Archivo     |   Búsqueda    |   DiarioCoLatino FB    |  DiarioCoLatino Twitter

DiarioCoLatino.com
El Salvador, Sábado 23 de Agosto de 2014
Última actualización : 30/10:51 h.

Lunes, 14 de Enero de 2013 / 08:02 h

Una gran victoria de los vendedores informales

  Versión para Imprimir

Los vendedores que en dos ocasiones fueron desalojados violentamente por órdenes del alcalde Norman Quijano, candidato presidencial del partido ARENA, lograron finalmente que la comuna capitalina les permitan seguir comerciando sus productos en las calles desalojadas.
Como ya se ha denunciado anteriormente, Quijano mandó a destartalar los puestos que los vendedores tenían en las aceras y calles del Centro Histórico y en la misma Plaza Hula Hula, e intentó impedir que los vendedores realizaran sus transacciones comerciales en la zona, para ello, destinó a la mayor cantidad de agentes metropolitanos en el lugar.
Pero, ante la necesidad de llevar el pan diario a sus hogares, y ante la falta de Fuentes de trabajo, los vendedores llevaban sus productos a los lugares desalojados para comerciarlos, pese al asedio policial municipal. A Quijano no le quedó otra opción que permitirles sus ventas para el periodo navideño.
El uno de enero volvió a desalojarlos, pero, una vez más, los vendedores, pese a la presencia de los policías municipales continuaron vendiendo en las calles, mientras otros hacían gestiones para un permiso oficial.
Se ha sabido, que la comuna capitalina ha permitido las ventas en los lugares desalojados en la víspera de la Navidad, pero, con ciertas restricciones. Entre estas, que no construyan estructuras en la acera y que al retirarse a sus hogares se lleven sus ventas. El horario permitido será de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.
Es curioso, y hasta sospechoso, que en las negociaciones el Alcalde Quijano no haya permitido la presencia de personal de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, para que dieran fe de lo pactado.
El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos Óscar Luna informó, que ante la tensión por los desalojos y los despidos, a finales de la semana pasada había solicitado una reunión con Quijano, la que se acordó para el miércoles pasado, pero que en dos ocasiones fue suspendida por el alcalde capitalino.
Sobre la reunión del alcalde con los vendedores, el Procurador dijo desconocer de la misma,  pero que espera  que ambas partes cumplan; sobre todo, la alcaldía, que no debe usar la fuerza para desalojar a los comerciantes.
Ante la falta de testigos como la Procuraduría en negociaciones como la celebrada entre vendedores y la alcaldía, pues, no queda otra que aceptar como versión oficial lo informado por los vendedores en los espacios públicos.
En tal sentido, es necesario que la ciudadanía oiga, pero, sobre todo, esté atenta de la integridad física, y defienda el derecho que los vendedores tienen de llevar el alimento a sus hogares.
Y, por supuesto, condenar cualquier acción represiva del alcalde Norman Quijano, que ya ha demostrado su gusto por la fuerza y el odio hacia los vendedores informales.
Es de felicitar a los vendedores por su victoria, pero, a la vez, invitarles a ser ordenados, cumplir las normas y no utilizar la violencia como respuesta a la violencia municipal.


  Versión para Imprimir


Editorial