web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » El consenso para gobernar

El consenso para gobernar

Enrique S. Castro

Enrique S. Castro

Estoy de acuerdo con el editorial de El Diario de Hoy del viernes 3 de enero del año en curso, store pills sólo “podremos reconstruir si hay sensatez y honestidad”, cialis por supuesto se refiere al nuevo Sistema Integrado de Transporte Metropolitano de San Salvador (SITRAMSS) y a la construcción de nuevas vías urbanas.

Debemos reconocer todos que la actual administración ha tenido muchos errores pero en el fondo ha procedido con honradez, nurse transparencia, evitando la corrupción y procurando los consensos, la participación y la convivencia pacífica y productiva con los distintos sectores y estratos de la población.

No es fácil lograrlo cuando existe mucha oposición e intereses encontrados, sobre todo en el sector transporte acostumbrado a imponer su “propia ley”, irrespetando normas y principios y tantas veces presionando con paros y exigencias más allá de la voluntad y capacidad económica del gobierno para hacer efectivos altos subsidios.

Por ejemplo, en los nuevos proyectos de vías y sistemas novedosos de transporte urbano hay tres asociaciones: Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), Transporte Público de Pasajeros (ATP) y Cooperativa de Pilotos Automovilistas y Trabajadores del Transporte (Acopatt) que no se han unido a la iniciativa gubernamental.

Es decir, el 85% de los transportistas del país se han unido y apoyan la modernización del transporte urbano y departamental, pero las asociaciones mencionadas de acuerdo con lo manifestado por dirigentes gremiales y autoridades gubernamentales, siguen lineamientos del partido Arena y por ello rechazan y se oponen a los nuevos proyectos.

La modernización y ordenamiento del transporte urbano es necesario y urgente, como lo son otros campos y aspectos de la política económica, social, cultural, agrícola y ambiental del país. De tal suerte, sólo una estrategia integral de desarrollo puede sacar adelante y ubicar en el concierto de naciones democráticas del mundo a El Salvador.

El país ha ido avanzando en distintos rubros, en materia de educación, atención universal y gratuita de la salud, reactivación del agro, obras públicas, asistencia y respeto a la mujer, a la niñez y al adulto mayor, inclusive con una pensión básica de $50.00 mensuales a los ancianos mayores de 70 años en los municipios más deprimidos del país.

Son conquistas sociales muy importantes alcanzadas sólo en países muy desarrollados y con sustento económico para mantener estables los distintos programas, pues se necesitan millones de dólares para entregar gratuitamente paquetes escolares y agrícolas, alimentación y vaso de leche a miles de escolares y campesinos. En este país no se han seguido ejemplos de otros países, como Venezuela, Cuba, Argentina o lugares donde impera el culto a la personalidad o “donde conspiren los hermanos musulmanes”, como afirma El Diario de Hoy. Los salvadoreños a estas alturas de la vida política saben diferenciar cuál es la verdad y hasta donde llega la propaganda con fines electorales.

El diseño y plan final del SITRAMSS, siguiendo la lógica de El Diario de Hoy, fue hecho con la discusión, la busca de consensos, los pactos y acuerdos con distintos sectores involucrados, los únicos que no participaron por razones políticas fueron las tres asociaciones de transportistas ya mencionadas y la alcaldía de San Salvador.

Las autoridades del Vice ministerio de Transporte, de Obras Públicas y otros altos personeros del gobierno, nunca se han creído dueños absolutos de la verdad, pues eso sería un error y como bien lo afirma el editorialista sería tanto “como creerse dueño de vidas ajenas, del patrimonio de otros, de un país y sus recursos”.

El Diario de Hoy tantas veces se contradice en su prédica partidaria; pero en este caso, en el fondo, acepta las buenas obras y la forma de proceder de las autoridades encargadas de ordenar el tráfico. Los proyectos han causado muchos imprevistos y trastornos pero es el precio momentáneo a pagar para gozar en el futuro de un moderno y seguro transporte urbano.

En definitiva, ha sido visionaria y lógica la forma de proceder de las actuales autoridades del Ejecutivo, no sólo al planificar y poner en marcha un moderno sistema vial para el transporte, sino un conjunto de programas bien estructurados como los subsidios al gas de consumo popular, a la energía eléctrica, al transporte y el agua.

Son muchos proyectos ya inaugurados y en ninguna forma el mandatario, “entidades y ministerios”, abandonan parte de sus funciones, como afirma El Diario de Hoy, para “hacer proselitismo” o “propagandizar” (lo correcto sería hacer propaganda). También miente al denunciar que los damnificados por la erupción del Chaparrastique “no cuentan con agua ni alimentos”, cuando “todo el mundo” sabe como la asistencia llegó rápida y efectiva.

Un comentario

  1. Es innegable el cambio que ha tenido El Salvador, con esta administración algo jamás visto en nuestro país y todo porque las personas que administraban nuestros impuestos era una clase social burguesa acostumbrada a vivir a expensas de nosotros. Yo creo que creían que nunca ivamos a despertar y ha organizarnos de una manera que pudiérarmos vencer el fraude en las elecciones y tomar el mando del ejecutivo y se empezó a gestar el cambio de la nación. Si con Funes tuvimos, para mi un buen gobierno de transición; con Salvador y Oscar y con la mayoría en la Asamblea Legislativa, el país se va transformar a fondo. Personalmente tengo fe en las personas que conforman el partido y la madures de ellos va para guiar al país, ayudando primero a los mas pobres en todo lo necesario para ellos.

A %d blogueros les gusta esto: