web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Cuando la mariposa rompe
Cuando la mariposa rompe

Cuando la mariposa rompe

Carlos Andrés Villacorta,
Escritor

Cuando la mariposa rompe la crisálida, después de algún tiempo de este estar en estado de oruga de gusanito o como se le quiera llamar, se ha cumplido el sueño y el ciclo para lo que había nacido ha dormido en la rama de algún arbolito ¿Qué se yo cuantos días? Y ahora es la promesa alada ha dejado de ser gusano y le han salido alas ahora tiene dos alas para el vuelo con su alas de múltiples colores va la mariposa burilando el espacio y es la reina de la belleza al igual que los pájaros parleros con sus cantos y trinos y arpegios es así como los endulza el oído el cenzontle y las alondras. Un escarabajo color verde también hacia piruetas en el aire (Ron ron) el búho contemplaba desde la rama de un árbol cercano todo aquella algarabía.
Habían arboles de madrecacao con sus bellas flores, maquilishuat, amates o chilamates como se les quiera llamar y el árbol flor amarilla no debía faltar cedros y araucarias también al que llaman flor de fuego.
Se me olvidaba mencionar los helechos y musgos en aquellos viejos paredones olvidados por el tiempo y la gente que vivió ahí en el tiempo del olvido prehispánico, estábamos en un sitio, una elevación desde donde se veía el mar y los pericos alegraban cuando pasaban aquellas gloriosas tardes, y el disco de oro se iba ocultando, toda esta reunión tan alborotada y alborotadora, todo se debía a que el pájaro carpintero el que tiene la cabecita colorada ¡si ese!, estaba enamorado de la chiltota y todos argumentaban que él era otra clase de pájaro diferente a las chiltotas «pero el amor lo vence todo decía el pájaro carpintero y recordaba aquella melodía tan bella que cantaba Pedro infante».
Que construyan un muro decía un raro animal melenudo con el cabello como si fuera de león viejo todos lo observaban y se preguntaban ¿Qué clase de animal es ese?
Algunos decían que era un mandril en proceso de extinción
Bueno en eso estaban cuando por ahí andaba de paseo Alfredo el poeta y andaba un poquito alegre con otros amigos poetas creo que estaban en el cerro de san Jacinto y entro a escuchar y escucharles de ahí nacieron los poemas: los pericos pasan, un rancho y un lucero, cuando dice un día primero Dios me has de querer un poquito yo levantare el ranchito… y luego hizo una nueva libación y ya más inspirado escribió el poema: DOS ALAS O SEA ASCENSION, QUIEN TUVIERA DOS ALAS PARA EL VUELO. Yo me acorde de la mariposa que le habían salido dos alas para el vuelo.
Entonces el búho que era el juez de sentencia dijo
: que los casen, que los ¡casen! Y caso cerrado!
Asi cuando el hombre muere la mariposa que es su alma sale, y vuela hacia regiones insospechadas donde Dios quiera ponerlas.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: