web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Conjunción literaria: Virgilio e Isaías
Conjunción literaria:  Virgilio e Isaías

Conjunción literaria: Virgilio e Isaías

César Ramírez Caralvá,

Escritor y fundador Suplemento 3000

 

Publio Virgilio Marón (15 de octubre de 70 a.C – 21 de septiembre de 19 a.C.) el estudio de los clásicos latinos identifica una serie de lecturas coincidentes en sus perspectivas, que reflejan la diversidad de literatura en la antigüedad, de tal forma que el intercambio de manuscritos no era indiferente para las escuelas filosóficas, retóricas, astrológicas etc. compartiendo sus hallazgos y enriqueciendo sus propios documentos divulgativos.
El profeta Isaías (740 ó 765 a. C., ?) calificado como uno de los mayores ministros del Antiguo Testamento, por sus notables y específicas profecías del Mesías.
Virgilio anota: en Égloga IV: «Que bello Augusto infante ha recibido su aliento de los dioses celestiales: Veráse entre los héroes admitido, Y á él lo verán también los inmortales. El Mundo en alma paz será regido. Por las virtudes que hubo paternales. Y al fin de veinte siglos tal ventura. El tiempo por gozarla se apresura. Y sus dones primeros de su grado. La madre tierra, sola y sin cultura, ha de ofrecerte, niño afortunado: doquier verás nacer en la espesura. Con nardo silvestre sonrosado. La Yedra, que del olmo se asegura; Y el acanto mezclado á las tempranas rosas, y flores de habas egipcias. Sus ubres llenas de licor sabroso. Las cabras tornarán á la majada. Pacerá con lobos en reposo la ovejuela. Veráse aniquilada toda yerba de jugo venenoso: la serpiente veráse exterminada…» Églogas y Geórgicas/Publio Virglio Marón – Madrid: Imprenta Central, 1879 – pág 27… la Égloga IV continua con una serie descriptiva de una futura guerra a distancia que mostrará a Aquiles por segunda vez… éste interesante texto coincide con el profeta Isaías, la pág. 261 del mismo… Isaías 9-6… Parbulus enimen natus est nobis, et filius datus est nobis, et factus est principatus super humerum ejus; estvocabitur nomen ejus admirabilis, conciliarius, deus, fortis, pater futuri seculi, princeps pacis… traducido «Pues que ha nacido un niño para nosotros, y se no ha dado un hijo, cual lleva sobre sus hombro el principado, y tendrá por nombre el admirable concejero, Dios fuerte, el padre del siglo venidero, el príncipe la paz»… para algunos es la profecía de los oráculos de Sibila, que Virgilio no hizo más que poner en buenos versos, traían orígenes de las tradiciones venidas de los romanos desde Judea y conservadas entre ellos con veneración, pues es sabido que aquella república admitía opiniones y cultos religiosos de los otros pueblos» pág 261.
En relación a la paz tan frágil de aquella era, veinte siglos después siguen como en la antigüedad, esa república romana aconteció entre el 16 de enero de 27 a. C – 19 de agosto de 14 d. C. que fue el reinado más prolongado de la historia.
El estudio de estas lecturas nos permite tejer otras vertientes de poetas, historia, filosofía, religión etc. que demuestran la riqueza de las culturas unidas en diversas formas, no en el eterno conflicto, sino en la conjunción de enriquecimiento mutuo, ampliando el mundo más allá de las diferencias o creencias. Égloga IV parece de nuestra época: «Y el vellón del cordero de apreciable escarlata veráse enrojecido. Concordes al decreto irrevocable de los hados, las Parcas presurosas épocas aceleran dichosas… la inmensa tierra, el piélago profundo; mira en sus ejes conmoverse el mundo…» pág 28 idem.

A %d blogueros les gusta esto: