web analytics
sábado , 25 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Comienzan a ubicar refugiados en otros países de la UE

Comienzan a ubicar refugiados en otros países de la UE

Por Ljubomir Milasin/Roma/AFP

El grupo de 19 eritreos que habían solicitado asilo en Italia llegó a Suecia procedente de Roma, sovaldi case en el marco de la primera operación organizada por la Unión Europea para repartir a decenas de miles de refugiados en el viejo continente.

Mientras se efectuaba el traslado de los eritreos, troche cerca de 7.000 migrantes llegaron a las costas de Grecia, seek país que se encuentra al borde de una crisis humanitaria por la entrada de 440.000 migrantes desde principios del año, sobre un total de cerca de 575.000 que llegaron a Europa en este 2015 cruzando el Mediterráneo.

Los 19 eritreos, entre ellos cinco mujeres partieron de Italia a bordo de un avión de la policía financiera y aduanera italiana.

“Este avión representa la victoria de una Europa que sabe ser solidaria y responsable, que salva vidas”, declaró el ministro del Interior Angelino Alfano al despedir el grupo.

Un centenar de demandantes de asilo en Italia y otro tanto de Grecia deberán viajar en las próximas semanas hacia Alemania, Holanda y los demás 28 países de la Unión Europea “que han comunicado su disponibilidad”, añadió.

Los 19 eritreos son los primeros de los 160.000 demandantes de asilo que se beneficiarán en los dos próximos años de este programa de “reubicación”, inédito en el seno de la UE.

El ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, – país que ocupa la presidencia de turno de la UE – asistió también a la operación junto con el comisario europeo para la Migración, Dimitris Avramopoulos.

La operación tiene como objetivo aliviar la peor crisis migratoria que ha sufrido Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Se pudo dar luz verde a la operación después de que la Unión Europea rechazara rotundamente la dura posición de las naciones de Europa del Este, contrarias a acogerlos.

Para el greco Avramopoulos, hoy es “un día histórico para Europa”, y agradeció a Luxemburgo por la rapidez con la que puso en marcha el sistema.

Fuerzas de seguridad, bomberos, ONG y medios de comunicación acudieron numerosos al aeropuerto militar de Ciampino de Roma.

“Hoy es un día positivo e importante. Son los primeros que se marchan en el marco de un nuevo plan europeo”, declaró a la prensa Carlotta Sami, portavoz para el sur de Europa del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (Acnur).

“Es un día importante porque es el comienzo del plan europeo. Esperamos que siga adelante, pero hay que hacer más”, añadió, reclamando “medidas para hacerlos llegar a Europa de forma segura”.

Según las estadísticas de Acnur, los eritreos representan al 26% de las 132.000 personas que llegaron este año a Italia, tras haber sido rescatadas en el Mediterráneo.

Más de 3.000 migrantes han perdido la vida en el mar desde inicios de 2015, la mayoría frente a las costas de Libia.

La otra cara de la medalla

Mientras se organiza la acogida y la repartición de los refugiados con derecho a pedir asilo, la Unión Europea acordó el jueves repatriar en forma sistemática a los emigrantes que huyen de sus países por razones económicas.

“Los que no necesitan la protección internacional deben regresar a su país”, anunció Asselborn.

Paralelamente a los traslados internos, la UE inició esta semana la segunda fase de una operación militar sin precedentes, bautizada “Sophia”, contra los traficantes de seres humanos en el Mediterráneo.

El plan ahora es de llevar a cabo operaciones de búsqueda, rescate y captura en aguas internacionales de los buques que son utilizados para el tráfico de seres humanos.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó este mismo viernes una resolución que autoriza la operación con el fin de que obtenga legitimidad internacional. Catorce votaron a favor y sólo Venezuela se abstuvo.

La Unión Europea aprobó a mediados de septiembre el uso de la fuerza contra los traficantes de seres humanos que parten de Libia, pero deberá limitarse a operar en aguas internacionales.

Para operar en aguas libias se necesita la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la aprobación de las autoridades libias, país dividido lo que no es fácil.

Pese a esa exigencia, buques militares de Italia, Gran Bretaña, Francia, Alemania y España navegan muy cerca a la costa de Libia, ya que el límite es de 12 millas.

A %d blogueros les gusta esto: