web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Contra el olvido: Resurge la esperanza para las víctimas civiles de la Guerra
Contra el olvido: Resurge la esperanza para las víctimas civiles de la Guerra

Contra el olvido: Resurge la esperanza para las víctimas civiles de la Guerra

@DiarioCo Latino

Dos signos claros del compromiso del presidente Salvador Sánchez Cerén con la defensa de los derechos humanos y la reparación a las víctimas civiles de la cruenta guerra civil han ocurrido durante estos días en el país.

El primero ocurrió de la mano con la decisión del gobernante de vivir durante el tiempo de su gestión en su propia casa y convertir a la Residencia Presidencial en un punto de encuentro y un espacio para la cultura.

Así, diagnosis sales como primer signo, treatment la mañana del domingo 6 de julio el gobernante y su esposa, there la Primera Dama Margarita Villalta de Sánchez, recibieron con calurosos abrazos a una treintena de luchadores sociales en esta Residencia, construida en la década de 1950 en la colonia Escalón y en la cual han habitado los jefes de Estado del país, excepto el presidente Sánchez Cerén.

La pareja presidencial invitó a desayunar a los representantes del histórico Comité de Familiares de Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos (CODEFAM) y miembros de las organizaciones que desde hace unos años realizan una incansable labor desde el Comité de Trabajo Pro Memoria Histórica.

En la Residencia Presidencial habitaron los mandatarios Carlos Humberto Romero, militar derrocado en 1979 por un golpe de Estado, el demócrata cristiano José Napoleón Duarte; los derechistas Alfredo Cristiani, Armado Calderón Sol, Francisco Flores y Antonio Saca; así como Mauricio Funes, quien dirigió el primer gobierno del FMLN desde 2009.

El jefe de Estado sorprendió el pasado domingo cuando recibió en este inmueble estatal a las organizaciones sociales y dio por inaugurada una galería de 45 obras plásticas, pertenecientes a la Colección Nacional de Artes.

Entre los autores de las obras figuran Salarrué, Noé Canjura, Valero Lecha, Camilo Minero, Antonio García Ponce, Verónica Vides, Armando Solís, Julia Díaz, Rafael Varela, Roberto Galicia, Carlos Cañas, César Méndez, Miguel Ángel Polanco, entre otros.

Las pinturas y esculturas podrán ser apreciadas por distintos sectores sociales que poco a poco irán siendo invitados por el mandatario a visitar esta “mítica” casa, tal como la calificó el secretario de Cultura, Ramón Rivas, quien junto a la directora nacional de Artes,  Tatiana de la Ossa, han organizado la exposición.

“Esta es una noble y admirable idea del señor Presidente de la República” y es “desde ahora un espacio para la contemplación, para la reflexión y el disfrute de la obra plástica que en este país distinguidos artistas a lo largo de la historia han elaborado”, expresó el doctor Rivas a los asistentes.

Pero más allá del espacio de disfrute artístico, también es relevante el gesto de la pareja presidencial de desayunar y compartir visiones con estos luchadores y luchadoras sociales, quienes por espacio de dos horas plantearon al gobernante distintas demandas y le agradecieron por trabajar para concretar una esperanza que ya supera las dos décadas: La efectiva reparación a las víctimas de la guerra.

El conversatorio –aderezado con frutas, un rico casamiento, huevo, platanitos fritos y crema servidos en la mesa- transcurrió entre las expresiones de sorpresas de los asistentes. Un buen número eran madres de desaparecidos o asesinados durante la guerra, quienes se admiraron al conocer la Residencia Presidencial, dotada de blancas paredes y un verde jardín trasero, sitio en el que se realizó el convivió.

Pero también la mañana se conmovió con desgarradoras historias de hijos e hijas, sobrinos y sobrinas, hermanos y hermanas, primos y primas que la guerra arrebató del calor de los hogares salvadoreños más humildes.

Dolores Hernández viuda de Mira, una integrante de CODEFAM, relató que durante la guerra perdió a cuatro hijos, a su esposo y a dos hermanos.

“Estamos juntos aquí y le damos las gracias al señor Presidente que nos ha reconocido y nos toma en cuenta y esperamos que nos siga tomando en cuenta. Todas las madres que estamos aquí hemos perdido hijos, todas hemos luchado de diferentes formas”, expresó Dolores, al narrar una de tantas historias que estuvieron presentes en este encuentro.

Gobierno da continuidad a proceso de reparación de víctimas

Guadalupe Mejía, una de las fundadoras de CODEFAM que visitó la Residencia Presidencial el domingo, aún conserva claro en sus recuerdos el 9 de noviembre de 1977 fecha en que su esposo fue asesinado. La guerra también le arrebató a su hermano, desaparecido por los escuadrones de la muerte en agosto de 1981. Su mente además guarda tantos otros sucesos desgarradores compartidos por las madres que buscaban a sus hijos y familiares con la ayuda de esta histórica organización.

Guadalupe tiene este 7 de julio de 2014 una nueva fecha que agregar a su memoria, una que, asegura, es esperanzadora, contrario a aquellas que padeció décadas atrás.

El Presidente de la República la presentó ante los medios de comunicación como una de las integrantes del Consejo Directivo del Programa de Reparación de Víctimas de Graves Violaciones a los Derechos Humanos Ocurridas en el Contexto del Conflicto Armado Interno, otro claro signo de su compromiso con los derechos humanos y la reconciliación de la nación.

“Este gobierno se ha comprometido con la continuidad y uno de los temas fundamentales es garantizar los derechos humanos”, aseguró el jefe de Estado durante la presentación del Consejo, que es desde esa fecha el responsable de dirigir el programa de reparaciones.

En El Salvador existen familias que “están sufriendo ese dolor” y “no podemos hablar de reconciliación si no se repara ese dolor”, expresó al referirse a las miles de víctimas civiles de la guerra.

El presidente Sánchez Cerén afirmó que “no podemos restaurar la vida de tantas personas inocentes que en el marco del conflicto armado murieron, pero sí tenemos la obligación, no solo moral, sino la obligación con el país de hacer una reparación”.

Este es un esfuerzo en el que las organizaciones de víctimas juegan un rol fundamental, asegura la subsecretaria de Inclusión Social, Matilde Guadalupe Hernández, quien forma parte del Consejo en calidad de representante de la Presidencia y ha asumido la coordinación, en virtud del Decreto Ejecutivo 204 que dio vida al programa de reparaciones.

“Ha habido un diálogo muy cercano con organizaciones de la sociedad civil que representan directamente a las víctimas. Este es un trabajo que tiene que venir también desde las propias víctimas porque no puede ser un trabajo que sea solo una decisión del sector gubernamental”, señaló la funcionaria.

La fundadora de CODEFAM, conocida como madre Guadalupe, está clara de que el trabajo que desempañará es muy importante, sobre todo porque en el contexto actual del país la posibilidad de lograr una verdadera reparación de las víctimas se fundamenta en la convicción y voluntad política del mismo Presidente de la República.

“Cuando llegué a CODEFAM yo sentía que ayudar a las víctimas que llegaban todos los días a poner las denuncias era importante. Los buscábamos en los cuarteles, en los cementerios, en los basureros. Para mí la experiencia ha sido muy buena y todavía continuamos ayudando a las víctimas del conflicto armado”, asegura.

“Este día a nosotros nos da una gran esperanza y alegría”, comenta Guadalupe tras el acto de presentación realizado en el Salón de Honor Presidencial Óscar Arnulfo Romero, acción que refleja la convicción del gobierno de alcanzar la verdad de los hechos, la reparación y la justicia para las miles de víctimas.

“Este Consejo Directivo es el que le va a dar seguimiento al programa de reparación.

Ahora sí tenemos esperanza con las declaraciones del señor Presidente. Eso nos  da a nosotros también alegría porque ahora vemos una luz más clara”, dice madre Guadalupe, quien a sus más de ochenta años se erige como un símbolo de lucha para dignificar la memoria y rescatar del olvido a los que la guerra se llevó.

A %d blogueros les gusta esto: