web analytics
lunes , 18 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Histórica valoración de la mujer salvadoreña

Histórica valoración de la mujer salvadoreña

Carlos Girón S.

Podría decirse con toda propiedad y todo derecho, que la mujer salvadoreña de esta época ha sido, hoy en la actualidad, rescatada de la marginación, el olvido y hasta opresión de la que tradicionalmente había sido objeto, o más bien dicho, víctima de gobiernos anteriores, particularmente los cuatro de los arenosos.

Frente a eso, tanto la actual como la anterior administración gubernamental del FMLN ha hecho historia al poner en práctica políticas especialmente enfocadas a sacar del subdesarrollo y poner en alto a la mujer salvadoreña, no solo la del ámbito urbano, sino prioritariamente la del ámbito rural. Muchos miles de mujeres han dejado de ser simplemente campesinas, para transformarse en artesanas, micro empresarias, y cabezas de familia al generar ingresos para contribuir al sostén de la misma, a la par de sus esposos o compañeros de vida.

Gran parte de estos logros maravillosos se deben a la visión y tesonera labor de la creadora e impulsora del proyecto de Ciudad Mujer, Dra. Vanda Pignato –Primera Dama durante la gestión de Mauricio Funes- y quien ha sido reconocida internacionalmente por esta extraordinaria idea que ya ha sido tomada como ejemplo por otros gobiernos de países amigos, que de inmediato se han puesto a ejecutarlos.

Con los varios programas de Ciudad Mujer, miles y miles de mujeres gozan en lugares regionales estratégicos del territorio nacional, de una atención integral en aspectos de salud, han participado en numerosos programas de capacitación en una diversidad de oficios y artesanías, al grado que ellas se encuentran hoy en día en pleno logro de producción de productos agrícolas para consumo familiar y para comercializar.

Para más apoyo el Gobierno les instituyó el Banco de la Mujer, dotado de varios millones de dólares para facilitarles créditos de trabajo a bajísimos intereses, sin exigencias de mayores garantías. ¿Cuándo se había tenido una idea tan buena de apoyo a la mujer trabajadora de nuestro país en esta generación?

Y ese apoyo y los estímulos a ellas no termina allí. En las recientes semanas se han realizado otras faenas destinadas a beneficiarlas. El Centro de Tecnología Agropecuaria (CENTA) dio a conocer que un total de unas 13 mil mujeres trabajan en parcelas productivas con la asesoría de dicha institución. Según su Rendición de Cuentas, la producción comprende granos básicos, hortalizas, frutales y, aparte de ello, mujeres del campo también han aumentado su participación en un total de 189 municipios, que son atendidos por agencias del CENTA.

Todos estos son logros ya “en la bolsa”, fruto del trabajo que efectúa la presente administración. No son promesas para mañana.

Uno de los candidatos presidenciales multimillonarios anda hablando ahora de que quiere ser presidente para “hacer historia” –“Hagamos historia”, le dice a la gente con las que se anda mezclando, repartiendo besos, aquí y allá entre las mujeres queriendo hacerse simpático y atraer su voto.

Ellas, nuestras mujeres, no son bobas. Mentalmente quizá se dicen: “¡Huy! Lo que quizá quiere decir este señor es repetir la historia de los cuatro gobernantes mañosos anteriores a la llegada del Frente”. Por eso, ellas ya saben que no van a tirar al cesto su valioso sufragio para favorecer a un personaje desconocido, extranjero –apareció de la nada, de repente-, nacido fuera del país y de padres también foráneos, lo que de antemano lo descarta y le prohíbe pretender ser presidente de la República. Por esta razón, las autoridades del Tribunal Supremo Electoral debieron desde el principio invalidar su pre y su candidatura…

No lo han hecho hasta ahora, deben hacerlo de inmediato para no convertirse en violadores de la Constitución Política.

Otro de los candidatos presidenciales ha inventado el slogan de que “el cambio se logra con el trabajo”.

¿No será esto lo que han venido demostrando estos “gobiernos para el cambio”, como se promovieron en sus campañas electorales? El pueblo honesto reconoce que se ha cumplido tal propósito y que sigue cumpliéndolo, a pesar de todas las trabas, boicots y trampas de las fuerzas opositoras, que andan queriendo inventar nuevas historias –cuando estas ya están escritas…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: