web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » “El 2019 si podrán votar”: diputados en Milán
“El 2019 si podrán votar”: diputados en Milán

“El 2019 si podrán votar”: diputados en Milán

Engelberto Maldonado Pérez
Diario CoLatino

Por segunda vez una delegación de diputados visita Milán para reunirse con representantes de organizaciones de la comunidad salvadoreña. La promesa es la misma, stuff es decir, buy traer una máquina para maquilar el Documento Único de Identidad (DUI), treatment el cual facilitará votar para elegir presidente el 2019, viviendo a distancia de El Salvador.

La promesa la hizo la misma comisión legislativa (de Reformas y Asuntos Constitucionales) a mediados de 2013, con la diferencia que los comicios a los que participarían los residentes en Italia serían los de febrero-marzo del presente año. La única que votó sin ir a El Salvador fue la Embajadora en Roma, Aída Santos Escobar, según nos contó sonriente.

Aunque la delegación de legisladores esta vez fue más pequeña, las tres caras presentes ya eran conocidas por los paisanos emigrantes: Mario Tenorio, Armando Romero y Jaquelin Rivera, de GANA, ARENA y FMLN, respectivamente, en el mismo orden. Los tres afirmaron que la promesa será real porque a finales del presente año a mas tardar llegará la máquina, gracias a que, en dos ciudades de Canadá, los compatriotas parece no interesarles el DUI.

“Ante eso, el presupuesto está y el 2019 ustedes podrán ejercer el derecho a elegir”, quien administrará los millones de remesas y otros recursos dijeron los diputados, quienes tenían planeado viajar dos semanas antes pero la falta de dinero en la caja del Estado los hizo posponer y empequeñecer la delegación.

Jaquelin Rivera, quien al parecer tiene más habilidades para exponer, recibió miradas de agrado al prometer dos cosas: una que los dos empleados necesarios para maquilar DUI serán seleccionados de los mismos residentes en Italia y la otra que el documento expedido por primera vez, será gratuito como en El Salvador.

Ante la duda del porqué limitan la votación solo para presidentes, aclaró que con la primera experiencia ha habido algunas cosas que no salieron como estaban las expectativas. En las elecciones presidenciales el voto va dirigido a una sola urna pero para municipios necesitaríamos una logística grande para enviar los votos a 263 localidades, argumentó.

Otros temas. Quejas y agrados

La comunidad también hizo sentir otras preocupaciones entre las que continuaron señalando el servicio del consulado General de Milán, que no satisface en agilidad y brevedad de los tiempos por trámites. Identifican que ante una comunidad en crecimiento constante el personal no es suficiente. Pero, no es solo eso, existen quejas frecuentes errores en los documentos expedidos, de maltratos de los anteriores funcionarios que aun siguen en el despacho, entre otros.

Los representantes de la comunidad no dudaron en expresar agrado por el nombramiento de la Cónsul General,  Karla Georgina Martínez Herrera, quien llegó al cargo el pasado marzo.

Ante los legisladores expresaron ver en la titular de la oficina consular de Milán una persona profesional, de mucha voluntad, servidora de la gente y deseosa de trabajar cercana a los emigrantes.

Según la decena de lideres salvadoreños, algunos cambios en el servicio ya se ven pero si no se hace nada por remover obstáculos que son de competencia del Ministerio de Relaciones Exteriores, la transformación será limitada.

Aprovecharon para entregar una carta (ver copia con firmantes) a los legisladores la cual en fecha 21 de mayo de 2014 fue recibida por el auditor del mismo Ministerio, Armando Parada, quien también estuvo en este país para auditar al Consulado General.

La diputada efemelenista sostuvo las quejas y dijo estar segura que en el consulado referido “existe gente que no presta bien sus servicios, que trata a la gente como si ha comido alacranes con chile. ¿Que se debe hacer?” se preguntó a si misma. “Quitarlas” autorespondió.

Aclaró que hay un problema frecuente, “El Estado despide un mal empleado con las indemnizaciones de ley, el despedido pone un recurso de amparo y la Corte Suprema ordena reincorporarlo. Entonces, el Estado pierde dos veces: paga indemnización y continua a dar salario aunque la población se siga quejando”.

Agregó que por eso parece que los empleados de los órganos del Estado se han convertido en sinónimo “de deficiencia y haraganería, debemos resolverlo pero es difícil porque con unos 150 mil empleados en donde 140 mil, están por ley de salario es difícil despedir”, reiteró.

A %d blogueros les gusta esto: