web analytics
Domingo , 20 Agosto 2017
Inicio » Rosa Cruz » CONOCIENDO A DIOS (No. 3 y último) Cambiar nuestro concepto significa vida nueva Dr. Harvey Spencer Lewis (Pasado Imperator de la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis, AMORC)

CONOCIENDO A DIOS (No. 3 y último) Cambiar nuestro concepto significa vida nueva Dr. Harvey Spencer Lewis (Pasado Imperator de la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis, AMORC)

Las autoridades del Centro Cultural Rosacruz AMORC San Salvador, advice Organismo Afiliado de la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis, seek AMORC, se complacen en presentar un fraternal saludo a todos los amables amigos de la Orden y lectores de esta Sección, que generosamente nos concede Diario Co Latino, con ocasión del inicio del Nuevo Año 2015, con los mejores deseos de un bienestar general, con salud, paz y prosperidad. Les agradecen asimismo el haber seguido las publicaciones semanales de esta Sección con temas relacionados con las enseñanzas Rosacruces, confiando en que hayan sido de su completo agrado, con la invitación a que continúen haciéndolo, y sientan el deseo de acercarse al Centro Cultural Rosacruz, para tener más información sobre lo que es el trabajo Rosacruz y tener una idea de lo que tratan las enseñanzas que se imparten a sus miembros.

¡Feliz Año 2015 para toda la gran familia salvadoreña!

* * *   

Con las Enseñanzas de Jesús

La concepción Rosacruz de Dios es totalmente diferente de todo lo expuesto anteriormente y, sin embargo, tan consistente con lo que enseñó Jesús y los más grandes discípulos e iluminados entre los hombres, han revelado en el pasado, encontrando que los rosacruces entran en una nueva vida a través de su mejor comprensión de Dios y sus caminos. Esta comprensión trae paz y contentamiento para el alma cansada, el cuerpo físico juzgado y puesto a prueba y a la mente perpleja. Trae esperanza, renovada vida y energía a una firme convicción de que la justicia prevalecerá y que la verdad será demostrada.

Además, abre una nueva etapa de vida y un horizonte más amplio aquí en este plano terrenal; lleva al hombre más cerca de Dios, en una forma más íntima, más personal y más amigable, en todo el sentido humano de la palabra.

Esto hace que las leyes de Dios aparezcan en su verdadera luz, no sólo como inmutable y totalmente comprensivo. Se suprimen todas las contradicciones aparentes y las injusticias y se elimina por completo la idea o imagen de que Dios es un gobernante arbitrario, que Él es celoso o tiene alguno de los elementos de ira y venganza en su Consciencia.

Igualmente, hace al hombre darse cuenta de que es él y no un Dios despiadado quien lleva a su vida el resultado desafortunado de sus errores, en lugar de encontrar en Dios alegría y felicidad en nuestra etapa de sufrimientos. Él es comprensivo y está dispuesto a perdonar, si lo pedimos y nos hacemos dignos de ello.

El mayor cambio en la vida

Ciertamente, el cambio de concepto de Dios es el mayor cambio que puede venir en la vida de un hombre o una mujer, como he dicho anteriormente, es fundamental para todo nuestro pensar y actuar en cada etapa de nuestra existencia, pero no podemos realizar esto, ni probar su verdad, hasta que nuestro concepto de Dios haya sido cambiado y entremos en una nueva vida y nueva forma de vivir que resulten de tal cambio.

Las enseñanzas Rosacruces, por lo tanto, son de extrema importancia desde un punto de vista puramente espiritual, en la medida en que este gran cambio de concepto en lo referente a Dios y sus leyes traerán la regeneración y el renacimiento que cada religión clama, por ser el fin último  de sus doctrinas y prácticas.

Tengamos esto en mente y hablemos de ello a los que pueden preguntar acerca de las enseñanzas Rosacruces y la relación de estas enseñanzas con los asuntos espirituales.

No es necesario tener un credo religioso o un esquema dogmático de los principios religiosos, con el fin de ser más piadoso y más espiritual, por una mayor y mejor comprensión de Dios y sus maneras de trabajar, y permitir que cada hombre y cada mujer pueda comprender y adoptar las verdaderas leyes divinas, como el único credo que es necesario para una vida perfecta.

A %d blogueros les gusta esto: