web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » En marcha inédito mecanismo de diálogo entre Cuba y Estados Unidos

En marcha inédito mecanismo de diálogo entre Cuba y Estados Unidos

Internet Cuba - Estados UnidosPor Carlos Batista/AFP y Waldo Mendiluza/PL/La Habana

Cuba y Estados Unidos acordaron este viernes “por primera vez” una “agenda seria” y un mecanismo “estructurado, cialis orgánico” para discutir los temas que conduzcan a una normalización de sus relaciones, sin fijarse una fecha para ese difícil objetivo.

El instrumento activado por La Habana y Washington el pasado 14 de agosto durante la visita del secretario de Estado John Kerry a la isla, definió el viernes sus funciones, alcance, periodicidad de las reuniones y temas a abordar por las partes.

Se trata de un mecanismo de seguimiento para el trabajo propuesto a corto plazo (en los próximos meses), que nunca habíamos tenido, comentó a Prensa Latina la jefa de la delegación cubana, Josefina Vidal, durante un encuentro con periodistas para ofrecer detalles de lo sucedido.

“Logramos definir ya una agenda de temas para comenzar a trabajar a partir de la semana que viene”, dijo a la prensa Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos de la cancillería cubana.

Vidal, quien encabezó el viernes las pláticas con una delegación estadounidense dirigida por Edward Alex Lee, subsecretario adjunto para el hemisferio occidental del Departamento de Estado, subrayó que “es primera vez que hacemos esto entre Cuba y Estados Unidos, trazarnos una agenda seria” para la normalización.

De acuerdo con la directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, los dos gobiernos tuvieron antes reuniones bilaterales en las que discutían algunos asuntos, “pero no nos trazábamos como una hoja de ruta (…), esta manera orgánica, estructurada, no la habíamos hecho antes”.

Vidal precisó que el mecanismo no tendrá a su cargo la discusión de las cuestiones puntuales, lo cual corresponderá a expertos y grupos de trabajo.

La Comisión de encabezan Vidal y Lee funcionará como un mecanismo de dirección y coordinación que favorecerá el trabajo de los expertos que trabajaran cada tema.

Vidal condujo también la delegación de su país a las pláticas que desembocaron en el restablecimiento de relaciones el 20 de julio, tras medio siglo de desencuentros entre Washington y La Habana.

Según la delegación cubana, la reunión de la víspera transcurrió en un clima profesional, respetuoso y constructivo, que permitió fijar los temas a tratar.

Un comunicado del Departamento de Estado consignó que se estableció un cronograma hasta fin de año para discutir sobre “derechos humanos, la lucha contra la trata de personas, las reclamaciones, la migración, la lucha contra el narcotráfico, asuntos regulatorios, la cooperación medioambiental, la aviación civil, las telecomunicaciones e Internet, y el correo directo”.

Asuntos entre vecinos y viejas cuentas

Para avanzar en los temas a la mayor velocidad posible, cubanos y estadounidenses los dividieron en tres bloques: cooperación, asuntos bilaterales y temas pendientes.

La cooperación, donde esperan “avanzar y mostrar resultados”, según Vidal, incluye protección del medio ambiente, prevención de desastres naturales, salud, aplicación y cumplimento de la ley, enfrentamiento al narcotráfico, tráfico de personas y delitos transnacionales.

Dada la vecindad estos temas son de alto interés para las dos partes y ya existe cooperación en algunos asuntos. Se trata ahora de “convertirlos en mecanismos y abrir nuevas áreas”, añadió Vidal.

Los asuntos de interés bilateral comprenden temas espinosos como los derechos humanos, en los cuales “los dos países tienen diferentes concepciones”, pero “podemos desarrollar espacios de diálogo”, según Vidal.

Se incluyen en ese bloque cuestiones de carácter multilateral como trata de personas, el cambio climático, enfrentamiento a epidemias, pandemias y otras amenazas a la salud mundial.

El tercer bloque es el de las cuentas pendientes. Estados Unidos exige compensaciones por las propiedades norteamericanas nacionalizadas por Cuba en la década de los años 60.

Algunos especialistas estiman esa petición en 9.000 millones de dólares, tomando en cuenta el monto inicial y los intereses acumulados.

Cuba exige compensaciones por daños económicos y humanos debido a las políticas del gobierno norteamericano hacia Cuba en mas de 50 años.

En el año 2000, las autoridades cubanas radicaron una causa ante tribunales locales y fijaron los daños económicos en 120.000 millones de dólares y los humanos en 181.000 millones.

“Unas de las primeras cosas que tenemos que hacer es clarificar todas esas cuentas”, dijo Vidal, y explicó que será trabajo de expertos altamente calificados.

Fuera de agenda, pero presentes

Ambas partes reconocieron la necesidad de integrar en la agenda lo referido a la protección de marcas y patentes, cosa que estudiarán en las semanas siguientes y ventilarán en la próxima reunión de la comisión, fijada para noviembre en Washington.

A propósito del formato de los encuentros del mecanismo, Vidal informó que la intención es alternar las sedes en La Habana y la capital estadounidense, tal y como ocurrió durante la etapa de pláticas que llevó al restablecimiento de lazos diplomáticos, interrumpidos por la Casa Blanca en 1961.

Cuba reiteró sus pedidos de  levantamiento del embargo, devolución de la base naval de Guantánamo y cese de trasmisiones de radio y televisión contra el Gobierno de la isla, así como la eliminación de programas desestabilizadores.

Pero esos temas no entran en la agenda, explicó Vidal, pues se trata de “decisiones unilaterales de Estados Unidos, contra los cuales Cuba no puede hacer nada”.

Interrogada sobre la ratificación de ley de Comercio con el enemigo, realizada en esta jornada por el presidente Barack Obama, Vidal dijo entender las razones explicadas por los voceros estadounidenses, según las cuales su eliminación haría perder las facultades ejecutivas al presidente.

“No debemos perder el foco de la tensión, que es el Congreso, que es el que tiene que dar el paso para el levantamiento del bloqueo, en esa dirección es que hay que seguir trabajando”, dijo.

Explicó que aún esta pendiente la visita a Cuba de una delegación de representantes de tres Departamentos del Gobierno de Estados Unidos, la que tiene que explicar a la contraparte cubana el alcance y la aplicación de las flexibilizaciones al embargo que Obama adoptó como decisiones ejecutivas.

Apuntó que todavía quedan dos asuntos claves al respecto, Cuba no cuenta con créditos ni financiamiento para hacer compras en Estados Unidos, ni puede usar el dólar como moneda de pago.

A %d blogueros les gusta esto: