web analytics
sábado , 25 noviembre 2017
Inicio » Editorial » Flores dejó más sospechas que aclaraciones
Flores dejó  más sospechas  que aclaraciones

Flores dejó más sospechas que aclaraciones

El principal asesor de la fórmula presidencial de ARENA, tadalafil el ex presidente de la República Francisco Flores Pérez, help compareció ayer ante la Asamblea Legislativa para explicar el destino de una ayuda  millonaria de Taiwán, que si bien aceptó que recibió varios cheques a su nombre, de parte  del Presidente de Taiwanés, Lee Teng-Hui, por varios millones de dólares, negó la donación de los diez millones de dólares que denunció el Presidente de la República Mauricio Funes.

Flores, no obstante, aceptó que había recibido entre 15 o 20 millones de dólares, pero “no los diez millones” que motivaron a la Asamblea Legislativa la formación de una Comisión Especial para investigar los diez millones de dólares.

Flores no pudo explicar donde o como cambió los cheques que venían a su nombre, solo se limitó a decir que los “entregó a los destinatarios”.

Y cuando habló de esos “destinatarios” lo hizo de forma general y nada convincente. Por ejemplo, dijo que parte del dinero lo entregó a entidades regionales para combatir los carteles de Colombia, sin que, por supuesto, se comprometiera a presentar las pruebas.

Hoy, la ciudadanía puede entender por qué ARENA “Quiere recuperar a El Salvador.

El dinero también lo entregó a los “jefes policiales” para que pagaran a informantes para combatir a bandas de secuestradores o para atacar a las pandillas.

Flores, en algún momento, quiso pasarse de listo ante los y las diputadas de la Comisión, al mostrar extrañeza de la investigación, dado que ni en Taiwán ni en Estados Unidos hay una investigación contra él, por lo tanto, se pudo intuir que en El Salvador tampoco debería haber una investigación contra él.

La estrategia que llevaba Flores era negar la donación de los diez millones que motivaron la investigación en la Asamblea Legislativa, independientemente de que aceptó que pudo haber recibido entre 15 y 20 millones de ayuda, en cheques a título personal, y por el otro, que ese dinero lo entregó a los destinatarios.

El cinismo de Flores, al aceptar que recibió fondos, y que no los depositó a ninguna cuenta del Estado, y por ende, no fueron fiscalizados, lo extrapoló al pretender anteponer su palabra, a las pruebas, dado que no podía presentarlas.

Flores quiso dejar asentado entre los y las integrantes de la Comisión,  que su palabra era suficiente para aceptar los destinos de la ayuda.

Si Francisco Flores iba convencido que manejaría a su antojo a la Comisión, la sensación que dejó, gracias a que sus declaraciones fueron transmitidas por los medios de la Asamblea Legislativa y Radio Nacional de El Salvador, es que la sospecha de la corrupción en su Gobierno fue una realidad, y que lo de los diez millones de Taiwán es apenas la punta del iceberg.

Hoy, la ciudadanía puede entender por qué ARENA “Quiere recuperar a El Salvador”.

Un comentario

  1. Al final, como todos los políticos corruptos, saldrá con la muletilla, que su situacion es pura persecución política.
    Ojala se llegue a sentar un precedente y El Salvador emule a Guatemala y Costa Rica, en eso de echarle el guante a tanto presidentes cleptómanos, que han abundado en las presidencias de las naciones centroamericanas.

A %d blogueros les gusta esto: