Archivo     |   Búsqueda    |   DiarioCoLatino FB    |  DiarioCoLatino Twitter

DiarioCoLatino.com
El Salvador, Sábado 19 de Abril de 2014
Última actualización : 27/10:47 h.

Viernes, 06 de Marzo de 2009 / 11:01 h

Polarización y partidos políticos

  Versión para Imprimir

Luis Armando González

Frecuentemente se escucha la expresión “los partidos políticos son los culpables (o responsables o causantes) de la polarización que vive actualmente El Salvador”. Al escuchar eso, surge la interrogante: ¿de qué polarización se trata? Porque aunque a primera vista creamos saber qué se quiere decir con ello, al meditarlo un poco se cae en la cuenta de que no es tan evidente lo que se quiere decir con la palabra “polarización”.

De momento, es claro que se habla de la existencia de polos opuestos, que se excluyen mutuamente. Si se examina la realidad social de El Salvador se llega a la conclusión de que el país está socialmente polarizado, pues encontramos en él sectores sociales que se sitúan en polos opuestos en razón del bienestar, la comodidad y la seguridad de que disfrutan o no: por un lado, tenemos sectores minoritarios de la sociedad que gozan de niveles elevados de bienestar, comodidad y seguridad; y, por otro lado, sectores mayoritarios de la sociedad que viven en precariedad, inseguridad y dificultades para acceder a lo básico para llevar una vida digna. Se trata de una polarización social.

Pero relacionada con ella, esta otra polarización: la económica. En virtud de ésta, una minoría concentra la riqueza y los beneficios económicos, dejando al resto de la sociedad (a la mayoría) con magros recursos económicos para subsistir. En un extremo, ingresos exorbitantes y acceso a los bienes de la mejor calidad; en el otro, bajos salarios, contratos a destajo y acceso a bienes (de transporte, sanitarios, educativos, de vivienda) ineficientes, inseguros y de baja calidad.

¿Son causantes los partidos políticos de la polarización social y económica? En El Salvador, los partidos no causan la polarización social y económica, porque no concentran (como partidos) ni la riqueza ni los beneficios sociales en detrimento de la mayoría. Lo causa está otra parte: en la estructuración del aparato económico, que favorece a una elite, por encima de la mayoría. ¿Tienen los partidos políticos alguna responsabilidad en ello? Sí; pero no todos, sino los que son cómplices de la concentración abusiva de la riqueza, principalmente ARENA.    

Por último, existe otra polarización: la política, que pone en polos opuestos proyectos políticos e ideológicos. Esta polarización sí es asunto de los partidos, pues son sus principales protagonistas y gestores. ¿Es siempre negativa esta polarización? Depende. Y es que, en muchas ocasiones, puede impedir los acercamientos necesarios entre las distintas fuerzas políticas para sacar adelante a la sociedad. Pero, en otras, puede contribuir a que un partido (o una fuerza política) no se salga fácilmente con la suya, especialmente cuando lo que ese partido pretende es reforzar, desde el ámbito político, la polarización social y económica, que es siempre negativa.

De esta forma, cuando se habla de polarización hay que distinguir por lo menos tres tipos de ella: social, económica y política, y hay que intentar distinguir a los distintos actores (y sus respectivas  responsabilidades) que participan en las mismas. Aunque haya razones de sobra para sentirse defraudados (as) por los partidos políticos, no hay que hacerlos responsables, en general y sin distinción, de todos los males que padece la sociedad salvadoreña, porque eso termina por aumentar la desconfianza en ellos, una desconfianza, en el caso que nos ocupa, mal fundamentada.

  Versión para Imprimir


Artículos

6/11:01 | ¿Por qué el FMLN no puede perpetuarse en el poder? Una crítica a la crítica de la derecha

6/10:50 | Fantasmario

6/10:50 | APOTEGNIOSIS