Archivo     |   Búsqueda    |   DiarioCoLatino FB    |  DiarioCoLatino Twitter

DiarioCoLatino.com
El Salvador, Jueves 02 de Octubre de 2014
Última actualización : 31/11:28 h.

Jueves, 08 de Mayo de 2008 / 09:07 h

Ojo con los enredos del número de pasaporte

  Versión para Imprimir

Félix Ulloa

Vine a Nigeria como parte de en una misión internacional, para trabajar unos días con el Comité de Reformas Electorales, el cual fue integrado por el Presidente Alhaji Umara Musa Yar’Adua, hace unos meses y deberá presentar pronto sus recomendaciones para una reforma integral al sistema electoral de este país. Mi participación estuvo a punto de abortarse, gracias a la brillante idea de quienes han diseñado el moderno pasaporte con el que viajamos los salvadoreños.

La breve historia es esta: aprovechando las vacaciones navideñas del año pasado, fui a tramitar mi nuevo pasaporte y, al igual que en las dos últimas ocasiones en años anteriores, me sorprendió agradablemente la eficacia y cortesía de los empleados encargados de extenderlo. En menos de dos horas salí orgulloso con mi nuevo documento, además muy contento de haber saludado amigos que hacía mucho tiempo no veía y que me encontré en esas oficinas.

Realicé un par de viajes entre enero y abril, sin ningún problema, hasta que me tocó el turno venir a Nigeria, el país mas poblado de África, con 140 millones de habitantes.

Mi visa fue tramitada en la Embajada de Nigeria, en Washington DC, y como debe ser, al consignar el número de pasaporte el funcionario escribió 00071698. Cuando llené la ficha migratoria en el espacio para el número de pasaporte, escribí como lo hice los viajes anteriores a otros países: D0067912, ya que este es el número que aparece calado en todas y cada una de las páginas del documento.

Para mi sorpresa, cuando llegué ante el funcionario de migración en el aeropuerto de Lagos, después de revisar mi pasaporte y la ficha migratoria, a diferencia del resto de pasajeros que recibían su sello de entrada, me pidió que me fuera a una sala de espera.

Transcurrido un tiempo más que razonable, decidí salir en busca de una explicación, pues temía  perder mi conexión con el vuelo que me llevaría a la nueva capital Abuja, a la que muchos observadores llaman la Brasilia de este continente.

Un poco molesto por no poder resolver la situación el funcionario me dijo, que por ser sábado (3 de Mayo) la Embajada en Washington donde me habían expedido la visa estaba cerrada y que no podía dejarme entrar al país pues el número de pasaporte que yo había escrito no correspondía con el que estaba en la visa. Así que me quedaría ahí hasta que la situación se resolviera. Me quedé frío. No lo podía creer. Estaba en calidad de detenido -le pregunté.  No. -me respondió.

Es una situación administrativa. –agregó tratado de guardar la calma.

Le pedí me enseñara el pasaporte y la ficha migratoria para confirmar lo que me estaba diciendo. Y en efecto, el número consignado en la visa es el número de mi pasaporte y el que yo había escrito -que es el mismo que está calado en todas las páginas- es el número de la libreta.
Vaya enredo -pensé.

Al explicarle el caso y en vista que –por suerte- además de español está escrito en ingles y Nigeria es un país anglófono, le cambió el aspecto y sin más trámite me selló la entrada y mirándome de reojo me espetó: You are too sophisticated.

¿Por qué he llenado, casi automáticamente las formas migratorias, viendo el número que esta calado en las páginas del pasaporte? La respuesta que tengo a la mano en el pasaporte anterior, donde dicho número es el mismo que corresponde al número de pasaporte.

¿Por qué entonces ahora se pone un número de pasaporte y aparte un número de libreta, que es además el que se cala en todas las páginas? No lo entiendo. ¿Piensan acaso nuestros parroquiales funcionarios que en todos los países la palabra libreta significa los mismo? Semejante entuerto sin duda da origen a este tipo de confusiones.

Si se quiere marcar la diferencia entre el asiento o registro del pasaporte y el documento que se expide sea por razones de seguridad, de control o de lo que sea, se debería hacer coincidir el número del pasaporte con el va calado en las páginas y, para uso interno del Ministerio de Seguridad o la Dirección que corresponda, escribir otra palabra, como Número de Registro, Número de Asiento o Número Correlativo, etc.

Así que le di las gracias al funcionario, salí corriendo pues anunciaban mi próximo vuelo y  por supuesto no me acordé de su madre pues no era su culpa, sino de la de otros. Quise responderle: They are no sophisticated, they’re so complicated. Pero no dije nada solo se me vino a la mente la cara del Ministro y murmuré  pensando en voz alta: son unos enredados.

  Versión para Imprimir


Opiniones

8/09:07 | Carta abierta al propietario de El Diario de Hoy  David Cortichelli y otros

8/09:07 | Ante las extorsiones  Caralvá

8/09:07 | “Terminator” la semilla transgénica  Iván C Montecinos