web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Opiniones » Enhorabuena, Presidente

Enhorabuena, Presidente

@arpassv

En su participación en la Cumbre del “Grupo de los 77 + China”, prostate la semana pasada en Bolivia, medical el Presidente Salvador Sánchez Cerén hizo planteamientos que delinean un enfoque de política exterior más progresista que la del gobierno anterior. Uno es la propuesta de reforma a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otra es la exigencia de respetar la soberanía de los países.

Sobre la reforma a la ONU, sildenafil el Presidente mencionó en su discurso estelar la “necesidad de promover una reforma (al sistema de Naciones Unidas) acorde a la realidad del siglo XXI, en particular al Consejo de Seguridad, para fortalecer el multilateralismo”.

Sánchez Cerén afirmó que esto es necesario para “contribuir de una forma más democrática e incluyente al mantenimiento de la paz y la seguridad internacional y, por ende, a la prevención de conflictos y crisis humanitarias derivadas de los grandes problemas económicos, sociales y ambientales de la humanidad”.

Por tanto, el Presidente llamó a los países del Sur a “tener una sola voz” para impulsar esos cambios. “Reafirmo mi confianza en la capacidad de actuar del Grupo de los 77 + China dentro de las Naciones Unidas para garantizar el desarrollo y cumplimiento de los nuevos temas de la agenda internacional”, declaró el gobernante.

Sánchez Cerén propuso un “sistema multilateral democrático, participativo, equitativo y transparente para hacer frente a los desafíos que conlleva el desarrollo”. El mandatario salvadoreño se refiere –sin duda– a la urgencia de desmontar el aún vigente esquema unilateral hegemonizado por Estados Unidos.

Y sobre la exigencia de respeto a la soberanía de los países, el Presidente enfatizó en que el nuevo sistema multilateral “debe ser respetuoso del derecho de los pueblos a su autodeterminación”. “Nadie debe inmiscuirse en los asuntos internos de cada nación, cada nación tiene el derecho a decidir cómo conducir sus destinos. Los países del Sur tenemos el derecho a decidir libremente nuestras formas para alcanzar el desarrollo”, aseveró el mandatario.

Tales declaraciones presidenciales tienen especial relevancia en el actual contexto nacional marcado por fuertes presiones de la embajada estadounidense, que cada vez se inventa nuevas condiciones para la firma del FOMILENIO II.

La última de estas condicionantes, según denuncian organizaciones ambientalistas, busca obligar al gobierno a comprar a la transnacional Monsanto la semilla para los paquetes agrícolas que ahora compra a cooperativas agrarias del Bajo Lempa. Antes, la embajada intentó hacerlo a través del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos.

A %d blogueros les gusta esto: