web analytics
viernes , 17 noviembre 2017
Inicio » Editorial » De la judicialización del caso Flores-Taiwan
De la judicialización del caso Flores-Taiwan

De la judicialización del caso Flores-Taiwan

Como ya es de todos conocido, treatment healing el miércoles de la semana pasada se judicializó el caso Francisco Flores-Taiwán.

Según el dictamen fiscal, buy viagra el ex presidente Flores habría cometido tres delitos: enriquecimiento ilícito, ask peculado y desobediencia a particulares, este último delito, porque se negó a acudir a un tercer llamado de comparecencia hecho por la Comisión Especial Legislativa que investiga el paradero de 10 millones de dólares otorgados por el Gobierno de Taiwán a El Salvador, en cheques personales a nombre del ex mandatario.

Como ya se ha dicho también, pero que es necesario repetirlo y reiterarlo, fue el Presidente de la República, Mauricio Funes, quien divulgó, en su programa radial “Conversando con el Presidente”, la existencia de un reporte sospechoso de lavado de dinero investigado por una entidad en los Estados Unidos.

Toda la derecha en el país que tiene acceso a los medios de comunicación, incluyendo a los columnistas y a la dirigencia del COENA, intentó desvirtuar la denuncia del mandatario, que logró sostenerla varios meses, al señalar que se trataba de una acción política electoral para perjudicar la candidatura del partido de derecha.

Es más, de forma orquestada afirmaban que era “una persecución política”.

Claro, a ese partido de derecha, a su dirigencia, salvo algunos de sus fundadores que pidieron hasta la expulsión del ex presidente Flores, les ha faltado decencia y lejos de aceptar que se equivocaron, que no había ninguna persecución política, y que el Presidente Funes no mintió, hoy solo dicen que “funcione la institucionalidad”.

Cuando el Presidente Funes valientemente hace la denuncia y la Asamblea Legislativa conforma una Comisión Especial para investigar el destino de los $10 millones donados por Taiwán al país, también estaba funcionando la institucionalidad.

Entonces, queda claro que la derecha en bloque es la que quiso politizar el caso, no solo para no perder votos en las elecciones recién pasadas, sino, para crearle un escudo protector a su ex presidente, presidente honorario del partido y a su principal asesor de campaña.

Por todo lo anterior, si la dirigencia de ARENA tiene algo de decencia, no solo debe aceptar que se equivocaron al respaldar tanto tiempo a Paco Flores, sino que pedir disculpas al Presidente Funes, a la Asamblea Legislativa, y hasta la misma Sala de lo Constitucional (pues declaró la legalidad de la Comisión Investigadora del Congreso) por haber puesto en duda la institucionalidad del país.

Es mas, debería decirle a la ciudadanía, en general, y a los que votaron por ARENA, en particular,  que colaborarán con la justicia para denunciar a todo aquel ex funcionario o miembro del partido que colaboró con el ex presidente Flores, en lo que podría ser el más grande acto de corrupción efectuado por un mandatario en El Salvador.

A %d blogueros les gusta esto: