Archivo     |   Búsqueda    |   DiarioCoLatino FB    |  DiarioCoLatino Twitter

DiarioCoLatino.com
El Salvador, Jueves 18 de Septiembre de 2014
Última actualización : 31/11:28 h.

Miércoles, 24 de Junio de 2009 / 09:16 h

Función social del arte

  Versión para Imprimir

Oscar Manuel Doñas

Como signo de los nuevos tiempos, el pueblo nos pide a todos girar hacia el cambio, y por su parte, el arte nos señala ese cambio, no sólo a los artistas, sino a todo el pueblo como consumidor de las producciones artísticas. Y debo aclarar que me refiero a las cinco áreas: letras, teatro, danza, plásticas, música y a sus cuatro divisiones: etnográfico o indígena, folklórico, popular y académico. Y no solo se refiere a las llamadas “Bellas Artes”, entendidas como las “artes académicas”, sino también a las populares, como mimos, títeres, payasos, cantantes, orquestas, tríos, bailarines, etc. Todos van incluidos en el proyecto “Profesorado en Educación Artística”, presentado ya al nuevo Ministro de Educación.

Y ese arte, que refleja las vivencias humanas, palidece ante el crudo salvajismo de la propia realidad. El arte-ojo- es una autobiografía de la realidad, no del artista.

La función social del arte es, pues, reflejar la realidad tal como es. Son otras las instituciones que tienen la función de convertir esa realidad como debe ser: la familia, la escuela en todos sus niveles, incluido el superior, las iglesias, los medios de comunicación… ¿Será que estamos preparados para el cambio? Bueno, ante la presentación del arte como fenómeno social, hay quienes sostienen que el arte es una autoexpresión individual, espontánea y libre, sin ninguna responsabilidad social y sin ningún eslabón de unión con las realidades sociales.

El arte refleja y expresa este mundo al cual pertenece, ya que el artista está en la tierra y no en las nubes. La libertad del artista, pues, está limitada por su situación histórica, por su tiempo-espacio, por su aquí y ahora, de tal manera que un artista salvadoreño que está en los albores del siglo XXI no va a crear una obra italiana del siglo XIX.

El pintor y maestro español Valero Lecha, escribió unas palabras que aplican a todos los artistas salvadoreños de las cinco áreas: “Hay en El Salvador una luz maravillosa, tan rica en matices, tan móvil en sus formas y dimensiones, que no comprendo cómo nuestros muchachos, que surgieron a la vida de la pintura dentro de esa realidad, cuando salen del país y regresan, ya no reflejan en su arte que fue lo nutricio. Lo salvadoreño parece ausentarse: el cielo, el lago, el río, el árbol, las flores y las frutas, no son ya esta naturaleza de Cuscatlán; todo parece estar ausente de su emoción artística”.
La función social del arte es un reto para el cambio, ¿o no?

  Versión para Imprimir


Opiniones

24/09:16 | “Dulces himnos cantemos de gloria”  Paulino Espinoza

24/09:16 | Buenas señales*  

24/09:16 | ¿Hacia dónde van las ciencias sociales? (1)  René Martínez Pineda

24/09:16 | Conferencia Mundial de Educación Superior  Roberto Cañas