web analytics
lunes , 25 septiembre 2017

Excelencia

Caralva?

Caralvá
Fundador
Suplemento Tres mil

Areté significa en griego excelencia, view generic un concepto que reúne diferentes cualidades según los autores, medical este concepto está asociado también a principios religiosos, militares, filosóficos etc., la excelencia es un reconocimiento público. Interesa para nuestro estudio el platonismo negativo (diferente a la metafísica), que es en pocas palabras el cuido del alma (el ser histórico), aceptar la herencia de aquellos pensadores en este mundo materialista. Así el encuentro con del Hombre Areté, o Mujer Areté reside en el conocimiento interior, el autoconocimiento. Al mencionar estos conceptos tenemos la impresión que son objetos arqueológicos, horizontes arcaicos, basura intelectual etc., puesto que en pleno Siglo XXI se desprecia el autoconocimiento, ahora vivimos en una realidad plagada de ciberespacio, informática, medios de comunicación, la abstracción de la humanidad en ese universo de la “realidad virtual”. La totalidad de la ciencia elimina la consciencia individual, de igual forma la ideología, la religión, la economía,  que excluyen la visión del autoconocimiento, así el camino hacia la excelencia se asila en pocas personas.
Los caminos del mundo occidental han olvidado algunos principios de las antiguas humanidades, puesto que: el bien, verdad, belleza, Ser etc., han cambiado durante siglos, estos cambios acontecen según la evolución de la humanidad en la conquista de los derechos humanos, así como los modelos sociales (esclavista, feudal, capitalista, socialista etc), no obstante en cada persona reside en esencia los puntos cardinales de: “sacrificio y libertad”, los cuales dan sentido a la vida, en general éstos últimos conducen a la excelencia.
La excelencia tiene mucho que ver con estos principios, las personas ejercen una libertad de conocimiento y práctica, en cada acción de sus vidas, así es el ejemplo de muchos héroes como Nelson Mandela, Martin Luther King, etc., ellos a pesar de todos los criterios en contra de su tiempo, trabajaban en una libertad negativa para la mayoría de sus contemporáneos, pero el tiempo les da la razón, son visionarios de su propio universo interno y lo comunican. Sócrates –refiere Platón- que las cualidades esenciales son: Justicia, Prudencia, Valor y Templanza, que en siglos posteriores dieron origen a las denominadas: virtudes cardinales, no obstante el conjunto de ellas puede calificarse de excelencia. La discusión puede ampliarse en el sentido si este criterio se adquiere o es una opción personal, la realidad nos brinda las respuestas, las personas excelentes son tan escasas como encontrar oro en las calles de la ciudad, pero ellas tienen el don de ganar lealtades.
Los antiguos relatos nos muestran que el ejercicio de los buenos hábitos, se convierte en virtud, son cotidianos en muchos seres luminosos, conste que esto no es un libro de catecismo, es el ente de las personas visible en sus vidas.  En ocasiones las personas excelentes tienen actitudes ilógicas para el resto de la sociedad, quizás porque sus renuncias a los premios, honores, títulos, etc., no son sus objetivos, de tal manera han construido su universo que parecen alimentarse de otra fuerza filosófica que riñe con nuestro mundo.

A %d blogueros les gusta esto: