web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » FMLN sus 35 años de vida, luchas y victorias

FMLN sus 35 años de vida, luchas y victorias

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

Felicitaciones a cada integrante del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional FMLN, buy cialis al cumplirse 35 años de fundación. Fueron hombres y mujeres del pueblo organizados en sus comunidades, for sale cooperativas, sindicatos, asociaciones, frentes estudiantiles, gremios profesionales y asociaciones campesinas, las que se percataban que la respuesta del régimen político a sus derechos, demandas y aspiraciones era la represión, explotación y fraudes electorales para imponer gobiernos  derechistas. Así se formó la convicción de luchar políticamente por un cambio, por la revolución que transforma y cambia; cinco organizaciones dan inicio a un solo frente de batalla, el FMLN.

El 10 de octubre de 1980, periodistas nacionales y de agencias internacionales fueron voluntariamente llevados a una casa aún desconocida en la ciudad capital para conocer una decisión de enorme trascendencia histórica, la voluntad de cinco organizaciones revolucionarias  de unirse para formar al FMLN. Fueron las Fuerzas Populares Farabundo Martí (FPL), el Partido Comunista de El Salvador (PCS), la Resistencia Nacional (RN – FARN), el Ejército Revolucionario del Pueblo (PRS – ERP) y el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC). Este último culmina su integración en diciembre al establecerse como organización estrictamente salvadoreña.

Antes en enero del mismo año, todas las organizaciones de masas se habían unido en la Coordinadora Revolucionaria de Masas CRM integrada por el Bloque Popular Revolucionario (BPR), la Unión Democrática Nacionalista (UDN), el FAPU, las Ligas Populares 28 de Febrero y el MPL, cada una de estas agrupaciones políticas tenían incidencia en alguna de las cinco organizaciones revolucionarias político militares que formaron el FMLN. En marzo de 1980 el Frente Democrático se integró con los partidos políticos opositores MNR (Movimiento Nacional Revolucionario), un grupo desprendido de la democracia cristiana, el MSP y el Movimiento Independiente de Profesionales y Técnicos (MIPTES), la CRM y el FD dieron origen al FDR (Frente Democrático Revolucionario) en el mes de abril.

La enorme ola de organización y lucha del pueblo crecía, los asesinatos cometidos por los cuerpos represivos, la persecución y destrucción de sindicatos no detuvo su auge y el surgimiento del FMLN en ese contexto representó un salto, la expresión más alta de la voluntad de vencer y hacer surgir  una sociedad diferente. El FMLN acrisoló esa voluntad popular del  pueblo, de su heroísmo y de su confianza en la victoria.

Fue enorme el sacrificio del pueblo y de la militancia a lo largo de 12 años de lucha revolucionaria  en la calle, con las armas, en la solidaridad de los pueblos, en las relaciones diplomáticas con gobiernos del mundo dieron  como resultado la firma de los Acuerdos de Paz con lo cual el Estado se refundó, la Fuerza Armada retomó un rol distinto, subordinado al poder civil, el FMLN dejó las armas y se organizó en partido político y a  pocos meses participó en las elecciones en 1994.

La presencia del FMLN cambió el régimen municipal y pronto ganamos el derecho de los gobiernos locales a tener una transferencia de los ingresos tributarios que con el FMLN en el Ejecutivo representa el 8%  de los tributos.

En la legislación se articuló la participación de la gente de modo de reforzar con sus demandas y opiniones el rol representativo de diputados y diputadas, los derechos pasaron a tener exigibilidad. Derechos de las mujeres, de los consumidores, de la juventud, el derecho ciudadano de los salvadoreños en el exterior; disponen de mecanismos de exigibilidad. Derechos no caridad, derechos no favores es la nueva comprensión que gana terreno con el FMLN en las alcaldías y en la Asamblea Legislativa.

Seis años de los 35 del FMLN hemos ejercido gobierno desde la Presidencia de la República y ha quedado demostrada la voluntad de orientar los recursos públicos en favor de quienes más lo necesitan. Se reduce la desigualdad, la pobreza, se impulsa la agricultura destruida por Arena, la familia  que manda sus hijos a la escuela pública, que requiere de hospitales públicos está siendo tratada como sujetos de derecho y tiene apoyo del Estado. La respuesta del conservadurismo y de los intereses de la oligarquía se expresa como esfuerzo de obstaculizar los avances y descrédito a  los logros. Allí está el desafío del FMLN y del pueblo hoy.

Avanzar requiere vencer en las nuevas circunstancias, hacerlo como homenaje a la memoria de los hombres y mujeres visionarios que comprendieron la importancia de la unidad de las fuerzas revolucionarias, de un partido fortalecido y unido al pueblo de todos esos sacrificios. A ellos y ellas nuestro reconocimiento y compromiso de hacer realidad la consigna que  el compañero Schafik Hándal nos enseñó: ¡LA LUCHA CONTINUA! ¡Felicidades FMLN!.

A %d blogueros les gusta esto: