web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » Everest adrenalina en lo más alto con Jake Gyllenhaal
Everest adrenalina en lo más alto con Jake Gyllenhaal

Everest adrenalina en lo más alto con Jake Gyllenhaal

Liliana Martínez-Scarpellini
LOS ÁNGELES (dpa)

Las películas basadas en hechos reales suelen atraer al público en masa, buy viagra prescription y “Everest” no sólo lleva por título la montaña más famosa del mundo, mind sino que además cuenta con un reparto de lujo liderado por Jake Gyllenhaal.

Casi 20 años han pasado desde la tragedia que ha inspirado esta cinta del islandés de padre español Baltasar Kormakur, malady un drama en el pico más alto del Himalaya que se cobró la vida de ocho alpinistas atrapados por una terrible tormenta.

Jake GyllenhaalLa adaptación de la historia es de William Nicholson y Simon Beaufroy, guionistas de una cinta protagonizada por Gylenhaal, que encarna a Scott Fischer, y Jason Clarke, que se mete en la piel de Rob Hall. Completan el estelar reparto Josh Brolin, Sam Worthington, Robin Wright, Emily Watson y Keira Knightley.

Pese a centrarse en “el techo del mundo”, el rodaje de este filme que la semana pasada abrió el telón del Festival de Venecia transcurrió en gran parte en los Alpes italianos y en el Tirol austríaco, cuya junta regional puso un millón de dólares sobre la mesa para que la película se rodara parcialmente allí.

Aún así, también se filmó durante un mes en Nepal, con tomas rodadas en Katmandú, la capital, y el campamento base del Everest que aún sirve de inicio para muchas expediciones que tratan de llegar hasta la cima más importante del planeta, con 8.850 metros de altitud.

everestPero antes de alcanzar semejantes cotas, tanto Gyllenhaal como Clarke estuvieron practicando montañismo en los cerros de Santa Mónica, a fin de ambientarse para un rodaje exigente en la parte física. Nada que ver, en realidad, con lo que proyecta el filme de Kormakur, de una intensidad emocional que hace que el espectador permanezca angustiado casi toda la película, imaginando la sensación de estar en una montaña como esa, a una altura de crucero para muchos aviones, sin apenas oxígeno y con un frío de impresión.

“Fue un papel terapeútico para mí”, dice Gyllehaal, que se sintió atraído por el proyecto por ser algo muy distinto a todo lo que había hecho hasta ahora. “Me aportó mucho, y me hizo sentirme muy unido al grupo porque pasamos mucho tiempo juntos, hablando fuera del rodaje sobre multitud de temas porque filmando casi no podíamos oírnos unos a otros”.

En cuando a los grupos de escaladores en los que se centra la película, recuerda que “tenían dos estilos diferentes. Estaba claro que iban a chocar en algún momento, aunque lo fascinante es que al final hicieron equipo para poder llegar hasta lo más alto de la montaña”.

El actor de 34 años dice que se encontró con los hijos de Fischer para entender mejor la situación y al personaje. Cuenta que hablaban de ir a Nepal y de su amor total por las montañas. “Su actitud era la de un hombre que no tenía miedo a la muerte y eso le mantuvo muy positivo durante gran parte de su vida, incluso cuando estaba escalando. Ya lo dice mi personaje durante la película: No es la altitud sino la actitud lo que cuenta”.

A %d blogueros les gusta esto: