Archivo     |   Búsqueda    |   DiarioCoLatino FB    |  DiarioCoLatino Twitter

DiarioCoLatino.com
El Salvador, Miércoles 22 de Octubre de 2014
Última actualización : 6/21:20 h.

Sábado, 15 de Junio de 2013 / 08:15 h

Adultos mayores: entre los recuerdos y el olvido

  Versión para Imprimir

Alejandra Gómez atiende a Toñita, una de las mujeres de la tercera edad atendidas en el hogar de ancianos Sara Zaldívar.



Laura Bernal
Redacción Diario Co Latino

A José Luis Trejo todos lo recuerdan, menos su familia. Con una colorida bolsa sobre su cabizbajo hombro lleva consigo un par de sandalias que le regalaron por el día del padre. Salió muy tarde del hospital Rosales, donde es atendido por una úlcera en su tobillo izquierdo. A penas apoya su pie, pero recorre cada día los pasillos del Centro de Atención para Ancianos «Sara Zaldívar»: Su segundo hogar.
No llegó porque quiso, dice, su familia lo dejó sobre una incómoda cama del Hospital Nacional de Ahuachapán, con la promesa de regresar, pero el viaje no incluyó un pasaje de regreso. En tan solo cuatro meses, Trejo enlistó las largas filas de pacientes abandonados en aquel sanatorio. La mayoría, adultos mayores.
El panorama fue complicado. Con una alta demanda de pacientes por ingresar y sin contacto alguno, no hubo otro remedio para el Hospital que llamar al Juzgado de Familia para su traslado a un centro de atención a adultos mayores.
Fue así como llegó. Trejo no sabe nada al respecto. Recuerda que llegó en mayo de 2012, con 68 años, a su nuevo hogar. Sabe que su familia lo olvidó.  Pero no los culpa. Desde que su enfermedad le imposibilitó trabajar se convirtió en una mantenido, dice.
Pero, sobre una descolorida banca del asilo, Trejo olvida por un momento su abandono. Recuerda muy bien sus años mozos. Es padre de cuatro hijos. Dos mujeres y dos hombres. Nunca se casó.
Como muchos hombres de su época, reitera, prefirió disfrutar en lugar de “amarrarse”. Pero fue un padre responsable. Lo que sus hijos  no fueron con él, dice entre desconsuelos.
Poco sabe que hoy se celebra el día mundial contra el abuso y maltrato del adulto mayor. Poco sabe que la ONU  lo decretó desde 2006 para concienciar a la población sobre el respeto a sus derechos. Al fin y al cabo, de qué le sirve, dice. Su familia lo abandonó.
Sin un centavo en su bolsillo, recuerda cuando arar la tierra le entregó el sustento para mantener a su familia. A sus compañeras de vida, de quienes no supo nada más.
Lleva siete meses en el asilo, según las cuentas del personal médico. Seis menos de lo que supone. Cada semana visita el Rosales para el control de su úlcera. Está contento por su recuperación, pero las medicinas no han logrado olvidar el momento en que se convirtió en un utensilio sin valor para su familia.
Trejo, sin embargo, no está solo. Lo acompañan 228 adultos mayores ingresados en el centro asistencial. Cada historia. Cada vida presa sobre las rejas del olvido de quienes un día dependieron de ellos.
La cifra de ingresados ha aumentado con respecto al 2009, cuando el asilo sólo contaba con 168 miembros, afirma Claudia Barahona, directora del Centro Sara Zaldívar.
Sólo en los primeros seis meses de este año, el asilo ha recibido 17 nuevos expedientes, de éstos, uno provenientes de juzgados, como Trejo, y cinco de la Policía Nacional Civil. Ambas instituciones encargadas del proceso de investigación previo al ingreso.
De encontrar pruebas de su maltrato u abandono, explica Barahona, los castigos pueden ir desde un mes sin goce de salario para el familiar o la destitución de su trabajo, en casos graves.
Para esto, desde enero de 2002, la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó la Ley de Atención Integral para la Persona Adulta Mayor, ejecutada a través de su Consejo Nacional, instancia conformada por ministerios, instituciones, corporaciones, asociaciones y fundaciones.
El Consejo Nacional se ha convertido en la herramienta más eficaz para la promoción del respeto a los derechos de los adultos mayores desde los diversos sectores del país.
Sin embargo, para Jennifer Soundy, directora del área de adulto mayor de la Secretaria de Inclusión Social, una de las principales trabas para mejorar las condiciones de vida de este sector es la falta de responsabilidad de parte de las instituciones y la discriminación de la sociedad misma hacia los mayores.
Barahona, por su parte, admite que es necesario fomentar la solidaridad intergeneracional en escuelas y colegios. “Ellos por su mismo abandono social tienen su autoestima baja, incluso estados depresivos”, señaló la especialista.
El asilo Sara Zaldívar es uno de los dos centros de atención nacional del país. Su demanda, por lo tanto, es más alta que su presupuesto. Pese a recibir ayuda estatal, dice Barahona, las necesidades son muchas.
Víveres, frazadas, gorros, calcetines, medicamentos están en la lista, “estamos haciendo una campaña para contrarrestar esa situación, grupo promotor de atención gerentológica para las comunidades y sensibilización  niños y escuelas de centros escolares”.
Trejo no está solo. Pero así se siente. Ve pasar las horas lentamente. Camina sobre los pasillos de aquel lugar. Sus amigos lo acompañan. Cada historia. Cada vida, “un día regresaré de donde vine. De mi casa, en Atiquizaya, en las Lomas de Alarcón. Del lugar donde nunca debí salir”, suspira.

  Versión para Imprimir


Nacionales

15/18:03 | Prevén incremento de olas en costas salvadoreñas debido a sismo

15/10:01 | Mandatario insta a Fiscal a trabajar de la mano con la GEA para reducir las extorsiones

15/08:19 | Protección Civil decreta alerta naranja en zona del volcán Chaparrastique

15/08:19 | Representante de la ONU hace un llamado para erradicar la violencia contra la niñez y la adolescencia

15/08:15 | Autoridades y organizaciones de Salud conmemoran el Día del Donante Altruista

15/08:15 | Juzgado ordena detención para hombre que quemó a su compañera de vida

15/08:15 | Presidente Funes entrega con observaciones propuesta de incremento al salario mínimo