web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Dos atentados con bomba dejan decenas de muertos en iglesias cristianas de Egipto
Dos atentados con bomba dejan decenas de muertos en iglesias cristianas de Egipto
Personas se reúnen en el sitio donde se registró la explosión en Tanta, Egipto, el 9 de abril. (Foto Diario Co Latino/Xinhua/Ahmed Gomaa)

Dos atentados con bomba dejan decenas de muertos en iglesias cristianas de Egipto

Por Mona Salem

El Cairo/AFP/PL

Dos atentados con bomba reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) causaron al menos 44 muertos y decenas de heridos en dos iglesias coptas en Egipto, en los más sangrientos ataques de los últimos años contra la minoría cristiana de este país.

El presidente Abdel Fattah al Sisi anunció este domingo de noche un “estado de emergencia por tres meses”.

Según la Constitución egipcia, el jefe del Estado debe someter esta medida al Parlamento, en el que domina su sector político, que tiene una semana para pronunciarse.

Al Sisi se expresaba durante una conferencia de prensa en el palacio presidencial de El Cairo, pocas horas después de los dos atentados.

“Hay una serie de procedimientos a seguir, en primer lugar un estado de emergencia de tres meses”, anunció con gesto grave el presidente, precisando que esta medida fue tomada para “proteger” y “preservar” al país.

Un kamikaze perpetró un ataque contra una iglesia de Alejandría (norte) en el que murieron 17 personas y 48 resultaron heridas, según un último balance actualizado del ministerio de Salud.

El individuo, que llevaba un cinturón de explosivos, se hizo estallar después de que la policía le impidiera entrar en la iglesia de San Marcos, indicó el ministerio del Interior.

El papa copto Teodoro II, que había asistido a las celebraciones del Domingo de Ramos en esa misma iglesia por la mañana, abandonó el templo antes de la explosión, según informó su secretario personal.

Horas antes, un primer atentado, aparentemente también perpetrado por un suicida, dejó 27 muertos y 78 heridos en la iglesia Mar Girgis de Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo, en el delta del Nilo.

“La explosión tuvo lugar en las primeras filas, cerca del altar durante la misa”, indicó a la AFP el general Tarek Atiya, adjunto del ministro del Interior encargado de las relaciones con la prensa.

Unas imágenes difundidas por el canal de televisión privado Extra News mostraban el suelo y las paredes blancas de la iglesia cubiertos de sangre, así como bancos de madera destrozados.

El EI reivindicó ambos atentados a primera hora de la tarde, meses después de que su rama siria llamara a atacar a “los infieles o apóstatas en Egipto y en todas partes”, una forma de señalar a la comunidad copta.

“Profundo pesar” del papa

Las explosiones de este domingo ocurrieron algunos días antes de una visita del papa a Egipto, los próximos 28 y 29 de abril.

“A mi querido hermano, su santidad el papa Teodoro II, a la iglesia copta y a toda la querida nación egipcia expreso mi profundo pesar”, dijo el papa Francisco durante la oración del Ángelus tras enterarse de lo ocurrido.

Pocas horas después de los atentados, el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi pidió este domingo al ejército que despliegue sus fuerzas para proteger las “infraestructuras vitales” del país.

Su primer ministro Sherif Ismail insistió por su lado en “la determinación del Estado a erradicar semejantes actos terroristas y eliminar de raíz al terrorismo”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, condenó el atentado en su cuenta de Twitter y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas los calificó de “odiosos” y “cobardes”.

Al Azhar, la prestigiosa institución del islam sunita con sede en El Cairo, también condenó ese ataque.

“El objetivo de este cobarde ataque terrorista es atentar contra la seguridad y la estabilidad de nuestro Egipto, y la unidad del pueblo egipcio, lo cual exige que todos los integrantes de la sociedad permanezcan unidos”, aseguró.

El 11 de diciembre, un kamikaze del EI mató a 29 personas en la iglesia copta de San Pedro y San Pablo en El Cairo.

Con el atentado de El Cairo, se multiplicaron los llamamientos a endurecer la lucha contra el movimiento yihadista en Egipto, sobre todo en el Sinaí donde llevó a cabo una serie de ataques sangrientos contra las fuerzas de seguridad.

El ejército egipcio anunció el 2 de abril que había matado en un bombardeo a Abu Anas al Ansari, uno de los miembros fundadores de la rama local del EI, Ansar Beit al Maqdes.

Ese grupo había reivindicado un atentado con bomba contra un avión ruso que se estrelló el 31 de octubre de 2015 con 224 personas a bordo, tras despegar de la ciudad balnearia egipcia de Sharm el Sheij.

Los coptos ortodoxos de Egipto representan la comunidad cristiana más numerosa de Oriente Medio y una de las más antiguas. Sus miembros dicen ser víctimas de discriminaciones en todo el país por parte de las autoridades y la mayoría musulmana.

Estado de emergencia

El Gabinete de Egipto aprobó este lunes el establecimiento del estado de emergencia en todo el país por tres meses como medida de seguridad tras los recientes atentados terroristas realizados contra la comunidad cristiana del país.

La medida de excepción quedó en vigor al mediodía de hoy, según un comunicado del Consejo de Ministros. De momento se desconocen las restricciones precisas que la decisión implica para la vida diaria de las personas, así como en el funcionamiento de los medios de prensa.

De acuerdo con el texto, ‘el estado de emergencia permite a las Fuerzas Armadas y a la Policía ejecutar los procedimientos necesarios para combatir las amenazas del terrorismo y su financiación, mantener la seguridad en toda la nación y proteger la propiedad pública y privada, así como preservar la vida de los ciudadanos’.

La Constitución de Egipto de 2014 estipula en su artículo 154 que el Presidente puede declarar un estado de emergencia, de una manera regulada por la Ley, tras efectuar consultas con el Gabinete.

Luego de los tres meses, la prórroga de la situación de excepción debe ser aprobada por el Parlamento.

La víspera, en una comparecencia televisada, el mandatario egipcio, Abdel Fattah El Sisi, dijo que tras los atentados cometidos se adoptó la decisión ‘sólo para proteger a nuestro país (…) y evitar cualquier ataque a su infraestructura’ y población.

El mismo domingo El Sisi emitió un decreto ordenando a las Fuerzas Armadas y sus Tropas Especiales que colaboren con los efectivos de la Policía en asegurar las instalaciones vitales en todo Egipto.

El estado de emergencia aumenta considerablemente los poderes de la policía en materia de arrestos y vigilancia, y puede imponer restricciones a la libertad de movimiento.

El gobierno indicó que el estado de emergencia comenzaría este lunes a partir de la 1:00 de la tarde.

Según la Constitución, la medida requiere de la aprobación del Parlamento, una formalidad puesto que la mayoría de diputados de la cámara son partidarios del presidente.

Para el diputado Yehia Keduani, miembro de la comisión de Defensa y Seguridad Nacional, “la mayoría del Parlamento aprobaría el estado de emergencia”, puesto que “la situación lo exige para restablecer la seguridad nacional”.

El estado de emergencia ya se había mantenido durante tres décadas bajo el mandato de Hosni Mubarak, y su abrogación fue una de las principales demandas de los militantes que protagonizaron la revuelta de 2011 que puso fin a su gobierno.

Suprimido en 2012, fue restablecido durante un mes tras el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi, al año siguiente, mientras las fuerzas de seguridad reprimían sangrientamente a sus seguidores.

Además, está en vigor desde hace varios años en una parte del norte de la península del Sinaí, donde el grupo yihadista Estado Islámico (EI) es muy activo.

A %d blogueros les gusta esto: