web analytics
Martes , 22 Agosto 2017
Inicio » Opiniones » Claves de la derrota

Claves de la derrota

@arpassv

Es risible que ARENA y su candidato presidencial celebren el resultado electoral del domingo recién pasado. ¿Qué celebran? Pues, treatment lo único que celebran es no haberse quedado en la primera vuelta y su paso a la segunda ronda donde tienen asegurada la derrota definitiva.

El partido opositor tuvo una derrota contundente: 10 puntos abajo del gobernante FMLN que le ganó en todos los departamentos, excepto el empobrecido Cabañas. ARENA también fue derrotada en la mayoría de municipios de San Salvador que había ganado en las elecciones legislativas y municipales de 2012.

Y con ARENA también fueron derrotados los grupos empresariales oligárquicos que la financian (Poma, Kriete, Simán, etc.), sus entidades de apoyo (FUSADES, Movimiento 300, etc.) y los grandes medios que pusieron sus agendas periodísticas en función de la estrategia de campaña arenera, sobre todo los periódicos El Diario de Hoy y La Prensa Gráfica, cuyos columnistas (Castellanos, Samayoa, etc.) son intensos activistas areneros.

Los medios hegemónicos publicaron encuestas falseadas: La Prensa Gráfica pronosticó un triunfo apretado del FMLN, El Diario de Hoy dijo que habría un empate técnico y TCS (Mitosky) se atrevió a decir que ganaría ARENA.

Y esta derrota arenera fue determinada por sus propios errores. En primer lugar, el pésimo candidato que resultó ser Norman Quijano: su mala imagen, su crítica visceral, su tono confrontativo, sus constantes contradicciones, sus mentiras sistemáticas y sus propuestas fracasadas, especialmente sobre el problema de la inseguridad. A esto se suma el nulo aporte del candidato vicepresidencial René Portillo Cuadro, quien ni siquiera recibió el apoyo formal de su ex organización Aliados por la Democracia.

En segundo lugar, la errática campaña. El proselitismo arenero se basó en la campaña sucia, la guerra psicológica y la manipulación entorno al problema de la violencia pandilleril. Aconsejados por el venezolano J.J. Rendón, ARENA y Quijano centraron su campaña en la falaz promesa de liberar al país de las maras en los primeros cien días de su eventual gobierno.

La pésima actuación del candidato y la errática campaña desanimaron a muchos militantes areneros que no acudieron a las urnas. Así Quijano sólo consiguió poco más de un millón de votos, quedando muy por debajo de los que obtuvo Antonio Saca en 2004 y Rodrigo Ávila en 2009. Éste es el peor resultado de ARENA en elecciones presidenciales durante los últimos 10 años.

A los errores de ARENA se suman los aciertos de la campaña efemelenista, de los cuales hablaremos mañana.

A %d blogueros les gusta esto: