web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » ¡Comamos chilipucas pues!

¡Comamos chilipucas pues!

Nelson López*

Cuando los frijoles rojos de seda valían $1.50 la libra, troche en los famosos y nunca olvidados veinte años de corrupción, sovaldi sale ningún medio puso el grito en el cielo, al contrario, pareció que todos comían pollo y que los únicos que se daban cuenta de los altos precios éramos los guanacos frijoleros, (no nos confundan con los gringos).

El extremadamente alto costo de la vida en esos años de miseria y dolarización  no se leía ni se veía por ningún lado. La preocupación que hoy se lee y se ve por todos lados es porque los frijoles rojos de seda valen 0.80… 0.90… o un dólar, ¡por supuesto! que eso hace sospechar que durante la campaña electoral para alcaldes y diputados quieren regalar frijoles rojos de seda en los mitines.

Lo triste es que ni los periodistas quieren referirse a los sangre de toro (que dicen que son afrodisíacos)… y ningún periodista se quiere acordar de las chilipucas con chuletas de cerdo ¡tan ricas que son!… ni de los frijoles blancos… mmmm con costillita de tunco, que menos mal todavía no nos exigen que saquemos permiso en el VMT por la emisión de gases… ni a las habichuela negras… que tan ricas que se ven refritas y que los comen en Guatemala, en Honduras, en Nicaragua y en Costa Rica… pero aquí nadie les hace vela desde hace más de 20 años.

Toda la campaña que comenzó en junio… la de los frijoles caros… aparecían diariamente en las noticias como un sabroso “casamiento” (o gallo pinto), porque  nos hacían tragar las habichuelas de a dólar la libra con mundial 2014. El casamiento nos lo siguen dando con el clasificatorio de la sub 20, y a todos nos tienen soñando con clasificarnos al premundial y con los rojos sedosos que no les permiten que bajen del dólar.

Para colmo, los acaparadores no aparecen en los principales titulares como todos los días hacen aparecer a las famosas judías de a dólar, ni hablan de los pícaros especuladores intermediarios, que compraron la libra de frijol a 0.20 centavos  y ahora la meten a dólar, seguramente para darle materia prima a los de la campaña electoral.

Algunos dicen que la DC no da abasto para tanto desgraciado que solo piensa en la campaña… otros dicen que la carestía frijolera es porque nos quieren hacer olvidar el gran robo de los 10 millones de dólares taiwaneses que venía para los damnificados de los terremotos y se los agarró el presidente Paquito, y que ahora dicen que se lo tragó la tierra porque ni la INTERPOL lo halla.

Y muchos, ahora sueñan con resucitar al IRA o sea el Instituto Regulador de Abastecimientos, que fue creado después que por años la gente gritaba la consigna ¡Con Duarte aunque no me harte! Y esperan que ahí termine el caos que todos los días nos siembran en la mente las noticias solo con el afán de que nos arrepintamos de haber votado ¡contra la corrupción!

Asi que ¡comamos chilipucas pués!

*ocurrencias@diariocolatino.com

A %d blogueros les gusta esto: