Búsqueda



DiarioCoLatino.com
Viernes 02 de Junio de 2006
San Salvador, El Salvador. C.A.

Portada

Viernes, 02 de Junio de 2006 / 13:48 h

Inventor muestra su proyecto de biogás renovable

De pequeño desarmaba todo lo que se le ponía en frente, un radio de tubo, que era de su abuelo, sucumbió ante su curiosidad, y ésta lo llevó, con el pasar del tiempo, a construir un procesador de biogás.">   Versión para Imprimir


Rafael Dubón muestra su invento para producir biogás. Foto Leonel Ibarra.


Patricia Meza
Redacción Diario Co Latino

De pequeño desarmaba todo lo que se le ponía en frente, un radio de tubo, que era de su abuelo, sucumbió ante su curiosidad, y ésta lo llevó, con el pasar del tiempo, a construir un procesador de biogás.
Rafael Dubón es un inventor, como él se llama, tanta era su inventiva de niño que una vez si más quema la casa de sus padres y en otra ocasión al construir un purificador de agua, éste le explotó y le quemó la mano.
Estos accidentes han quedado sólo en el recuerdo, porque ahora Dubón figura entre los inventores del país que el año pasado se reunieron para compartir experiencias e inventos.
Con estudios de ingeniería mecánica en la UCA, diseño y reparación en electrónica entre otros y la realización de unos 20 inventos, Dubón presenta ahora su más reciente creación, la cual consiste en producir biogás de la combustión de desechos orgánicos como la basura y el estiércol bovino.
“La llama de la esperanza” como él la define, consiste en una flama generada por el gas que se produce a partir del proceso controlado de descomposición de materia orgánica, llamada también biomasa.
“Para producir este biogás se han utilizado dos tipos de
biomasa como materia prima, que son, la basura orgánica y el estiércol de bovinos”, dijo Dubón quien afirma que el proceso se puede realizar en forma casera o industrial.
Para Dubón, el interés principal es aprovechar todo lo que la naturaleza da en forma de biomasa, es decir que se pueda obtener energía, de cualquier elemento biodegradable, ya sea de origen vegetal o animal.
“Con este invento pretendo demostrar que se puede obtener energía a partir de cualquier biomasa disponible, así como poner de moda el uso de la energía renovable”, agregó.
La energía renovable permite reutilizar recursos, los cuales están disponibles, al alcance de los salvadoreños, que en estos tiempos pasan por situaciones económicas difíciles y donde es necesario abaratar costos y ofrecer nuevas opciones en cuanto a la generación de energía.
Dubón señaló que la llama que se genera con este tipo de energía es mucho más caliente que la generada con gases comerciales.
Este inventor que nació en San Salvador y reside en la colonia Coruña 1, pasaje 4 número 22 de Soyapango, cree que si su invento se expande puede ayudar a los salvadoreños a tener una opción más para cocinar, pues el biogás puede suplir las necesidades de la población, más ahora que hay problemas con la distribución de combustibles y de gases.
Dubón es un hombre sencillo y de pocas palabras, que practica fútbol y que en alguna ocasión de su vida escribió poemas. Señaló que se siente orgulloso de que sus inventos se hayan conocido en el encuentro de científicos e investigadores que se realizó el año pasado en El Salvador.

Otros inventos
Dubón también ha inventado un circuito electrónico para adaptar cualquier consola de juegos de video casero a la modalidad de Arcada, una máquina electromecánica autorrecolectora, un control de la polución en San Salvador entre otros.
Además, ha pensado en juegos mecánicos para parques del futuro que se basan en el desplazamiento de fuerzas, normalmente en equilibrio, a partir de impulsos de tracción humana.
En una entrevista hecha a Dubón en el periódico Nuevo Enfoque, el inventor afirmó que los inventos nacen con cada idea, que es una inspiración.
Estas ideas pueden llegar sin concebirlas previamente y es necesario atraparlas en el papel y el lápiz, manifestó.
Dubón dice que la imaginación es importante, ya que ésta lo lleva a crear.
Según el inventor, el problema más grande que hay en el país es que no hay apoyo a las personas que se dedican a este tipo de trabajo, pero que esto no lo desanima, ya que espera encontrar alguna institución o persona que le ayude.
Dubón lamenta que en el país no haya cultura de investigación y cree que a los inventores los han dejado solos.

De pequeño desarmaba todo lo que se le ponía en frente, un radio de tubo, que era de su abuelo, sucumbió ante su curiosidad, y ésta lo llevó, con el pasar del tiempo, a construir un procesador de biogás.">   Versión para Imprimir



Ediciones Anteriores















publicidad