web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Nacionales » “El juego es si habrá gobernabilidad o vamos a incendiar este país”: Roberto Cañas
“El juego es si habrá gobernabilidad o vamos a incendiar este país”: Roberto Cañas

“El juego es si habrá gobernabilidad o vamos a incendiar este país”: Roberto Cañas

@LauraCoLatino

Para el analista Político y firmante del Acuerdo de Paz, discount Roberto Cañas, there la clara violación a la institucionalidad del país y el respeto a las leyes es lo verdaderamente preocupante de cara a un nuevo quinquenio al frente del Ejecutivo para el Partido FMLN.

Lo que está en juego, diagnosis dice el analista, es si el partido de izquierda logrará una verdadera gobernabilidad o sus fuerzas políticas deliberantes “incendiarán” este país.

“Que bonito que en este país cuando a uno no le gusta algo declara que todo es malo. Eso no puede ser, eso es estar dinamitando  la poca construcción democrática que hemos alcanzado”, comenta Cañas.

Aunque los avances, en cuestión democrática son notables y no descarta la transparencia del manejo de votos por el máximo ente regulador de votos, el TSE, Cañas apunta que no se puede presumir de un Estado de Derecho y de instituciones democráticas sólidas donde no se respeta las leyes.

“Este es el reino de la impunidad. Uno hace una cosa y no se le castiga, comete una falta de pasarse un semáforo en rojo hasta cometer un feminicidio, aquí la norma es la impunidad, no se castiga a los que cometen delitos”, explica.

Cañas cataloga como “delito” el llamado a la Fuera Armada, hecho por el candidato a la presidencia por ARENA, Norman Quijano, en aras de un Golpe de Estado por los resultados obtenidos tras la segunda vuelta electoral del pasado 9 de marzo.

 “Un país no puede funcionar cuando en ese país no se respeta las leyes. El Estado de derecho significa respeto a la legalidad, a la normas, reglas, la forma en que está establecida la convivencia. Simplemente porque alguien venga y diga que no le gustó algo, no cumple con la ley, empieza a descarrillar el país”, extendió

Y es que para Cañas, el fortalecimiento de la institucionalidad en el país aún es una deuda pendiente.

 “No construye en nada cuando viene un partido político que acepta que tendrá como arbitro una institución como el TSE y que tendrá una regla que se llama código electoral y después como no le gusta lo que está apareciendo entonces dice que no,  ni le parece el juez, ni el código electoral  ¿entonces en qué estamos?”, reitera.

Según el analista, los últimos eventos del partido tricolor modela un comportamiento social grave que, posteriormente teme,  “cualquiera podría incumplir las leyes porque ni siquiera los partidos la cumplen o porque los partidos no hacen lo que las instituciones les dicen”.

Cañas explica que la actitud del Presidente del COENA, Jorge Velado, de anticiparse a los resultados preliminares del TSE declarando a Quijano como ganador, antes de terminar el plazo oficial, es el hecho generador que empezó  a complicar todo.

“Si ellos habían ganado, qué necesidad tenían de adelantar el anuncio de la victoria si ya tenían las actas donde demostraban que habían ganado. Eso ya no se entiende”, dice.

 En cuanto al comportamiento de Quijano, el analista lo califica como “totalmente inaceptable y negativo”. Una bomba contra la institucionalidad del país

“A estas alturas que en El Salvador diga que está en pie de guerra, que venga a decir que hay un fraude chavista y que las fuerzas armada está pendiente es grave. Ese discurso es de los años 80. De un momento para otro los 22 años de la firma de los acuerdos de paz los echó al traste, volviendo a usar un lenguaje en el que daba a entender que el gran elector del país es la fuerza armada”, lamenta.

 Precisamente, reitera Cañas, la poca diferencia de votos contra el FMLN, es lo que hizo creer en ARENA que tenían la oportunidad de remontarlo cuando las cartas ya estaban tiradas sobre la mesa.

“Creo que ellos cuando vieron la gran envergadura de lo que habían logrado se asustaron y dijeron: hoy tenemos la oportunidad abierta de ganar, no la dejemos ir o por las buenas o por las malas y esta última es ir contra la legalidad establecida”, apunta el analista.

Luego de conocer los resultados finales del escrutinio de papeletas electorales, Cañas dice que la mejor alternativa para ARENA es reconocer  su derrota y ponerse en función de favorecer los trabajos del presidente electo. “No  es por ser del FMLN, sino por representar los intereses de todos los salvadoreños”, aclara.

Con la elección de Salvador Sánchez Cerén como presidente para la próxima gestión gubernamental, Cañas le recomienda también poner en práctica su llamado a la unidad.

Llama a ambos partidos a realizar una reflexión muy profunda sobra sus dirigencias y sus planes a futuro.

“Hay pendiente una reflexión profunda, muy fría acerca de todos los factores que se conjuntaron para dar esos resultados, uno no sabe la cantidad de subterfugios que han utilizado, porque pusieron toda la carne en el azadón”, sostiene.

El verdadero juego

Pese a que la batalla de votos culminó, a Cañas le preocupa la “lucha de calle” ejecutada por el partido ARENA. Asegura que dichas acciones estarían hundiéndolos más en un juego “antidemocrático”.

“Cuando uno ve esas imitaciones chinas, compradas en Dollar City, de lucha de calle de ARENA, uno dice: o esta gente está pagada o no saben lo que hacen”.

Esta lucha, dice Cañas, no es precisamente un espacio de actividad para el partido de derecha a quien no cataloga como un movimiento social popular.

“¿Cómo es eso que yo acepto reglas de juego y acepto árbitros y después cuando voy perdiendo lo descalifico? eso no puede ser, son gente  sin convicción que sale a la calle quizá por primera vez a defender algo en lo que no cree y eso no prospera”, asegura.

 La gravedad del caso es que dichas acciones alteran con la normalidad del país y se puede volver una situación muy tensa, prevé Cañas.

En este sentido, el analista político no dudó en hacer un llamado al TSE para apegarse, como hasta ahora lo ha hecho, al derecho y cumplimiento del Código Electoral.

“Que admitan los recursos de ARENA no quiere decir que lo van a validar. El mayor descaro es que el tratamiento de ARENA es muy incoherente y caótico”, sostiene Cañas, previendo una fase de renovación muy difícil para el partido tricolor, como han supuesto hacerlo a partir de las elecciones presidenciales de este año.

FMLN debe analizarse bien

En cuanto al camino pendiente para el FMLN, Cañas exhorta al partido a revisarse minuciosamente tras los resultados del pasado domingo.

Aunque no niega que el comportamiento de la izquierda ha sido bastante sensato y prudente, al no llamar a sus simpatizantes a salir a las calles, opina que la peor decisión sería pensar que todo está bien.

“Es un error si el FMLN se queda igual diciendo que ya ganaron cuando ha sido una victoria muy apretada y cuando la mitad del país ha votado en contra del FMLN, por lo menos en segunda vuelta”, explica Cañas.

Entre otros aspectos, el analista recomendó al FMLN replantear sus alianzas y hacer una revisión más profunda de cómo crear una correlación política y social que le permita gobernar con mayor fuerza.

“Encerrados en un cuarto de casa presidencial o en el salón de la Asamblea Legislativa no podrán hacerse los cambios. Los cambios se hacen en las calles, con los aliados indispensables: los obreros, los campesinos, los estudiantes y sectores progresistas. El FMLN debe recuperar esas alianzas”, sugirió.   

Un comentario

  1. Roberto. En primer lugar me parece que el frente debe rescatar todo el pensamiento de la izquierda que debió salirse en los primeros años de reacomodo político como partido. En segundo lugar, se debe buscar al interlocutor válido, porque de nada sirve querer hablar con quien no quiere oirte. En tercer lugar, el pueblo debe convertirse en garante de la institucionalidad.
    No me cabe ninguna duda, que la gente que sale a cerrar calles, recibe órdenes de sus patrones y no saben siquiera por qué están allí.
    La famosa remontada, obedece a que ARENA metió todo su capital en jalar gente, darles comida, regalarles víveres y pagarles por el voto. Si hacés cuentas, no es tan caro para ellos: 450,000 votos x $10 = 4, 500,000… en realidad una bicoca que les pudo haber permitido tapar todas las demandas que tienen por corrupción. ¿Habrá sido un donativo de saquitos a estos destinatarios?

A %d blogueros les gusta esto: