web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Perspectivas » Gaza se ha convertido en un cementerio de niños
Gaza se ha convertido en un cementerio de niños

Gaza se ha convertido en un cementerio de niños

www.clarin.com

Los habitantes de Gaza se habían imaginado otro comienzo de la fiesta del Eid el Fitr muy distinto al de este lunes. El alto el fuego de 24 horas declarado el día anterior por Hamás hacía presagiar una fiesta en paz, look en la que las familias se visitan las unas a las otras y disfrutan de un horario y de una comida normales tras un mes de ayuno diurno. Pero el reinicio de las hostilidades hizo que el tradicional deseo del Eid Said (feliz fiesta) se transformara en un Eid Shahid (fiesta de los muertos).

“¡No puedo ni reconocer a mis propios hijos”, gritaba desesperado un palestino de mediana edad, mientras mostraba los cuerpos desmembrados de dos chicos y lloraba desconsoladamente mirando al cielo. El hombre, vecino del campo de refugiados de Shati no se podía creer lo que acababa de presenciar: una explosión en medio de la calle que se había llevado la vida de ocho niños de corta edad –entre ellos a dos de sus hijos– y había provocado heridas a otras cuarenta personas, según el ministerio de Sanidad palestino. El tío de uno de los chicos muertos tomaba a su difunto sobrino entre sus brazos y lloraba de impotencia. En el suelo varios charcos de sangre. Sobre uno de ellos una pistola de plástico, pues aparentemente los niños jugaban a soldados y milicianos en el momento en que fueron alcanzados.

Las familias de los otros jóvenes los amortajaron y colocaron sobre unas camillas con las que fueron paseados por el barrio. “Alá u–Akbar, Alá u–Akbar” (Alá es grande), exclamaban todos a una mientras avanzaban de forma apresurada camino del cementerio. No lejos de allí, en las inmediaciones del campo de Shati, tres militantes de una de las escisiones de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa fallecían tras recibir el impacto directo de un misil aire-tierra disparado probablemente desde un avión no tripulado (drone) contra el vehículo en el que circulaban. Un nuevo ejemplo de los llamados “asesinatos selectivos” de los líderes de las milicias palestinas.
El hecho de que hubiera dos ataques tan cercanos en el tiempo y en el espacio apunta a que ambos fueron obra del Ejército israelí, que reconoció el segundo pero negó el primero.

“Yo he visto un drone israelí sobrevolando la zona”, comentaba Jaled Thabet, un viandante. Sin embargo, el portavoz militar israelí aseguró que no había sido obra suya sino que se trataba de un cohete errático disparado por la Yihad Islámica que habría interrumpido su trayectoria y caído a tierra. Por su parte fuentes del Ministerio del Interior palestino aseguraron que el misil era de fabricación israelí. En el medio de las atribuciones de responsabilidad, la aviación israelí bombardeó la casa de Ismail Haniyeh, el más alto dirigente de Hamas en Gaza. Según afirmó su hijo Abed en un comunicado, su padre se hallaba en el campo de refugiados de Chati.

o que resulta más difícil de determinar es lo que ocurrió poco después en el hospital central de Shifa, donde se registró otra potente explosión, que no provocó muertos, pero sí varios heridos. “Han atacado el módulo del departamento de administración del hospital”, aseguró uno de los guardias mientras impedía la entrada a los periodistas. Este comportamiento dio pie a todo tipo de versiones sobre lo que habría ocurrido. Según el portavoz militar israelí, fue la deflagración prematura de un cohete que estaría ubicado dentro del recinto del hospital.
Pero también los israelíes tuvieron ayer que lamentar víctimas, después de que un mortero matara a cuatro soldados y un quinto fuera muerto por un francotirador. Así, desde el inicio de la ofensiva en Gaza el 8 de julio, ya murieron 1.092 palestinos mientras que el número de uniformados israelíes muertos llega a 48. Anoche, al cierre de esta edición, el Ejército israelí recrudecía sus bombardeos contra Rafah, al sur de la Franja de Gaza.

A %d blogueros les gusta esto: