Archivo     |   Búsqueda    |   DiarioCoLatino FB    |  DiarioCoLatino Twitter

DiarioCoLatino.com
El Salvador, Martes 02 de Septiembre de 2014
Última actualización : 31/11:28 h.

Lunes, 21 de Diciembre de 2009 / 09:39 h

El significado de la reforma fiscal aprobada

  Versión para Imprimir

Licda. Norma Guevara de Ramirios

Diez de doce anteproyectos de ley presentados por el  Presidente de la República  por medio de su Ministro de Hacienda fueron ya aprobados. El entorno socio político era difícil; por una parte, las gremiales empresariales reconocían que nuestro país es uno de los países latinoamericanos con más baja presión tributaria; esto quiere decir que de cada dólar que se produce, menos de 13 centavos se convierte en impuesto, mientras que en Latinoamérica, el promedio son 18 centavos. Este simple reconocimiento legitima cualquier esfuerzo por aumentar la recaudación fiscal. ¿Pero por qué camino aumentar la recaudación? Las respuestas de la empresa privada aconsejaban que por la vía de subirle la tasa al IVA y a la Renta. El camino escogido por el nuevo gobierno, es otro, nuevo y más justo.

Lo aprobado es una combinación de facultades para que la autoridad hacendaria tenga herramientas legales para “acorralar” la evasión, la elusión y el contrabando, y pueda, además, equiparar obligaciones tributarias a actividades económicas que estando llamadas a hacerlo, quedaban fuera de  la tributación por vacíos en la ley. Si lo aprobado se aplica el resultado será: Nuevos contribuyentes (pero no de los más pobres), estarán sujetos al pago de impuestos; las formas de controlar  serán más variadas, y se han limitado deducciones que carezcan de relación con la actividad empresarial. Impuestos nuevos como el de primera matrícula, el de la cerveza o de bebidas no carbonatadas o el incremento a los existentes para el tabaco y  licores deben representar la posibilidad de cobrar a segmentos sociales que tienen capacidad contributiva.

Las reformas al Código Tributario, a la Ley de Renta y de IVA, contienen las principales herramientas que le permitirán al Ministerio de Hacienda captar la información de contribuyentes y los procedimientos de fiscalización para asegurar que todos cuantos deben pagar tributos, efectivamente lo hagan  en la proporción debida.

En este grupo de reformas está contenida la base para ampliar los sujetos a los cuales se les debe cobrar: Asocios, transporte internacional, productos que se transmiten por satélite, novelas, telenovelas y otras actividades económicas  sujetas a pago de tributos y que en otros países ya lo hacen.

Pero el otro significado importante, es la capacidad política de lograr que las razones que mueven al  Presidente Funes y a su Ministro de Hacienda, sean comprendidas y aceptadas por una  proporción significativa de diputados y diputadas, pese a las presiones que ciertas empresas ejercieron para bloquearlas. Esto ocurre además en el momento en que tiene lugar un serio enfrentamiento interno en el ex partido de gobierno, que desde un inicio trató de desacreditar la iniciativa de reformas e intentó invalidar a la vez, el Presupuesto General de la Nación, por el que tampoco votaron sus 20 diputados.

Los Grupos Parlamentarios del FMLN, PDC, PCN, CD, el Grupo GANA ( desprendido de Arena) y el diputado independiente, respaldaron las reformas, que pese a haber sufrido modificaciones, conservan su esencia, su coherencia con la visión que las impulsa.

Las modificaciones estuvieron relacionadas con disminución de tarifas propuestas en la primera matrícula, en el impuesto ad valoren de bebidas no carbonatadas y cervezas; en las primas de contribuyentes que demandan pagar a plazo el impuesto sobre la renta, en la flexibilidad para controlar ventas con medios tecnológicos, en la elevación del ingreso para adjuntar a la declaración de Renta la declaración de patrimonio y otras.

Cada modificación está relacionada con demandas de sectores  que algún Grupo Parlamentario hizo suyas, y  esto, como es natural, vuelve difícil una conclusión sobre cada anteproyecto de ley; por eso, haber logrado las reformas en el tiempo deseado por el Ministerio de Hacienda para que su aplicación se facilite con el inicio de un nuevo año fiscal, es una demostración de eficacia legislativa.

Las reformas a la Ley de Lavado siguen pendientes, ojalá se logren lo antes posible. Por ahora, la Asamblea Legislativa ha cumplido su papel. De su Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto han salido importantes aprobaciones desde mayo pasado: La reorientación de créditos que permitió al gobierno saliente cumplir compromisos financieros, la aprobación del Presupuesto 2010, la reorientación de créditos para atender la emergencia y para financiar el Plan Anticrisis  y ahora la Reforma Fiscal. Todas dan cuenta de una conducta de cooperación, entre diferentes  Organos de Estado en un Gobierno de signo diferente que busca romper la dinámica de 20 años anteriores. En medio de las dificultades en que se asumió el nuevo Gobierno, esta es una señal positiva llamada a rendir beneficios para el país.

  Versión para Imprimir


Opiniones

21/11:05 | Carta a Paolo Lüers  Alex Guevara

21/11:05 | Carta para Salvador Sánchez Cerén  Dagoberto Gutiérrez

21/10:30 | Las investigaciones dentro de la PNC, una necesidad histórica para rescatar la policía  Lic. Miguel Angel Romero Zepeda