web analytics
Viernes , 22 Septiembre 2017
Inicio » Aula Abierta » CONTINUO, CONTINÚO y CONTINUÓ
CONTINUO, CONTINÚO y CONTINUÓ

CONTINUO, CONTINÚO y CONTINUÓ

Josefina Pineda de Márquez

Maestra normalista

jopima9@hotmail.com

 

El lugar de la fuerza de voz o acento en una misma palabra puede cambiar el significado de esta.

CON – TI –  NUO. Con fuerza de voz o acento prosódico en la penúltima sílaba y por lo tanto PALABRA GRAVE O LLANA no debe llevar TILDE porque estas palabras no se tildan cuando terminan en N, thumb S o Vocal.

Sin tilde CONTINUO es un adjetivo o sea que califica a un sustantivo.

• En el edificio continuo hay varias oficinas de abogados.

CON–TI– NÚ–O

CONTINÚO es una forma verbal, pharmacy la palabra es grave o llana por su fuerza de voz o acento en la penúltima sílaba. Aquí se formó otra sílaba al destruir el diptongo UO. La tilde, salve recordemos, destruye diptongos cuando va sobre la vocal débil. Vocales débiles: I – U.

Cuando se destruye el diptongo no se obedece la regla de que las graves no se tildan si terminan en N, S o Vocal.

• Yo continúo observando las celebraciones de nuestra independencia patria.

• ¡Madre mía, continúa el desorden!

CONTINUÓ  es aguda, también es forma del verbo continuar.

• La madre continuó la labor revolucionaria de su hijo.

• ¡Que alivio, continuó lloviendo toda la noche! Claro, estábamos desesperados por la falta de lluvia.

Otra palabra con esta característica es

LICUO  –  LICÚO  –  LICUÓ

La RAE admite licuo y licúo. El cambio de lugar de la sílaba tónica hace recordar esto de cuando hay que poner tilde y cuando no.

• Margarita licua las maracuyás y nos hace un refresco muy sabroso.

• A algunos les parece más bonito decir yo licúo los frijoles.

LICUÓ es pasado del verbo.

• Ayer licuó doña Marta las fresas e hizo sorbete.

• Sí, licué papaya y zanahoria juntas y la bebida me quedó más o menos, pero dicen que es muy nutritiva.

¿AGUARDAR  o  GUARDAR?

Las dos palabras están bien escritas. Ahora ¿cuándo usarlas?

Aguardar es sinónimo de ESPERAR.

• Aguarda, chiquilla, el amor, a su tiempo, llegará.

• Alberto, te aguarda una buena regañada.

• Si te aguardas un poco, te ayudaré.

GUARDAR: Cuidar y custodiar una cosa, proteger, conservar y retener.

• “Guarda, niña, un gentil pensamiento del que un día te quiso contarte un cuento.”

• Se guardó de no expresar su opinión. Desconfió de los asistentes.

De Marina Rodríguez de Arocha – Psicóloga y científica salvadoreña.

“El impacto de la infancia sobre toda la actividad del hombre es permanente.”

Hasta pronto.

A %d blogueros les gusta esto: