web analytics
miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » ¿Fiscal electorero?

¿Fiscal electorero?

@arpassv

El Fiscal General de la República, cialis Luis Martínez, treat declaró ayer que investigará al ex presidente Francisco Flores hasta después de las elecciones del 9 de marzo próximo, alegando que de hacerlo en este momento el caso sería contaminado por intereses político-electorales.

Dicha justificación coincide con el discurso de campaña proselitista de ARENA, referido a que las acusaciones de corrupción contra el ex gobernante arenero responden a una estrategia electoral montada por el Presidente Mauricio Funes y el FMLN.

En tal sentido, el Fiscal Martínez refuerza la sospecha de varias organizaciones sociales: la existencia de una estrategia dilatoria tendiente a no perjudicar electoralmente a ARENA y lograr la prescripción de los delitos de corrupción que se le achacan al ex presidente Flores.

Tal sospecha se refuerza al revisar la relación de larga data que el Fiscal General y el ex gobernante arenero han tenido. Según publica el semanario digital El Faro, Luis Martínez y Francisco Flores han mantenido vínculos laborales y empresariales desde 1995.

El Faro detalla que, entre 1995 y 2001, Martínez escrituró varias ventas de inmuebles de Flores y que, en 1999 y 2004, el ahora Fiscal presentó las declaraciones patrimoniales del ex presidente que le exigía la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia.

El semanario digital señala, además, que tras la salida de Flores de la Presidencia, Martínez administró una empresa junto a la ex primera dama Lourdes de Flores y realizó trabajos notariales para una inmobiliaria vinculada a los hijos del ex gobernante.

Por eso es pertinente la petición de las organizaciones sociales de que Luis Martínez se aparte del caso y designe a la Fiscal Adjunta. Las relaciones laborales y empresariales de casi dos décadas, más la negativa actual de procesarlo, refuerzan la sospecha de que el Fiscal General busca la impunidad del ex presidente.

Y, con sus declaraciones de ayer, el Fiscal General también alimenta la sospecha de que actúa en función de los intereses electorales de ARENA, partido que redujo sus posibilidades electores debido al escándalo de corrupción del ex presidente Flores.

Si no cambia de actitud, el Fiscal Martínez enfrentará la presión creciente de las organizaciones sociales que llegarán hasta las últimas consecuencias: pedir el antejuicio para su destitución en la Asamblea Legislativa.

A %d blogueros les gusta esto: