web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Deportes » Holanda vence por 2-0 a Chile y gana invicto el Grupo B
Holanda vence por 2-0 a Chile y gana invicto el Grupo B

Holanda vence por 2-0 a Chile y gana invicto el Grupo B

Sao Paulo/dpa

 

Holanda venció hoy por 2-0 a Chile y avanzó a los octavos de final del Mundial de Brasil como primero del Grupo B por delante del conjunto sudamericano. Ambos conocerán a sus rivales cuando más tarde hoy se defina el Grupo A, en el que Brasil, México y Croacia pelean por las dos plazas de octavos.

Acertado con los cambios, el primer gol de los dirigidos por Louis van Gaal llegó a los 77 minutos de juego por medio del recién ingresado Leroy Fer, volante que no había jugado ni un minuto en la Copa del Mundo. Amplió la cuenta otro de los que entraron en la segunda mitad, el joven Memphis Depay en el minuto 90.

Holanda y Chile se jugaban hoy el primer puesto del Grupo B, que presumiblemente permitirá evitar encontrarse en la siguiente ronda con el anfitrión Brasil, favorito para terminar en lo más alto del Grupo A.

Con el resultado de hoy, Holanda finalizó el Grupo B con nueve puntos, seguido de Chile con seis, España con tres y Australia sin puntos.

Con 62.996 espectadores presentes, al encuentro celebrado en una jornada templada en el Arena Corinthians de Sao Paulo ambas selecciones llegaban clasificadas después de haber derrotado a España y Australia.

El entrenador argentino Jorge Sampaoli decidió preservar a Arturo Vidal, una de las figuras del seleccionado sudamericano. El volante de Juventus tenía una tarjeta amarilla y de haber sido amonestado, no podría haber jugado los octavos de final.

Por el objetivo que ambos se planteaban, de antemano prometía ser un partido abierto y entretenido. Pero en los primeros 20 minutos lejos estuvieron de mostrarse como esos equipos caracterizados por plantear un juego ofensivo.

Sin un equipo con el control del encuentro, costó quebrar la monotonía de un desarrollo enredado en mitad de campo, con reiteradas faltas. El partido era táctico y milimétricamente estudiado.

A los 23 minutos, una jugada preparada de tiro de esquina pudo darle la ventaja a Chile. Un centro de Alexis Sánchez encontró solo a Felipe Gutiérrez, que de zurda lanzó enl envío por arriba del travesaño.

Levemente empezó a dominar Chile promediando la primera etapa, con Holanda esperando atrás y apelando a la velocidad de Arjen Robben.

Dirk Kuyt, habitualmente destinado al juego ofensivo, estuvo más preocupado por no descuidar el lateral izquierdo que por generar peligro en el arco contrario.

Sin el sancionado Robien Van Persie y con poca participación de Jeremain Lens, el ataque holandés casi que era una misión exclusiva del incisivo Robben.

Los “tulipanes” tuvieron la primera oportunidad tras un centro de Robben desde la derecha a los 33′ que Stefan de Vrij cabeceó al lado del palo derecho.

A los 39 y partiendo desde atrás de mitad de cancha, Robben imprimió velocidad y generó una de sus clásicas carreras de derecha a izquierda, pero desvió el remate a centímetros del arco de Claudio Bravo.

En la segunda mitad, una tribuna con mucho más color rojo que naranja trató de levantar a un equipo chileno que estaba lejos de ser el atrevido y punzante que se vio ante España y Australia.

Gutiérrez nunca pudo tomar las riendas en la mitad del campo y Sampaoli decidió colocar a Jean Beausejour. No obstante, los aficionados de la “Roja” coincidían en un grito, “¡Valdivia, Valdivia!”, en reclamo del volante de Palmeiras.

Fueron Robben y Sánchez los que intentaron algo más en los 20 minutos iniciales de la segunda parte. Movedizos, siempre veloces, buscaron penetrar las defensas que hasta allí se mostraban sólidas.

A ellos se les agregó el entusiasmo del ingresado Memphis Depay, una de las joyas de la cantera holandesa y clave en la victoria ante Australia al anotar el tercer gol.

Van Gaal acertó con los cambios, revolucionó un equipo estático y puso a Fer en reemplazo de Wesley Sneijder.

A los 77′, el volante del Norwich City fue el encargado de abrir la pizarra en el primer balón que tocó en el Mundial. Tras un centro desde la derecha, cruzó el cabezazo lejos de las manos de Bravo.

Ya en el cierre, el siempre inquieto Depay amplió la cuenta tras conectar en el área chica un centro de Robben. Van Gaal encontró el poder de fuego desde el banquillo.

Holanda espera ahora al segundo del Grupo A. A Chile, en tanto, posiblemente lo espere el anfitrión Brasil. Sería la tercera vez que se midan en octavos de final de un Mundial. Las otras dos, en Francia 1998 y Sudáfrica 2010, se saldaron con triunfo brasileño.

A %d blogueros les gusta esto: