web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Estafas piramidales en Chile defraudaron 287 millones de dólares

Estafas piramidales en Chile defraudaron 287 millones de dólares

Santiago de Chile/dpa

La Policía chilena informó que el monto de dinero defraudado en las estafas piramidales efectuadas en el país hasta fines de 2016 alcanzó al equivalente a 287 millones de dólares y afectó a 10.527 personas, reveló hoy la edición del diario “La Tercera”.

El prefecto Hugo Pérez, jefe nacional de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones, detalló la indagación sobre 12 empresas que usaron el denominado Esquema Ponzi, que consiste en que las ganancias de los primeros inversionistas se obtienen del dinero que depositan los nuevos clientes.

Estas empresas ofrecen por los depósitos en dinero intereses mucho más altos que los bancarios.

Dos de los principales inculpados por este tipo delito que utiliza un sistema de inversión fraudulento o sin respaldo huyeron de Chile cuando sus operaciones fueron descubiertas tras la denuncia de cientos de clientes engañados. A éstos no se les devolvió ni sus dineros ni los prometidos intereses.

Ambos inculpados están detenidos y se enfrentan a peticiones de extradición tramitados por la Justicia chilena.

Uno de ellos es el ingeniero comercial Rafael Garay, quien se encuentra en Rumania y se habría apropiado de 2,8 millones de dólares de 38 víctimas. El segundo es Alberto Chang, que vive en Malta y de quien se indagaba un supuesto fraude por 100 millones de dólares.

El prefecto Pérez indicó que 2016 “fue un año intenso para el área económica en las investigaciones de alta complejidad (…) Las estafas piramidales fueron una pauta importante dentro de las investigaciones que llevó el área, junto a los fiscales”.

Al hacer un balance sobre los casos presentados durante 2016, el jefe policial explicó que los autores de estos presuntos engaños “eran personas con mucho convencimiento, que ofrecían atractivas ganancias con el fin de captar inversionistas”.

“Según el segmento en que se desempeñaban, era la cantidad de dinero que se defraudó. Hubo montos bastante variables en cada una de las investigaciones que se realizaron”, indicó.

Según el director ejecutivo de la Fundación Ciudadano Seguro, David Rozowski, “estos ilícitos se dispararon en cuanto al alto valor de lo defraudado y lo invertido por las víctimas”.

“Este año que pasó se invirtió más, y también estos delincuentes montaron empresas más profesionales para engañar a la gente”, aseveró.

A %d blogueros les gusta esto: