web analytics
Viernes , 22 Septiembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Filosofía náhuat pipil

Filosofía náhuat pipil

@caralvasalvador

@caralvasalvador

Intimissimun
caralvá
fundador

Es necesario que distingamos que el lenguaje: “conjunto sistemático de signos que permite la comunicación verbal”, decease tiene especialidades en las diversas acciones humanas, sildenafil anotemos por ejemplo: el lenguaje binario con el cual se escribe un programa de computadora, además puede considerarse un conjunto de señales que dan a entender una cosa. Si estos elementos son aceptados, los conceptos en variantes de cultura e historia presuponen elementos de difícil construcción, no obstante aceptemos que el lenguaje debe tener sentido al expresar hechos objetivos u objetos reales. No es mi propósito exponer los laberintos del lenguaje, ni la prisión que contiene cada concepto, asumiré entonces que el Lenguaje es Historia y eso significa unido a la sociedad. En esta misma vertiente el libro: “Indígenas, cuerpo y sexualidad en la literatura salvadoreña” de Rafael Lara-Martínez, contiene una referencia de nuestro tema: “El idioma pipil nos conduce de una codificación particular del mundo a la experiencia de lo vivido o, en sentido contrario, de la experiencia que encarna en el cuerpo humano se asciende a la abstracción del pensamiento filosófico” (pág.121), ese idioma entonces presupone una conciencia social a la cual podemos agregar un horizonte histórico con memoria, recuerdos, experiencias que en su momento ocuparon los pipiles, a pesar que algunos pueden considerar que existe “distancia” entre las palabras y los hechos.  De cualquier manera, el lenguaje encierra la consciencia de los pueblos en su temporalidad, junto a su visión de libertad, esa conquista trascendente vence al inframundo, para conquistar las estrellas. En el citado texto se enuncia: “La conversión de los dedos en número se acompaña de una red de símbolos que transforma lo concreto en abstracto, lo tangible en imaginario. Los dedos o maapipil –los hijos de la mano- se corresponden a cinco mazorcas. En su anhelo utópico atrapan una estrella distante, compuesta también en forma de pentágono. De lo que se mantiene como tangible, la mano y sus retoños, el cuerpo humano se proyecta hacia la agricultura, la mazorca de maíz, hasta culminar en la astronomía, la estrella más distante, también llamada maapipil”(pág 121).  Por una extraña coincidencia, el pasado 10 de enero de 2014, la NASA anunció una nebulosa a la cual denominó: “La Mano de Dios”, ubicada a 17 mil años luz de la tierra, con una imagen muy parecida al relato enunciado… es paradójico que la utopía se convierta en realidad, así como la filosofía atrapa la realidad sin necesidad de tiempo.

A %d blogueros les gusta esto: