Diario Co Latino | www.diariocolatino.com

Jueves, 16 de Febrero de 2012

AGUA

   Aún en extensos países tan bendecidos de recursos naturales, como son los de América del Sur, el agua está siendo amenazada. Se tala en Brasil para beneficiar el comercio de granos y carne; en todos ellos se depreda el ecosistema al explotar minerales que contaminan ambiente y agua.


    Se depreda para beneficiar a pocos a costa de la vida de muchos. Es una colonización que aún pesa pero que está creando consciencia para encontrar respuestas. Si en América del Sur ya se ven esfuerzos (siempre frenados por un comercio que compra voluntades) por poner sus recursos a beneficio de sus poblaciones, aquí en El Salvador el interés de pocos se vende como liberalismo democrática y a nombre de la libertad de empresa, se asesina activistas contra la minería, se calla la contaminación que acecha al Lago de Güija, el Lempa y todos los demás ríos de este escaso territorio, se aleja de ANDA funcionarios que amenazan con terminar el negocio privado de poseer 42 pozos nacionales: han pasado dos años desde que se anunció la intención de recuperarlos, pero la democracia derechista le tuerce el brazo al “comunismo” de los “populistas” que intentan revertir que el gasto familiar en agua deje de ser $16 mensuales (casi un décimo de los sueldos mínimos) y no el negocio de unos pocos en el honesto sector privado.


     Se taló y urbanizó la ex finca El Espino, a pesar de la prohibición concreta en un documento escondido por la Asamblea, Medio ambiente, Alcaldías, Agricultura y otras dependencias gubernamentales. Ahora, los Alcaldes de Antiguo y de San Salvador logran vender a los inconscientes, los beneficios de pavimentar senderos en el pro indiviso, agravando el sello de esas tierras a la infiltración del manto acuífero aumentando erosión y escorrentía. Venden a un elector pobre la tala depredante, a cambio del “beneficio”    de un lugar para que jueguen los niños de las familias que tienen un carro y pueden regalarse bicicletas. A la pobretería le queda para jugar la calle de su barrio y la mara para suplir el desempleo.


    Sabemos que los cambios prometidos sufren frenos ¿pero será imposible que veamos un esfuerzo o una intención de evitar que se acabe con lo poco que queda del recurso hídrico que todos sabemos será más valioso que oro y petróleo antes de cincuenta años?. Y eso está a la vuelta de la esquina. 




© 1890-2008 Diario Co Latino | Todos los derechos reservados.
Publicación de la Sociedad Cooperativa de Empleados de Diario Co Latino de R. L.
23 Avenida Sur No. 225. San Salvador. El Salvador C.A.
Tel.: (503) 2222-1009 ; (503) 2271-1303
Fax: (503) 2271-0822
--
www.diariocolatino.com
info@diariocolatino.com