web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » “En ANSP, se brinda una formación profesional”: Jaime Martínez
“En ANSP, se brinda una formación profesional”: Jaime Martínez

“En ANSP, se brinda una formación profesional”: Jaime Martínez

@joakinSalazar

Un operativo rutinario para verificar la legalidad del transporte particular en las calles parece normal, unhealthy hasta que violentamente  sujetos huyen del retén policial, order lo que inicia un efecto de respuesta, decease donde el agente con total astucia puede reaccionar para la captura  del delincuente que tras el nerviosismo demostró su delito.

Frases como “deténganse, los tenemos rodeados” o “manos a la cabeza”, que pueden verse en televisión o películas, se vuelven palabras de un significado representativo para cada alumno policial, dado que le dan la voz de mando y control de la situación que podría terminar en una tragedia.

Sin embargo, este operativo es solo una parte del aprendizaje básico del que son objeto los estudiantes de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP),  donde muestran ante instructores profesionales sus capacidades de respuesta ante situaciones de riesgo que pueden vivir durante su trabajo como policías.

Valores como el respeto a la dignidad humana, humanidad, solidaridad, equidad, integridad, tolerancia y no menos importante la disciplina son las enseñanzas básicas que debe mostrar un policía ante la sociedad salvadoreña.

Para los jóvenes alumnos, las labores inician antes del amanecer,  ellos aspiran a ser agentes policiales para brindar un servicio a la población salvadoreña,  donde la  disciplina y  la responsabilidad  de los cadetes se integran a sus labores diarias, ejercicios que permitirán realizar un trabajo integral en las calles de El Salvador.

La Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP)  es una institución que ayuda a formar integralmente a policías desde el año 1992, donde hasta el momento ya cuenta con más de 20 mil agentes graduados en los 22 años de funcionamiento.

Por ley, a la Academia le corresponde brindar el aprendizaje de todas las especialidades policiales, tránsito terrestre que es uno de los más comunes, grupo especiales como UMO y GRP y sub especialidades  de todo tipo de delitos.

El  sudor y el cansancio son perceptibles en cada rostro de los cadetes,  pero no es un impedimento para la formación académica y práctica que enfrentan durante las  actividades que inician la carrera policial de los jóvenes .

Policías de Tránsito, comunitario, turismo son algunas de las especialidades en las que destacan los cadetes, poniendo en práctica el aprendizaje teórico que aprenden en las aulas de clases de la Academia.

Un total de 8 meses de aprendizaje y tres meses de práctica en las calles junto a la Policía Nacional Civil (PNC), complementan el proceso básico de aprendizaje de un alumno que lo acredita como agente de la PNC.
Según datos de la ANSP,  durante los últimos cinco años, se han graduado un total de 5738 policías, quienes  fortalecieron la plantilla policial, lo que representa un promedio de más de mil graduados por año,  dando  una taza de 3.8 policías por cada mil habitantes,  que es  arriba del estándar internacional de elementos policiales.
Ante estos datos, el Director de la ANSP, Jaime Martínez Ventura, explicó que para los próximos años se espera  que el ritmo de graduados  se reduzca, debido a que en el país ya se llegó al límite de policías graduados en la PNC, además de que la ANSP, necesita cambios  en cuanto a las capacidades estructurales y académicas.
Por lo que reiteró que la ANSP, ya se encuentra en proceso de creación del Instituto de Educación Superior, con lo que se espera que se brinden título de tecnólogos, licenciatura y maestrías en ciencias policiales y seguridad pública.
“La diferencia de lo que impartimos es que buscamos crear competencias profesionales para los policías, lo que es una formación integral que abarca, técnicas, procedimientos, pero también el conocimiento jurídico, que se amplían  con principios constitucionales, derechos humanos, que le permita al agente tener claro que él es un servidor público”, explicó Martínez.
Además, agregó que el agente policial no debe ser la autoridad, debe  ser un servidor que debe llegar como apoyo para la población en contra la delincuencia, pero  como un agente que conoce sus límites y sus habilidades. La formación académica de los agentes, se integra de cinco bloques  educativos, donde destaca  el aprendizaje de valores humanos, para el primer bloque, que es considerado por el director como fundamental, para que el agente se forme en derechos humanos y el respeto a las leyes primarias y secundarias del país.
Asimismo, la formación se basa en técnicas de investigación, el conocimiento en leyes especiales, criminología, utilización de armas de fuego, redacción de documentos policiales y generalidades del derecho procesal penal.
“Son un total de mil 200 horas de clases que se imparten en 8 meses  de cursos teóricos y tres meses en la prácticas en la PNC, lo que representa una formación extensa para una academia de elementos policiales del nivel básico, que es la mayor de Centroamérica y una de las más amplias de Latinoamérica”, agregó el titular de la academia.
También,  puntualizó que la academia recibe apoyo de las academias policiales de España, Brasil, México y Estados Unidos,  quienes brindan conocimientos y experiencias con los elementos en aprendizaje.
La Academia Nacional de Seguridad Pública se encuentra en proceso de ser un Instituto de Educación Superior, tras la sanción del decreto ejecutivo 151 de agosto del  2013, sin embargo, espera la aprobación de los planes de estudios por parte del Ministerio de Educación que sería el ente rector de la institución.
Respecto a esto, Martínez explicó que después de la aprobación de sus planes de estudio, la ANSP, mantendrá las becas de estudio para los alumnos seleccionados, la cual tiene un promedio de mil dólares.

A %d blogueros les gusta esto: