web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Crecer sin contaminar: el desafío para la economía global que se debate en Lima

Crecer sin contaminar: el desafío para la economía global que se debate en Lima

Por Moises Ávila/Lima/AFP

Reactivar la golpeada economía mundial -con el ojo puesto en China y América Latina- y aplicar medidas que atenúen el cambio climático son las tareas que convocan este jueves en Lima a los responsables de las finanzas globales.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, ailment Christine Lagarde, advice y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, inician con ruedas de prensa una jornada marcada por la participación de jefes de bancos centrales del mundo, y la presencia del ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, a quien todos quieren escuchar, y del actor Sean Penn, a quien probablemente todos quieren ver y que se presentará en un foro de emprendedores.

Además, será día de reuniones para los ministros de finanzas de los principales países industrializados y emergentes que conforman el G20, que darán su diagnóstico sobre la economía global.

Los ministros de finanzas de las naciones emergentes del G24 también tendrán su encuentro, mientras que la reunión, que vuelve a Sudamérica después de 50 años, verá el nacimiento de un nuevo bloque: el V20, o países vulnerables al cambio climático, que representan a casi 700 millones de personas.

América Latina, responsabilizada por parte de la desaceleración global, hará sentir su voz a través de un pronunciamiento de sus ministros de finanzas.

“No se preocupen”

China, que se desacelera de forma importante, ha hecho un llamado a la calma a un mundo que teme lo peor.

“No se preocupen, China todavía tiene mucho tiempo de mediano y alto crecimiento y va a continuar siendo un muy importante comprador de materias primas, impulsando el crecimiento en Latinoamérica”, dijo el miércoles el vicegobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, en medio de la incertidumbre por la desaceleración de la segunda mayor economía mundial.

China crecerá 6,8% en 2015 y 6,3% en 2016, porcentajes que, aunque altos, marcarían su peor desempeño en 25 años.

La menor demanda de materias primas ha golpeado el precio de estos productos y arrastrado a los países exportadores, entre ellos muchos de América Latina, que se contraerá un 0,3% en 2015, según estimaciones del FMI.

Mientras tanto, un grupo de activistas le reclama al Banco Mundial por el sistema que aplica para agrupar a países de “renta media” y que termina agrupando a naciones pobres, que finalmente quedan relegadas de apoyo económico internacional.

Para el viernes, una gran marcha de trabajadores amenaza con llegar hasta el fuertemente custodiado Centro de Convenciones de Lima.

Impuesto al carbono

Cuando aún ni se recuperan de los temores sobre China, los responsables de las finanzas del mundo deben además emprender una lucha contra el calentamiento global, a dos meses de la conferencia sobre el clima en París.

La ayuda financiera global a los países en desarrollo que luchan contra el cambio climático alcanzó 62.000 millones de dólares en 2014, más de la mitad de la meta de 100.000 millones fijada para 2020, anunció este miércoles un informe de la OCDE.

“Hay una creciente toma de conciencia (…) tenemos que lograrlo. La inacción era la opción más cara”, aseguró en Lima Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

Y mientras las finanzas globales están bajo presión, la directora gerente del FMI hace un llamado para crear un nuevo impuesto.

“Es el momento adecuado para introducir un impuesto sobre el carbono”, dijo Lagarde. Consideró que este aporte permitiría a los ministros de Finanzas reconstruir los “colchones de seguridad” para los presupuestos que se vieron severamente afectados por las últimas crisis.

Jim, del Banco Mundial, advirtió que la lucha contra el cambio climático requerirá mucho más de lo que se encuentra actualmente en debate.

“Vamos a necesitar miles de millones de dólares”, agregó.

Las recetas del FMI y BM serán examinadas cuidadosamente en una región que además espera mucho de sus acuerdos comerciales, como el recientemente suscrito Acuerdo Transpacífico entre 12 países de la región Asia-Pacífico, incluyendo Perú, Estados Unidos y Japón.

“La reactivación del comercio es un elemento esencial” para el fortalecimiento y crecimiento, había estimado Lagarde a inicios de semana.

A %d blogueros les gusta esto: