web analytics
Miércoles , 26 Julio 2017
Inicio » Nacionales » El Salvador sigue avanzando a la reconciliación nacional
El Salvador sigue avanzando  a la reconciliación nacional

El Salvador sigue avanzando a la reconciliación nacional

 Iván Escobar

La firma de la paz que puso fin a más de una década de represión y dictadura militar en El Salvador, malady salve ha sido la guía en los últimos 22 años para consolidar la democracia y avanzar a la reconciliación nacional.

El 16 de enero de 1992 marcó un antes y un después en la sociedad salvadoreña. La guerra, illness producto de la injusticia, cure la represión y la exclusión extrema de sectores poderosos en el país contra el pueblo desencadenó una espiral de violencia y agresividad.

Por décadas, el pueblo salvadoreño sufrió una intensa represión. Algunas expresiones de resistencia se dieron en los movimientos de 1833, luego en la rebelión indígena de 1932, en 1944, y la década de los 70’. Fue esta última década en la cual la represión se intensificó, y se desarrolló en la década de los 80’, con la persecución ejercida en contra de toda voz que se opusiera al régimen. Los Acuerdos de Paz dieron paso a un nuevo país. Luego que la entonces guerrilla impulsara la mayor ofensiva militar, denominada ofensiva “Hasta el tope”, en noviembre de 1989, el proceso de negociación avanzó considerablemente desembocando en la firma de la paz, en 1992, poniendo fin al conflicto bélico.

Se dice que la guerra dejó más de 70 mil muertes entre civiles, soldados y combatientes del FMLN. Además, miles de personas desaparecidas por los Escuadrones de la Muerte y otros miles que resultaron lisiados producto del conflicto armado.

La paz llegó en año nuevo

La noche del 31 de diciembre de 1991 fue totalmente diferente para los salvadoreños. Entre brindis, regalos y abrazos propios de las festividades de fin de año, llegó la noticia a través de la televisión nacional y la radio local, anunciando que la paz había sido acordada por las delegaciones del FMLN y el gobierno salvadoreño, en presencia de personeros de las Naciones Unidas. Un proceso que inició en 1984.

Fue esa noche de fin de año, en Nueva York, que se desarrolló aquella reunión en la cual se estableció que la paz definitiva se firmaría en el Castillo de Chapultepec, en México el 16 de enero de 1992, y que el cese del enfrentamiento armado iniciaría a partir del 1 de febrero del mismo año.

En El Salvador, la noticia corrió como pólvora por todo el territorio nacional, los petardos de la noche de año nuevo, se sumaron a la alegría de muchos que por fin tendrían la oportunidad de vivir en un país en paz.

Un recorrido duro y la alternancia

La ruta de la paz no ha sido fácil. Pues si bien el país logró el silencio de los fusiles y las balas no cobraban vidas en el campo de batalla, en el país persistía la explotación de las mayorías, y los problemas que originaron el conflicto perduraban.

Además, la alternancia en el país no llegó en el instante. Si bien el FMLN pasó a ser parte de las fuerzas políticas, enfrentó una nueva lucha para lograr ganar terreno y defender los Acuerdos de Paz e iniciar una nueva ofensiva, esta vez desde la palestra política para garantizar el bienestar de las mayorías.

Fue hasta el año 2009, es decir, 17 años después de la firma de Paz, cuando se logró la alternancia política. El FMLN asciende al Poder Ejecutivo, al ganar las elecciones presidenciales de ese año, y emprende una nueva dinámica, para iniciar transformaciones encaminadas a impulsar políticas que respondan a las necesidades de los sectores tradicionalmente marginados, y romper con el esquema tradicional que imperó por décadas.

A las puertas de un nuevo evento electoral, y con posibilidades altas de la continuidad del FMLN en el Gobierno, seguimos viendo una derecha política, representada en ARENA, aferrada al discurso duro y confrontativo.

Ejemplo de esto han sido las polémicas declaraciones que brindara recientemente en un debate presidencial Norman Quijano, candidato a la Presidencia por la derecha, quien ofreció a la población que combatirá la delincuencia que sufre el país con la militarización de la seguridad pública.

Analistas y políticos han cuestionado estas declaraciones, que una vez más violentan los Acuerdos de Paz, ya que en estos quedó prohibido este tipo de medidas, por ser consideradas prácticas asociadas a la represión en el pasado.

Un proceso exitoso 

Salvador Sánchez Cerén, firmante de los Acuerdos de Paz, en representación de la delegación del FMLN, destacó en el marco de este 22 aniversario de la Paz, que “el proceso de paz salvadoreño sin duda fue exitoso. Sabemos que tenemos desafíos pendientes, y para ello seguiremos trabajando, conscientes de que debemos hacerlo con la inclusión de todos los sectores en la solución de nuestros problemas y con la atención a nuestra población más desprotegida”.

En este artículo publicado en su blog personal, el candidato presidencial del FMLN y actual vicepresidente de la República, reiteró que “nunca un proceso de paz es perfecto, pero es importante señalar que en El Salvador se dieron los pasos hacia la paz partiendo de la voluntad del pueblo”. Sin duda, 22 años después de aquel acontecimiento de gran trascendencia para la sociedad salvadoreña, los desafíos son grandes tomando en cuenta que los Acuerdos de Paz han sido un referente importante en el avance de la democracia y la reconciliación del pueblo.

En 1984 inició una serie de reuniones para buscar una solución pacífica.

1. La Palma Chalatenango (15 de octubre de 1984).

2. Reunión de Ayagualo, La Libertad (30 de noviembre  de 1984).

3. Reunión en San José Costa Rica, (Octubre de 1989).

4. Acuerdo de Ginebra, Suiza (04 abril de 1990).

5. Reunión de Caracas, Venezuela (21 de mayo de 1990).

6. Reunión en San José, Costa Rica (26 de julio de 1990).

7. Reunión en México (27 de abril de 1991).

8. Acuerdo de Nueva York (25 de septiembre de 1991).

9. Acta de Nueva York I (31 de diciembre de 1991).

A %d blogueros les gusta esto: