Diario Co Latino | www.diariocolatino.com

Lunes, 30 de Julio de 2007

Fiesta brasileño-mexicana clausura “mejores Juegos de la historia”

Diana Renée
BRASIL/DPA

Una fiesta brasileña con fuertes tintes mexicanos fue este domingo la marca de la ceremonia de clausura de los XV Juegos Panamericanos de Río de Janeiro que, según el presidente de la Odepa, Mario Vázquez Raña, fueron «los mejores de la historia».

La fiesta incluyó un bello espectáculo de danza y música mexicanas, con danzas y canciones indígenas y tradicionales, para invitar al público a los próximos Juegos Panamericanos de 2011 en Guadalajara, y terminó en ritmo de funk, con una presentación de la celebrada estrella local Fernanda Abreu.

Uno de los puntos culminantes del espectáculo fue el «encuentro de culturas», representado por un armónico show conjunto de mariachis y músicos de «rancheira» -un ritmo típico del Estado brasileño de Río Grande do Sul, cuya presentación fue muy aplaudida.

Pese a que el estadio Maracaná estaba a medio llenar y al intenso frío que hacía en la ciudad, el público de unas 45.000 personas se mostró muy entusiasta y generoso en aplausos, especialmente hacia el presidente de la Odepa (Organización Deportiva Panamericana).

Vázquez Raña se convirtió en una de las estrellas, porque conquistó el corazón del público apenas empezó a hablar, al bromear con los brasileños y saludarlos con un «Oi», que significa «hola» en portugués.

En la fiesta inaugural, el público gritó «Oi» cada vez que Vázquez Raña decía «hoy», lo que causó perplejidad al dirigente, quien en ese entonces no entendió la broma. Hoy, pareció disfrutarla.

Sonriente, aseguró que los Juegos de Río fueron «excelentes, grandes y maravillosos» y otorgó claro respaldo a la aspiración carioca de albergar los Juegos Olímpicos de 2016. Así se ganó una ovación más grande aún.

También bella fue la ceremonia que apagó el pebetero en forma de sol que ardía desde el 13 de julio. Unos 2.500 voluntarios formaron con sus cuerpos el símbolo de cinco gaviotas de Río 2007, mientras el cantautor Danilo Caymmi y su hija, Alice Caymmi, entonaban la canción «O Vento» (El Viento) para anunciar el fin de la llama panamericana.

Empezó entonces el baile prometido por la organización. Después de la presentación de numerosos artistas de la canción -entre ellos el brasileño Lenine, la cubana Yusa, el argentino Ramiro Mussoto y el uruguayo Jorge Drexler-, ingresó en el escenario el famoso DJ estadounidense Mike Relm, quien hizo bailar a todos -artistas y deportistas- con una alegre mezcla de samba y hip hop.

A esa altura, todo era fiesta en una ceremonia que se había iniciado con frío intenso y gradas semivacías y un homenaje a las víctimas del accidente de la aerolínea brasileña TAM que causó la muerte a casi 200 personas el 17 de julio en Sao Paulo, y dejó la marca de la tragedia en los Juegos.

Tras el homenaje, la cancha fue entonces ocupada por unos 1.500 percusionistas que, bajo la dirección de un niño de 12 años, Kaina do Jeje, marcaron el ritmo de la canción tema de los Juegos, «Viva esa Energía», entonada por la «sambista» Ana Costa y por el rockero Arnaldo Antunes, quien forma con Carlinhos Brown y Marisa Monte el grupo Tribalistas.

Luego, un coral formado por niños indígenas de la nación Guaraní entonó una canción típica para anunciar el ingreso de las banderas de los 42 países participantes.

La primera ovación en el estadio saludó la entrada del nadador brasileño Thiago Pereira, abanderado de Brasil y quien se convirtió en ídolo del deporte nacional al conquistar ocho medallas -seis de ellas doradas- en Río 2007.

También fueron muy aplaudidos los representantes de la delegación local, que terminó tercera en el medallero de los Juegos de Río, en los que cosecharon 161 preseas, 54 de ellas doradas.

Los deportistas de los demás países fueron recibidos sin hostilidad, pero con indiferencia, incluso los pocos que permanecían de la delegación de Cuba, que anoche sorpresivamente hizo regresar a La Habana a 240 de sus representantes en los Juegos de Río.

Pero las cerca de 45.000 personas presentes en el Maracaná sí fueron generosas en aplausos para el guatemalteco Amado García y para el mexicano Procopio Franco, respectivamente medallistas de plata y bronce en el maratón. 



© 1890-2008 Diario Co Latino | Todos los derechos reservados.
Publicación de la Sociedad Cooperativa de Empleados de Diario Co Latino de R. L.
23 Avenida Sur No. 225. San Salvador. El Salvador C.A.
Tel.: (503) 2222-1009 ; (503) 2271-1303
Fax: (503) 2271-0822
--
www.diariocolatino.com
info@diariocolatino.com