web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Cuba y Marruecos restablecen relaciones diplomáticas
Cuba y Marruecos restablecen relaciones diplomáticas

Cuba y Marruecos restablecen relaciones diplomáticas

La Habana/AFP

Cuba y Marruecos restablecieron este viernes sus relaciones diplomáticas, rotas desde 1980 por la cuestión del Sahara Occidental, una semana después de que el rey Mohamed VI visitara la isla.

Los embajadores en Naciones Unidas de Marruecos y de Cuba, Omar Hilale y Anayansi Rodríguez, firmaron este viernes en la sede de la ONU en Nueva York “un  acuerdo de restablecimiento de relaciones diplomáticas”, señaló la agencia cubana de noticias Prensa Latina.

El anuncio también fue divulgado en Rabat por la agencia de prensa MAP (oficial).

“Ambos gobiernos procedieron al restablecimiento de dichas relaciones guiados por la voluntad mutua de desarrollar relaciones amistosas y de cooperación entre los dos países en los ámbitos político, económico, cultural y otros”, añadió Prensa Latina.

El acuerdo fue suscrito una semana después de que el rey Mohamed VI concluyera una visita privada de seis días a la isla, con su familia.

La prensa cubana, bajo control del Estado, no informó de esa visita, pero el portal de noticias marroquí Le360, considerado cercano al círculo real, dijo que el monarca aprovechó su estancia en La Habana para reunirse con dirigentes cubanos, en un primer paso hacia la normalización de relaciones.

Los nexos diplomáticos entre La Habana y Rabat comenzaron a deteriorarse durante la “Guerra de las Arenas” en 1963 entre Marruecos y Argelia, en la que Cuba apoyó a Argel.

Pero Marruecos rompió relaciones con Cuba después de que la isla reconociera a la República Árabe Saharaui Democrática, proclamada en 1976 por el Frente Polisario, que le disputa a Rabat la soberanía del Sahara Occidental. Desde entonces Marruecos no cuenta con representación diplomática en la isla.

Con Argelia y Sudáfrica, Cuba es un apoyo histórico del Frente Polisario. La Habana aboga por una solución justa y definitiva a la cuestión del Sahara Occidental, una excolonia española que Marruecos considera parte de su territorio.

En junio de 2014, el mandatario cubano Raúl Castro recibió en el Palacio de la Revolución de La Habana al entonces presidente saharaui, Mohamed Abdelazis, y le ratificó “el apoyo de Cuba”, según el comunicado oficial divulgado entonces.

La decisión marroquí de reanudar sus nexos diplomáticos con Cuba se inscribe “en el marco de la diplomacia proactiva” a la que aspira Mohamed VI, “abierta a nuevos socios y espacios geográficos”, según explica un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, que agrega que el soberano ha dado instrucciones para que se abra una embajada en La Habana.

Con su vuelta a la Unión Africana (UA) en enero de 2017, el reino ha retomado contacto con los países que reconocen al Polisario, intentando convencerlos de que corten lazos con el movimiento independentista.

El Sahara Occidental está en gran parte controlado por Marruecos desde 1975. Un alto el fuego supervisado por una fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU (Minurso) entró en vigor en 1991.

El Frente Polisario reclama la celebración de un referéndum de autodeterminación, mientras que Rabat propone como solución de “compromiso” una autonomía bajo su soberanía.

A %d blogueros les gusta esto: