web analytics
Jueves , 21 Septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Continúa juicio contra expresidente guatemalteco acusado de corrupción
Continúa juicio contra expresidente guatemalteco acusado de corrupción
El presidente del Congreso de Guatemala, Luis Rabbé (centro-derecha), coloca la banda presidencial a Alejandro Maldonado, durante una ceremonia de juramentación, en el Congreso de Guatemala el 3 de septiembre de 2015. Maldonado sustituye a Otto Pérez Molina, quien renunció tras perder su inmunidad y ahora enfrenta a la justicia por acusaciones de corrupción. (Foto Diario Co Latino/Xinhua/Str)

Continúa juicio contra expresidente guatemalteco acusado de corrupción

Alejandro Maldonado juramentado como nuevo presidente

Por Marco Sibaja/Por Henry Morales Arana/Ciudad de Guatemala/AFP/PL

El expresidente Otto Pérez Molina comparecerá hoy ante el juez Miguel Ángel Gálvez, viagra quien lo envió al capitalino cuartel Matamoros por peligro de fuga y para asegurar la integridad física del señalado por corrupción.

“Lo que hoy escuché, viagra sale de dice que dijo que dijera, pilule me parece inconsistente, mañana tendremos la oportunidad de aclarar, solo hay escuchas y no se investigó después que pasó”, dijo quien estuvo al mando del Ejecutivo desde el 14 de enero de 2012 hasta ayer.

Una de las grabaciones difundidas corresponde al 3 de noviembre de 2014, cuando Pérez Molina y el jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Carlos Muñoz, sostienen una conversación telefónica.

En el audio se nota que el entonces gobernante está interesado en cambiar al jefe de Recursos Humanos en la SAT y ordena a Muñoz poner al que quiera, pero “éntrele de una vez pues y hagamos los cambios”.

El general es acusado de encabezar La Línea, red dedicada al desvío de millones de dólares en las aduanas, en la cual están involucrados tanto Muñoz como Omar Franco, quien lo sustituyó en el cargo en enero de este año.

El togado Gálvez dictó prisión preventiva contra Baldetti, acusada de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación

Pérez en prisión militar

Otto Pérez fue recluido el jueves en un cuartel militar donde deberá guardar prisión provisional y en cuyas afueras una multitud celebraba su arresto.

Seguido de una caravana de vehículos de la policía, Pérez ingresó al cuartel de Matamoros, en el centro de la capital, poco después de que compareció en una maratónica audiencia judicial tras haber presentado su renuncia al Congreso en la medianoche del miércoles.

El juez del caso, Miguel Ángel Gálvez, dictó la medida por considerar que existía riesgo de fuga. Dos agentes policiales ingresaron a la sala judicial y tomaron al exmandatario de los brazos para llevarlo al cuartel.

Antes de salir de los tribunales, Pérez se detuvo ante los periodistas para refutar los argumentos del juez y la versión de la Fiscalía que lo acusa de encabezar una red de defraudación aduanera: “No tengo la más mínima intención de salir del país, voy a dar la cara”, afirmó.

“Yo hubiera podido salir ayer, antier, hubiera podido salir por aire, por tierra, incluso hubiera podido pedir asilo político y estoy seguro que me lo hubieran dado, pero no estoy dispuesto a salir corriendo”, agregó Pérez, al concluir la audiencia en la que escuchó grabaciones que supuestamente lo vinculan con casos de corrupción.

El expresidente adelantó que el viernes, al continuar la sesión judicial, refutaría los argumentos de la fiscalía que lo señala como cabecilla de la red y lo acusa de asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho pasivo.

“Hay cosas que se basan en escuchas (telefónicas) pero no se investiga qué pasó, y eso quiero hablar para hacerle ver al señor juez cuáles son nuestros puntos de vista”, expresó.

Su detención ocurre a tres días de las elecciones, en que los guatemaltecos votarán por un nuevo presidente, 158 miembros del Congreso y 20 integrantes del Parlamento Centroamericano y que, según las encuestas, se resolverán en segunda vuelta el 24 de octubre.

Con el voto a favor de 116 diputados presentes -de 158 en total-, los parlamentarios aceptaron este jueves la renuncia de Pérez y luego juramentó al exjuez de la Corte de Constitucionalidad Alejandro Maldonado como presidente hasta el 14 de enero próximo.

Exjuez jura como nuevo presidente

El exjuez y vicepresidente Alejandro Maldonado juró este jueves como presidente de Guatemala en sustitución de Otto Pérez, quien renunció al cargo ante acusaciones de

encabezar una red de defraudación fiscal.

Maldonado, de 79 años, un conservador exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad, prestó juramento en una sesión especial del Congreso que horas antes había aceptado la renuncia de Pérez.

El nuevo mandatario recibió la banda presidencial de manos del diputado opositor Luis Rabbé, presidente del Congreso, quien también le colocó un rosario al cuello.

“Nuestro pueblo ha sido protagonista de grandes momentos de cambio y conmoción de las instituciones, movilizado por su disgusto con esquemas descompuestos. El proceso de deterioro fue prolongado”, comentó el gobernante interino, quien debe entregar el poder el 14 de enero próximo a quien resulte electo en los comicios del 6 de setiembre.

Maldonado asumió la vicepresidencia en mayo en sustitución de Roxana Baldetti, quien renunció al aparecer implicada en una red de defraudación en las aduanas, por la cual también dimitió el ahora expresidente Pérez.

“El nuevo gobierno debe surgir de la necesidad de inspirar confianza ciudadana, abriendo lugares para el servicio público a gentes maduras y de experiencia, así como a jóvenes profesionales y activistas sociales”, agregó Maldonado sobre las elecciones.

Cambio de presidente no resuelve crisis

El diputado indígena Amílcar Pop, un opositor que en junio hizo el primer intento de privar a Pérez de su inmunidad, alertó en el Congreso que la corrupción tiene raíces profundas que no se eliminan con el procesamiento de de las autoridades salientes.

“El que el presidente y la vicepresidenta estén siendo procesados por corrupción, no resuelve la crisis. Elegir un nuevo presidente no resuelve la crisis, porque hay muchos candidatos involucrados en actos cuestionados”, manifestó Pop en la sesión legislativa que aprobó el jueves la renuncia de Pérez.

A su juicio, el nuevo gobierno debe pensar en “una ruta para la verdadera transformación del Estado guatemalteco”.

En el mismo sentido, el economista Mynor Cabrera, de la Fundación Económica para el Desarrollo, el problema de fondo es el modelo de finaciamiento de los partidos políticos, en el cual quienes financian “esperan recuperar ese dinero después”.

“El problema es que hay gente que se ha nutrido de ese sistema y tiene mucho poder”, consideró Cabrera.

La revelación del escándalo de corrupción conocido como “La Línea”, que cobraba sobornos para evadir impuestos aduaneros, desató en Guatemala la más grave crisis política desde el restablecimiento democrático en 1985.

Ebullición electoral

Guatemala vive este viernes su último día de campaña para las elecciones generales del domingo, en un clima histórico marcado por la renuncia y prisión provisional del ahora ex presidente Otto Pérez por presuntos actos de corrupción.

Más de 7,5 millones de guatemaltecos, cuyas movilizaciones coadyuvaron a la dimisión del mandatario, están convocados a la primera ronda de lasa elecciones presidenciales, legislativas y municipales.

Los guatemaltecos “indignados”, que no cesaron de protestar pacíficamente cada semana desde que comenzaron a destaparse los casos de corrupción en abril, dejaron claro que no están dispuestos a tolerar la corrupción, en tanto reclaman un cambio del sistema político.

Los electores se muestran ahora menos confiados y más vigilantes con respecto a los candidatos.

“Los políticos hacían lo que querían pero estos casos de corrupción hicieron que muchos despertaran y ya no nos vamos a dejar”, dijo a la AFP Luisa Monterroso, una nutricionista de 34 años quien ha acudido a varias protestas.

“Creo que Guatemala ha cambiado y de ahora en adelante los diputados y nuevas autoridades serán más fiscalizadas”, agregó.

Al frente de las encuestas figuran tres aspirantes -de 14 postulados- con posibilidades de pasar a la segunda ronda el 25 de octubre si ninguno alcanza al menos 50% de los votos.

Una encuesta de la empresa ProDatos, publicada el jueves por el diario Prensa Libre, situó en primer lugar a Jimmy Morales, un comediante de 46 años postulado por el derechista Frente de Convergencia Nacional, con 25% de las preferencias.

Le siguen el abogado derechista Manuel Baldizón, 45, del partido Libertad Democrática Renovada, con 22,9% y la exprimera dama Sandra Torres, 59, de la socialdemócrata Unión Nacional de la Esperanza con 18,4%.

Para muchos guatemaltecos, las elecciones de 2015 son diferentes a las que se hacen cada cuatro años porque la caída de Pérez marcó un antes y un después.

“Cada presidente que llega promete una cosa y ya no cumple. Todos son corruptos y todos son ladrones, pero ahora sí deben cumplir porque la gente los estará vigilando”, dijo a la AFP Orlando Pérez, de 22 años, vendedor de la versión guatemalteca de los “hot dog” llamados “shucos”, en el centro de la capital.

Sin embargo, algunos observadores alertan que la renuncia de Pérez no erradica la práctica clientelista de la política guatemalteca que sustenta la corrupción.

OEA saluda ejemplo de guatemaltecos

La crisis política suscitada en Guatemala y que condujo a la renuncia del presidente Otto Pérez fue resuelta sin ruptura de la institucionalidad, destacó este jueves el secretario general de la

Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro.

En una nota, Almagro destacó “el ejemplo brindado por el pueblo e instituciones del Estado de Guatemala, al haber solucionado su reciente crisis por la vía institucional y en observancia del debido proceso”.

El diplomático uruguayo también instó a los guatemaltecos a hacer que “las elecciones pautadas para este domingo (…) se lleven a cabo en paz, con transparencia y activa participación ciudadana”.

Almagro deseó a Maldonado “éxitos en el ejercicio de su mandato constitucional”.

Felicitaciones de Estados Unidos

Estados Unidos felicitó al pueblo y las instituciones de Guatemala por la manera en que enfrentan una crisis política que en 24 horas resultó en la renuncia y comparecencia ante la justicia por corrupción del presidente.

“Felicitamos al pueblo de Guatemala y sus instituciones por la manera en la que han enfrentado esta crisis”, dijo una fuente del Departamento de Estado.

“Subrayamos nuestro apoyo a las instituciones democráticas y constitucionales de Guatemala”, continuó la fuente.

“Apoyamos los pasos sucesorios que se están llevando a cabo de acuerdo a la Constitución de Guatemala y estamos listos para trabajar” con Maldonado, añadió la fuente del Departamento de Estado.

 El Departamento de Estado reiteró su apoyo a la labor de la Fiscalía de Guatemala y de la Comisión Internacional de la ONU contra la Impunidad (Cicig).

ONU pide fortalecimiento institucional

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, formuló un llamado a los guatemaltecos a que fortalezcan “las instituciones y el estado de derecho en el país”.

Ban manifestó que recibía “con beneplácito los esfuerzos constructivos” de los ciudadanos de Guatemala “para participar y contribuir al sistema político de su país”, dijo su portavoz en una escueta nota oficial.

El secretario general de Naciones Unidas expresó su confianza en que las autoridades guatemaltecas “acatarán la Constitución y garantizarán una transición ordenada y democrática”. También instó a los ciudadanos de Guatemala a que se empeñen para que las elecciones del domingo “se lleven a cabo en un ambiente pacífico”.

A %d blogueros les gusta esto: