se registraron numerosos saqueos ante la respuesta tardía de las autoridades.

Un comentario

  1. walter tobias medina

    Hola amigos, vivo en puerto rico y esto se ve mal, la fuerza de destrucción q trae el huracán maria es increíble. nos hará tal daño q tomara mucho tiempo en recuperarnos. Soy salvadoreño tengo dos hijas maravillosas y espero q salgamos lo mejor posible de este fenómeno! Abrazos a todos uds!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: