web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Europa se moviliza para atender a migrantes
Europa se moviliza para atender a migrantes
Migrantes en el puerto italiano de Augusta después de su rescate. (Foto Francesco Malavolta/IOM)

Europa se moviliza para atender a migrantes

Por Katy Lee/Yannick Pasquet/Mitilene/Berlín/AFP/PL

Nuevas tensiones surgieron el lunes por la noche entre migrantes y la policía en la isla griega de Lesbos, donde la situación está “a punto de explotar”, en un contexto de movilización europea para resolver la crisis migratoria.

Los agentes, equipados con porras, intentaban controlar una muchedumbre de unos 2.500 migrantes, que esperaban para poder embarcar en un ferri rumbo a Atenas, fletado especialmente por el gobierno griego.

Al grito de “Atrás”, los policías ayudados por los guardacostas tuvieron dificultades para contener a los migrantes, quienes empujaban hacia delante con el objetivo de subir a la embarcación para continuar su viaje hacia el oeste de Europa.

“He permanecido aquí ocho días, nueve días, ya ni me acuerdo”, declaró Aleddin, un estudiante de ingeniería que quiere reunirse con su hermano en Alemania. “Algunos están aquí desde hace 14 o 15 días”.

Según las autoridades griegas, “la situación está a punto de explotar” en esta isla del mar Egeo de 85.000 habitantes, próxima a las costas turcas, por la presencia de “entre 15.000 y 17.000 refugiados”.

Desde comienzos de año, 366.402 personas han llegado a Europa por el Mediterráneo, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Otras 2.800 murieron o desaparecieron en su intento de alcanzar las costas europeas.

Según el enviado especial de la ONU en Siria, Staffan de Mistura, miles de nuevos refugiados sirios podrían querer viajar a Europa a consecuencia de la guerra civil en su país.

Las escenas de caos en toda Europa han puesto de relieve las dificultades de los gobiernos para controlar la llegada de miles de personas que huyen de la guerra y la miseria desde Oriente Medio y África.

Varados en Lesbos

“Llevó aquí ocho, nueve días, ni siquiera lo sé”, afirma Aleddin, un estudiante de ingeniería bloqueado en Lesbos y que intenta llegar a Alemania para reunirse con su hermano. “Algunos llevan aquí 14 o 15 días, al gobierno [griego] no le importa”, asegura.

El lunes, pocas horas después de que 61 personas fueran rescatadas frente a las costas de esta isla de 85.000 habitantes, el ministro griego de política migratoria, Iannis Mouzalas, reconoció que Lesbos está “a punto de explotar”.

Por su parte el líder del partido conservador griego Nueva Democracia, Evangelos Meimarakis, que podría volver al poder tras las elecciones anticipadas del 20 de setiembre, dijo que el país tendría que reforzar sus fronteras para evitar un efecto llamada.

En Libia, los guardacostas rescataron a 120 personas que iban en un bote neumático, con lo que ya son 366.402 las personas que este año han intentado cruzar el Mediterráneo, la mitad de ellos sirios, según cifras de la ONU.

En el frente político, los países de la UE están divididos sobre como responder a la crisis y la canciller alemana aseguró este martes que la propuesta del presidente de la Comisión Europea para acoger a 120.000 refugiados en los países del bloque es sólo “un primer paso” porque el número de refugiados es muy variable.

“La ola de migración no es un incidente aislado sino el principio de un éxodo real, lo que significa que tendremos que tratar con este problema en los próximos años”, aseguró el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk.

Movilización europea

Ante esta crisis migratoria, Europa empieza a movilizarse, máxime cuando la presión para los dirigentes europeos aumenta tras una llegada récord de migrantes durante el fin de semana a Alemania.

“Lo que vivimos ahora es algo que nos seguirá ocupando los próximos años, nos cambiará, y queremos que el cambio sea positivo y pensamos que podemos lograrlo”, declaró la canciller alemana, Angela Merkel, quien anunció una partida de 6.000 millones de euros para mejorar la atención y la integración de los refugiados en 2016.

Berlín estima que unas 800.000 personas solicitarán asilo en su país en 2015.

El primer ministro británico, David Cameron, confirmó que su país estaba dispuesto a acoger a 20.000 refugiados sirios durante los próximos cinco años, mientras que Francia se comprometió a acoger a 24.000 refugiados en los dos próximos años, en el marco de un plan de la Unión Europea.

Si no hay una política conjunta, vamos hacia el “final de Schengen”, advirtió el presidente francés, François Hollande, en referencia al espacio de libre circulación que rige en Europa.

La Comisión propondrá el miércoles ante el parlamento europeo repartir 120.000 refugiados en los dos próximos años. Esta propuesta se añade a la reinstalación de otros 40.000 migrantes anunciada en mayo, y que solo afectaba a los que se hallaban en Italia y Grecia.

De esos 120.000, la UE quiere que Francia, Alemania y España reciban a 71.305 solicitantes de asilo. De esa manera, Alemania acogería a 31.443 de los demandantes que llegaron a Italia, Grecia y Hungría, es decir el 26,2%, mientras que Francia recibiría a 24.931 (20%) y España 14.931 (12,4%).

Este sistema de cuotas no gusta a todo los países europeos, en particular en el este. Viktor Orban, primer ministro de Hungría, consideró el lunes prematuro debatir sobre el sistema de cuotas mientras el flujo de migrantes no esté controlado.

Fuera de Europa, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó que se gestione la recepción de 20.000 refugiados sirios y Brasil y Chile también se comprometieron a albergarlos.

En Uruguay, los refugiados sirios acogidos en 2014 exigieron al gobierno abandonar el país por el elevado costo de la vida.

‘Refugees welcome!’

Tras la llegada durante el fin de semana de 20.000 migrantes a Alemania, unos 3.000 más llegaron durante la tarde del lunes a territorio alemán.

En Hungría, cientos marcharon por una autovía en sentido contrario rumbo a Budapest, antes de aceptar su traslado a un centro de acogida.

Al mismo tiempo, la marina italiana desembarcó en Sicilia los cuerpos de 60 inmigrantes que murieron en abril en el naufragio de una embarcación en la que perecieron 800 personas. Hasta ahora se han podido recuperar 118 cadáveres.

Centenares de voluntarios se congregaron el fin de semana en las estaciones de tren alemanas para entregar a los refugiados agua o comida, con pancartas en las que se podía leer “Refugees welcome!” (“Refugiados bienvenidos”).

En Madrid, la alcaldesa de izquierda, Manuela Carmena, desplegó en la sede del ayuntamiento una pancarta de ocho metros con el mismo mensaje y además se comprometió a destinar 10 millones de euros para acoger a refugiados a partir de 2016.

Culpa de Estados Unidos

Los socialistas alemanes exigieron a los Estados Unidos una corresponsabilidad para enfrentar la crisis migratoria en Europa.

“Gobiernos occidentales bajo el liderazgo de los Estados Unidos han desestabilizado a regiones enteras haciendo posible e instrumentalizando políticamente el surgimiento de organizaciones terroristas”, según un documento partidista.

El escrito fue presentado por los dos jefes designados de la bancada del Partido de la Izquierda (Die Linke) en el Parlamento alemán, Sahra Wagennecht y Dietmar Bartsch.

Según los diputados socialistas, “bandas asesinas” como es llamado el Estado Islámico (EI) recibieron apoyo en forma de dinero y armas por parte de países aliados de Alemania.

Gracias a eso, “millones de personas sufrieron las consecuencias de brutales guerra y guerras civiles”, señala el documento al cual tuvo acceso Prensa Latina.

A la par, Wagennecht y Bartsch pronosticaron un aumento del número de refugiados en Europa procedentes de regiones en guerra o conflicto.

Para mejorar la situación de las personas en sus países de origen, se necesita “un cambio de rumbo en la política dominante”, agregan.

“Quien convierte al Medio Oriente en un verdadero foco de incendio a través de guerras, terror con drones armados, exportaciones de armas y medidas de desestabilización, también tiene la responsabilidad cuando millones de personas abandonan sus países”, subrayan.

Si el gobierno alemán tuviera un mínimo de credibilidad, exigiría de los Estados Unidos por lo menos la devolución de una parte de los costos para solucionar la crisis de migración, añaden.

Mientras medios alemanes trataron de escandalizar la posición antinorteamericana, la mayoría de los usuarios en Internet apoyaron las declaraciones de los socialistas.

“Terrorismo y guerra solo terminarán si el resto del mundo crea una alianza contra la política belicista de los norteamericanos”, comentó “Saturn” en la pagina austriaca krone.at.

Mientras, el usuario “kurpfaelzer54” añadió en la página alemana Spiegel Online: “A pesar de que no comparto todas las posiciones de estos diputados, en este caso estoy de acuerdo, pues el expresidentes (Gerorge W.) Bush y Obama tienen, sin dada, la responsabilidad del dilema actual.”

A %d blogueros les gusta esto: