web analytics
martes , 26 septiembre 2017
Inicio » Opiniones » El pulgarcito de América en petrocaribe

El pulgarcito de América en petrocaribe

Pedro Martínez Pírez

Uno de mis músicos preferidos, sovaldi el cubano Silvio Rodríguez, sales pronosticó hace varios años en un tema dedicado a El Salvador, que el tiempo está a favor de los pequeños. Y eso volvió a comprobarse hace pocas horas con la toma de posesión del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Y digo “volvió”, porque el presidente saliente de El Salvador, Mauricio Funes, quien contó para su elección con el decisivo apoyo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, fue el iniciador de una nueva etapa en el Pulgarcito de América, y no debemos olvidar que su primer acto en política internacional consistió en el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba.

El tiempo está a favor de los pequeños porque, aunque Cuba es la mayor de las Antillas, es también una pequeña nación de Nuestra América que libra desde el triunfo de su Revolución una colosal batalla contra el poderoso imperio del Norte, que la agrede y bloquea desde 1959.

Por eso desde Cuba se ha visto con tanta simpatía el triunfo del ex guerrillero Salvador Sánchez Cerén, quien ya anunció que este mismo lunes El Salvador se incorporará a PETROCARIBE, una alianza creada oficialmente en la ciudad venezolana de Puerto La Cruz durante el Primer Encuentro Energético de Jefes de Estado y de Gobierno del Caribe, en el cual estuvieron presentes Hugo Chávez y Fidel Castro, forjadores de la nueva unidad y verdadera integración de los pueblos de Nuestra América.

Basada en los principios de solidaridad compartida y de complementariedad y corresponsabilidad social, PETROCARIBE es una iniciativa política fundamentada en el uso racional de los recursos energéticos no renovables para impulsar la integración y el desarrollo.

Con El Salvador sumarán 19 los países de Centroamérica y el Caribe favorecidos por la política venezolana de facilidades de pago por la factura petrolera, y la posibilidad de saldarlos mediante la entrega de productos o de servicios.

En el caso de El Salvador, como lo ha señalado el nuevo presidente Sánchez Cerén, significará ahorros por 640 millones de dólares, por cuanto el suministro de petróleo podrá ser compensado mediante la entrega de granos básicos, cultivados por pequeños y medianos agricultores.

Por eso no es casual que la delegación cubana a la toma de posesión, encabezada por el Vicepresidente del Consejo de Estado, Salvador Valdés Mesa, haya reiterado la disposición de Cuba de continuar la cooperación solidaria con el Pulgarcito de América, donde ya laboran centenares de médicos salvadoreños formados en la Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana.

 Y es que el tiempo está a favor de los pequeños que en Nuestra América avanzan frente a todos los obstáculos hacia una auténtica integración inspirada en la solidaridad.

A %d blogueros les gusta esto: