web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Letras y Arte » El dibujo, para mí, va más allá del papel y del lápiz: Vladimir Renderos
El dibujo, para mí, va más allá del papel y del lápiz: Vladimir Renderos

El dibujo, para mí, va más allá del papel y del lápiz: Vladimir Renderos

Internet Arte2Por Iván Escobar

Colaborador de Trazos Culturales

Vladimir Renderos o “Next” como es conocido en el ámbito cultural, health representa a una nueva generación artistas salvadoreños, medicine una generación interesada en demostrarle a la sociedad y al mundo que el arte transforma, site que desde el arte se puede cuestionar y a la vez presentar alternativas de solución a los grandes problemas.

“La vida es como una película en la cual uno es el director y el actor principal, de cada uno dependerá el éxito de esa película”, sintetiza el joven artista respecto a las decisiones que hay que tomar en muchas ocasiones para lograr superarse y conquistar las metas.

Renderos inauguró el pasado 5 de mayo su exposición: “Dibujos Espirituales”. Una serie de diseños surrealistas que juegan entre la imagen del ser humano, la espiritualidad y las armas, las cuales son diseños propios creados sobre páginas de libros viejos transformados en verdaderas obras. La exposición incluye muestras de dibujo, pintura, pequeñas esculturas de barro, fotografías y la intervención de un mural.

El Museo y Biblioteca “Luis Alfaro Durán” o museo de la monea del Banco Central de Reserva (BCR), ubicado en el corazón de San Salvador, da paso a esta exposición que estará abierta al público por dos meses, y en la mista el artista hace un cuestionamiento fuerte al uso de las armas como método de solución al eterno problema de la violencia.

Con su cabellera larga estilo rasta, Next recorre a diario las calles de la ciudad, es un joven como muchos más que vive en una comunidad que algunos sueles calificar como: “de alto riesgo”. Trabaja en sus obras con dedicación y disfruta de todas las expresiones artísticas, convencido que el arte es la única vía para dejar la violencia que impera en la sociedad y deja muerte a su paso.

Se siente entusiasmado que su obra ahora se presente en un espacio semi estatal, como son las instalaciones del ex BCR, ahora convertido en museo y biblioteca,  ya que ello permite llegar a nuevos públicos, y demostrar que el arte también surge desde las entrañas de la misma población, de las comunidades, de las colonias, de los más pobres, y no solo en las escuelas de arte o las academias de renombre.

Afirma que su trabajo es el reflejo de la realidad que vive, y su crítica es constructiva porque en ella llama a los gobernantes, a los políticos, a los actores con poder en la sociedad, para que entiendan que “armarnos más no es bueno”, que las armas no son símbolo de seguridad, sino de inseguridad y un factor generador de mayor violencia.

Como artista no se define en una sola línea de trabajo, afirma que la combinación de técnicas y elementos es parte de la creación de su obra, le permite diseminar su mensaje y captar mayor atención en aquellos que aún ven con indiferencia a los artistas jóvenes. Su trabajo es producto del esfuerzo personal, de sus estudios, pero sobre todo de poder palpar la realidad que le rodea y transmitir esa sensibilidad en cada uno de sus trabajos.

A través de su obra en esta exposición Next, da a conocer su experiencia personal “el dibujo me lleva a lugares inciertos”, y llegar al museo de la moneda es significativo asegura, ya que ese lugar representa en una medida el poder económico, la hegemonía de la cultura económica, de los banqueros, de la dolarización que tenemos acá, “todo esto se vincula con el tema de la violencia,…porque para mí es sorprendente ver los capitales que se destinan para la compra de armas, debemos invertir más en educación, no en armas”, reitera.

“El contenido de estas piezas son reflexiones, entre cinismo y sátira se identifica un problema. Son reflexiones personales de una realidad mucho más amplia…aprovecho llevar (en la exposición) símbolos de la violencia. Mi obra es abierta, no depende de una técnica, sino de lo simbólico y jugar dentro del contexto. El dibujo para mí va más allá del papel y del lápiz”, considera.

La exposición “Dibujos Espirituales” es el resultado del trabajo de dos años del artista, y se compone de 25 piezas, y un mural. Next explica que en algunas ocasiones su trabajo ha sido cuestionado por la simbología que utiliza, como son letras con característica pandilleril, pero dice que lo usa porque son elementos artísticos, y a la vez con ello trata de romper ese concepto negativo en la sociedad, de que todos los jóvenes representan lo malo, lo negativo, la violencia.

A %d blogueros les gusta esto: