web analytics
Jueves , 17 Agosto 2017
Inicio » Internacionales » FMI advierte sobre “volatilidad” en América Latina y pide reformas
FMI advierte sobre “volatilidad” en América Latina y pide reformas

FMI advierte sobre “volatilidad” en América Latina y pide reformas

Por Ramon Sahmkow
Washington/AFP

El Fondo Monetario Internacional prevé un escenario de “volatilidad” para las economías de América Latina en los próximos meses e insta a los países de la región a realizar reformas, tadalafil en un contexto de endurecimiento de la política monetaria estadounidense y caída del valor de las materias primas.

El organismo espera que las economías latinoamericanas se expandan en 2014 más de lo que lo hicieron el año anterior, pero advierte de todas maneras que “la volatilidad será un factor relevante en los próximos meses en los mercados desarrollados y los mercados emergentes”, dijo este jueves el director del FMI para la región, Alejandro Werner.

Según el funcionario, “el año empieza con sorpresas y mucha tensión en los movimientos en los mercados emergentes”, que se enfrentan a los impactos de la reciente decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y a una caída de los precios de las materias primas.

La Fed decidió el miércoles continuar con la reducción gradual de sus apoyos a la economía estadounidense.

Los inversores, que habían colocado fondos en los países emergentes aprovechando la liquidez abundante que había puesto en el mercado la Fed, comenzaron a retirarlos masivamente.

Como resultado de este factor y de problemas locales, las divisas de los mercados emergentes, entre ellos Turquía, India, Argentina y Sudáfrica, sufrieron fuertes caídas en las últimas jornadas.

A pesar de estas dificultades, el Fondo calcula que América Latina y el Caribe registrarán un crecimiento de 3% en 2014 contra un alza del PIB del 2,6% el año pasado.

“El aumento de la demanda mundial es un factor importante en esta ligera aceleración del crecimiento”, estimó Werner, en rueda de prensa en Washington.

La incertidumbre vinculada a las economías emergentes, sumada a las dudas sobre el crecimiento de China, deberían impulsar a los países latinoamericanos a prestar especial atención a los mercados financieros y a poner en marcha reformas estructurales en infraestructura, educación y mercado de trabajo, indicó Werner.

Según el experto, los ajustes permitirán enfocar las economías hacia la productividad, “que debería ser el motor que impulse un proceso futuro de crecimiento” en la región, inmersa en “un proceso gradual de desaceleración” luego de los hiperbólicos crecimientos de la última década.

Vientos del norte

La recuperación de Estados Unidos contrarrestará en alguna medida el impacto de la decisión de la Fed, especialmente en México, que experimentará un repunte de sus exportaciones manufactureras y una mejora de su demanda interna, en tanto los factores que frenaron la economía el año pasado “deberían desaparecer”, añadió Werner.

Los países del Caribe dependientes del turismo se beneficiarán también del repunte de la primera economía mundial.

Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay, los países más abiertos financieramente de Sudamérica a criterio del Fondo, registrarán un crecimiento moderado de 4% en conjunto, afectados por un debilitamiento de sus monedas y la disminución del valor de las materias primas.

El gigante brasileño enfrenta presiones inflacionarias y “cuellos de botella” en las inversiones, razones por las que el FMI redujo en 0,2 puntos su previsión de crecimiento para este año, a 2,3%.

Para el Fondo, el panorama es menos favorable en Argentina y Venezuela, que decidieron recientemente devaluar sus monedas para contrarrestar presiones sobre el mercado cambiario, pero mantienen un control estatal a las divisas.

El control de cambio “nunca es la medida que en el mediano plazo va a sostener un marco de política monetaria”, afirmó Werner.

Índice inflacionario de Argentina

El FMI hará en mayo el primer balance sobre las medidas que acordó con el gobierno de Argentina para que el país sudamericano mejore sus estadísticas económicas.

“Para marzo de este año deberíamos recibir un conjunto de información para hacer el primer balance e informarle al consejo (directorio) para el mes de mayo”, señaló Werner.

Argentina debe llevar adelante en los próximos 15 meses una serie de medidas específicas para reformar el modo en que mide la inflación el cuestionado Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), intervenido por el gobierno, y que provocó el año pasado una censura -la primera en la historia del FMI- contra el país suramericano.

Según consultoras privadas argentinas, la inflación -uno de los problemas económicos más graves del país, junto a la caída de las reservas- es tres veces mayor a lo informado por el gobierno y ronda el 30% anual.

A %d blogueros les gusta esto: