web analytics
viernes , 22 septiembre 2017
Inicio » Opiniones » El Peor Gobierno…

El Peor Gobierno…

Rogelio Saprissa

La vez pasada oyendo a uno de esos “analistas políticos” escuché esta afirmación nuevamente, “este es el peor gobierno que ha tenido El Salvador en su historia, peor que el de Duarte”.  Este fue el motivo de escribir estas líneas.  Es patético que para la derecha y sus “famosos analistas” si un gobierno trata de superar el primer peldaño de desarrollo, educando a las mayorías desposeídas, trabajando para ofrecer salud a la mayoría de la población, luchando por lograr seguridad,  para así tener la opción de salir de la violencia y la pobreza y por tanto,  la esperanza de vivir mejor en nuestra sociedad, ese gobierno entonces es malo, pues el dinero invertido es, según la extrema derecha, desperdicio.

Así fue como mandaron a matar a machetazos al presidente Manuel Enrique Araujo, pues quería favorecer a los campesinos con mejores beneficios: mejores salarios, educación y salud. Para la derecha era inconcebible.  Alguien que se atreviera a hacer esto debería ser asesinado y a machetazos!

Así es como para algunos entes que componen la derecha, en la historia de El Salvador los peores gobiernos han sido el de Manuel Enrique Araujo; el de Napoleón Duarte ( entre varios, lo principal que le achacan,  es la nacionalización de la banca y la reforma agraria, que no resultó, porque los directivos de las cooperativas eran asesinados por los escuadrones de la muerte al día siguiente de ser elegidos, estos escuadrones hasta mataron a un asesor de cooperativas,  de los Estados Unidos….); luego,  el desprecio pasó al gobierno de Mauricio Funes, a quien odian por haber sido el primer presidente,  en la historia del país, en haber denunciado la enorme corrupción de un ex presidente de derecha y su gabinete; naturalmente,  ahora el “peor de todos”, es el del actual presidente Salvador Sánchez Cerén;  primero, porque ya vienen las elecciones  y lo segundo, que está haciendo “demasiadas” cosas por combatir la pobreza; trabajando sin descanso en reconstruir  la infra estructura del país, denunciando la corrupción, siendo honesto y  transparente en el manejo de licitaciones y demás contratos del gobierno, abriendo así el rango de participantes y la participación ciudadana.     Además,  las obras  son supervisadas y recibidas de acuerdo a lo licitado,  manteniendo los costos proyectados desde un comienzo.    Situación  que en gobiernos derechistas no fue costumbre.   

Estas grupos conservadores tradicionales, la mayoría privilegiados,  al haber recibido buena educación en colegios y universidades privadas, en vez de ayudar y participar dando ideas para mejorar las estructuras políticas, se concretan a destruir lo que ahora el gobierno está haciendo,  en lugar de ayudar buscando el diálogo y colaborar para lograr la eficiencia y efectividad de los proyectos.

Un buen gobierno y cualquier persona que forma parte de la sociedad,  debe estar sujeto a críticas constructivas, a aceptar errores y responsabilidades. Dispuestos a rendir cuentas.   Somos seres humanos, hijos de Dios, pero también sujetos a errores o a la perversión.  Por ello,  la supervisión es imprescindible.

Lamentablemente,  para algunos y especialmente para la derecha conservadora,  su orientación es no compartir porque no controlan su codicia. Para los que así piensan, no vale ayudar pagando impuestos,  tampoco vale buscar un país más justo y  con mejores oportunidades para todos.

Fomentar los criterios de empatía, solidaridad y justicia,  para muchos,  es “populismo”.  Que tristeza de  gente.   Que tristeza de “analistas políticos”.   Quien busca  riqueza para buscar “seguridad”, no logrará estar seguro. (“… esta misma noche vas a morir y Dios pedirá cuenta de tu alma”.  Lc. 12, 13-21)

Así se explica,  que los partidos de  la ultra derecha no presentan  ningún plan de gobierno en los tiempos de elecciones.   No quieren compromisos con la gente.   Mejor se concentran en difamar, engañar y mentir con gastos de propaganda exorbitantes y así tratar de “engancharse”  a la mujer y hombre sencillo y pobremente educado.

Según la OXFAM,  organización británica que entre otros, estudia y da seguimiento a los paraísos fiscales, denuncia,  que hay personas que poseen tanto dinero acumulado, que aunque gastaran 1 millón de dólares diarios, pasarían miles de años antes que se terminaran su capital.   

Contribuyamos todos, universidades, iglesias,  organizaciones educativas y religiosas, personas en general,  a trabajar ayudando a nuestro gobierno para lograr un mejor país, no nos quedemos cómodamente nada más criticando.  Un país donde las oportunidades se planifiquen para las mayorías  y no solo para grupos sociales privilegiados, logrará  la paz y el buen vivir.

A %d blogueros les gusta esto: