web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Derecha salvadoreña condena a Venezuela, ignorando otros casos similares en América
Derecha salvadoreña condena a Venezuela, ignorando otros casos similares en América
La derecha salvadoreña, representada por Partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Partido Concertación Nacional (PCN) y el Partido Democracia Cristiana (PDC), emitieron un pronunciamiento conjunto en contra del Gobierno de Venezuela. Foto Diario Co Latino

Derecha salvadoreña condena a Venezuela, ignorando otros casos similares en América

@JoakinSalazar

La derecha salvadoreña, representada por Partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Partido Concertación Nacional (PCN) y el Partido Democracia Cristiana (PDC), emitieron un pronunciamiento conjunto en el que condenaron al Gobierno de Venezuela, por hechos realizados por el Tribunal Supremo de Justicia, el que asumió los poderes del Parlamento, por desacato; lo que medios de derecha afirmaron ser un supuesto “Golpe de Estado”.

En un hotel capitalino, la dirigencia representada por Mauricio Interiano, de ARENA; Rodolfo Parker, del PDC; y Manuel Rodríguez, del PCN, condenaron enérgicamente lo que llamaron “la oficialización de la dictadura y ruptura del orden Constitucional en Venezuela”.

Además, respaldaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) y la labor del Secretario General Luis Almagro, quien ha mantenido un ataque directo contra el gobierno constitucional de Nicolás Maduro.

En su pronunciamiento, los dirigentes de los partidos de derecha salvadoreños, apoyan a la derecha Venezolana y atacan al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

Los partidos de derecha olvidaron el papel que ha jugado la Sala de lo Constitucional en El Salvador, quienes defendiendo los intereses de terceros han dado golpes al orden constitucional del país salvadoreño, al apartar de sus cargos a diputados suplentes electos en los comicios del 2015, con lo que irrespetaron la Asamblea Legislativa, uno de los tres poderes del Estado, que ha tenido que someterse a las decisiones irrevocables del autodenominado tribunal superior de justicia.

De igual manera, la derecha política salvadoreña ha ignorado verdaderos golpes de Estado perpetrados por la derecha latinoamericana. En el 2002, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez fue secuestrado por 72 horas, no obstante, no se pronunciaron en contra, al contrario aplaudieron la decisión del entonces Presidente de la República, Francisco Flores, quien reconoció al Gobierno Golpista.

Este Golpe se manejó mediáticamente como una dimisión del Presidente Hugo Chávez, pese a que el orden volvió 72 horas más tarde. También apoyaron aquel Golpe la Unión Europea y Colombia.

Asimismo, en 2008, en Bolivia, la derecha de los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando se levantaron contra el presidente Evo Morales. Aquí manejaron que no era una intentona golpista, por lo que no fue reconocido por la derecha latinoamericana, al contrario, culparon al presidente Boliviano de hechos de violencia.

En 2009, Manuel Zelaya es destituido por el Congreso o Asamblea de Diputados y el Órgano Judicial, hasta hoy no fue reconocido por la derecha latinoamericana, como tal.

En Ecuador, el año 2010, hubo un alzamiento de policías y militares contra presidente Rafael Correa, lo que se llamó uns intentona golpista; este caso la derecha salvadoreña también guardó silencio.

Además, en Paraguay, Fernando Lugo también fue destituido por el Congreso, en el 2012; hasta hoy los partidos y grupos de derecha no han emitido un pronunciamiento en contra de este golpe de Estado.

En 2016, la Presidente de Brasil, Dilma Rousseff, fue destituida por el Congreso brasileño, liderado por expresidente de la Cámara, Eduardo Cunha, quien recién fue condenado a 15 años prisión por actos de corrupción, lavado de dinero y otros delitos. Pero la Derecha omitió todos estos detalles y sigue aplaudiendo la decisión del poder legislativo de Brasil.

Hace una semana, en Venezuela, el TSJ asume funciones del Parlamento en desacato, pero no lo disuelve, no obstante la derecha Latinoamérica, incluida la de El Salvador, hay Golpe de Estado.

El Tribunal Supremo de Justicia Venezolano alegó que la Asamblea Nacional se encuentra en condición de desacato desde el 5 de enero de 2016 y mantiene ese estado, por juramentar a tres diputados de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD), electos por el estado Amazonas, cuya elección el 6 de diciembre de 2015 fue impugnada debido a hechos de fraude.

La Asamblea Nacional de Venezuela mantuvo en medio del conflicto la integración total de su parlamento, 109 diputados de la derecha opositora y 54 del partido oficialista. No obstante, el conflicto se superó, pero la arremetida política de la derecha continúa.

Mauricio Interiano, Presidente de ARENA, condenó las acciones que violentan contra la democracia de Venezuela, que a su juicio “suficiente ha sufrido en todos estos años, lo que queremos dejar claro es que nos preocupa esta situación”.

“Apoyamos firmemente las gestiones del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, y las declaraciones del Consejo Permanente en sus esfuerzos para el pronto restablecimiento de la democracia y del orden constitucional de Venezuela de conformidad a la Carta Democrática interamericana”, establece la postura de los partidos de derecha.

A %d blogueros les gusta esto: