web analytics
Miércoles , 20 Septiembre 2017
Inicio » Opiniones » Hay que luchar más

Hay que luchar más

Veniero Gaggio
venigag4@gmail.com

Un partido revolucionario es un partido que se propone de cambiar radicalmente las injustas relaciones económicas, no rx sociales y culturales existentes en un país, cialis eliminando la marginación de la grande mayoría de la población.

Y particularmente en América Latina, viagra donde las abismales desigualdades se asentaron ferozmente con la tragedia de tres siglos de colonia y esclavitud.

Obviamente, el 99 % de las/os militantes de tal partido, pertenecen a esa “grande mayoría” pobre de la población. Y, por lo tanto, hasta no lograr sus propósitos revolucionarios, no dispondrán de los recursos económicos necesarios para controlar los grandes medios de información (mejor dicho : de desinformación) masiva : TV, diarios, etc.

.La Historia de muchos países del mundo en las últimas décadas, nos enseña que solamente con grandes, masivas y propositivas luchas reivindicativas, aumenta la conciencia del pueblo y, por consecuencia, aumenta el apoyo electoral a un partido revolucionario (donde exista).

En aquellos países donde tales luchas hayan logrado llevar electoralmente a las fuerzas de izquierda al gobierno (*) las grandes, masivas y propositivas luchas reivindicativas no tendrían que menguar, ¡¡¡ tendrían que aumentar !!!

Porqué el pueblo, desinformado por los malos medios capitalistas, poco se fija en las buenas obras que el gobierno pueda realizar (**), poco escucha los discursos de sus dirigentes.

¡¡ Pero en grandes, masivas y propositivas luchas reivindicativas, sí se fija !!

Ahora bien : ¿ “reivindicativas” hacia quien ? ¡ No hacia el gobierno de izquierda, por supuesto !

Hacia quienes siguen deteniendo el poder económico, para que paguen mejores salarios, para que paguen más impuestos, para que se reduzcan las desigualdades, para que se repartan parte de sus tierras, para que, en lugar de sacar del país sus ganancias, las inviertan en nuevas actividades productivas, ofreciendo oportunidades de aprendizaje a decenas de miles de jóvenes pandilleros, etc., etc., etc.  (Podría sugerir decenas de objetivos reivindicativos).

Lo importante es luchar.  Hay que luchar más.  Las luchas tienen que ser articuladas pero coordinadas, por objetivos concretos y justos, apreciados por la mayoría de la población. (No luchas tontas, de grupitos de trabajadores que solamente persiguen sus intereses particulares).

Y las formas de lucha escogidas tienen que buscar la simpatía de la gente. (Recuerdo las “marchas blancas” salvadoreñas del 2002 – 2003, que impidieron la privatización del Seguro Social).

Si la población excluida y explotada lucha, las calles seguirán siendo suyas, no podrán surgir movimientos de protesta de capas medias “egoistas”, como (por ejemplo, pero no solamente) en estos días en Brasil.

Está bien que los partidos de izquierda, en los países donde gobiernan, llamen a sus militantes a manifestarse en defensa del gobierno. ¡¡¡ Pero no es suficiente !!!

Nota (*) : utilizo el plural porqué, en el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela está el grande partido de Hugo Chávez = PSUV, pero también el más pequeño Partido Comunista de Venezuela ; en el gobierno de Brasil está el grande partido de Lula = PT, pero también el más pequeño Partido Comunista do Brasil.

Nota (**) : en América Latina, el gasto público de un gobierno, por habitante, es actualmente (de promedio) una décima parte del gasto público de un gobierno europeo.      

                 

A %d blogueros les gusta esto: