web analytics
Miércoles , 23 Agosto 2017
Inicio » Nacionales » Ciudad Mujer: el concepto que elimina estereotipos laborales
Ciudad Mujer: el concepto  que elimina estereotipos laborales
Manuel Ayala, instructor de INSAFORP, que orienta al grupo de mujeres que están aprendiendo hacer calzado, en los programas de Ciudad Mujer. Foto Diario Co Latino/Juan Carlos Villafranco.

Ciudad Mujer: el concepto que elimina estereotipos laborales

@davidmar2105

Ya tengo mi zapato formado, capsule solo para montarlo en la horma y he aprendido a hacer rectecita la costura que va pegada en la plantilla del zapato”, viagra así nos explica Ectelina Coto, sobre el trabajo que está haciendo en la casa de la cultura de El Congo, Santa Ana. Ella a sus 64 años participa en un taller de confección de calzado artesanal impartido en uno de los programas de Ciudad Mujer. Trabajo que hasta hace un par de años solo era visto por la sociedad como una especialidad para hombres, pero con la nueva política implementada desde el quinquenio pasado por el ex presidente Mauricio Funes, esta realidad ha cambiado para las mujeres que quieren ostentar de ingresos y quieren aprender este tipo de oficio.

Este taller se ejecuta en 124 horas, divididas en 6 horas diarias, donde aprenden a sacar plantillas, afilar cuchillas para cortar el cuero; luego de cortar el material, aplicación de pegamentos, entre otras cosas que requiere el arte de hacer el zapato artesanal.

Este tipo de programas, que son para las mujeres de todas las edades, son impartidos junto a técnicos especializados de la Fundación Empresarial para el Desarrollo (FEPADE) y del Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP).

Uno de ellos es Manuel Ayala, zapatero artesanal, quien destaca que con estos talleres se trata de eliminar estereotipos laborales, que hasta el momento existen en una sociedad que por miles de años ha sido machista.

Mujeres Reciben Taller de electricidad en Ciudad Mujer, Lourdes, Colón. Foto Diario Co Latino/Juan Carlos Villafranco.

Mujeres Reciben Taller de electricidad en Ciudad Mujer, Lourdes, Colón. Foto Diario Co Latino/Juan Carlos Villafranco.

“Anteriormente se creía que este oficio solo era para hombres, pero hay que aceptar que en varios campos las mujeres han superado al hombre, en este campo por ejemplo. Y se siente la diferencia de trabajar con hombres, pues cuesta trabajar más, en cambio con las mujeres se nos hace más fácil la enseñanza ya que ven en esto la posibilidad de llevar dinero para su familia y sobresalir”, aseguro Ayala.

Una de las más aplicadas es doña Ectelina, quien dice que ingresó a aprender este oficio para enseñarle a sus nietos, que por azahares de la vida le quedaron a su cargo desde pequeños, este oficio y así tener una opción para trabajar. “Esto se lo voy a enseñar a mis nietos y cómo tener ingresos, ya estoy ancianita pero me gusta el trabajo y quiero incentivarlos a que estudien y trabajen porque les servirá para que ellos salgan adelante”, expresó Coto.

Pero este curso no es el único que imparten dentro del magno, que también es apoyado por el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) proyecto de la Secretaría de Inclusión Social, dirigida por la ex primera dama Vanda Pignato, quien con su esfuerzo para buscar aliados emplea a las mujeres que son beneficiadas, ha logrado que se imparta también un curso de electricista de cuarta categoría.

Con este curso, la empresa de energía “Delsur” ha dispuesto contratar a cinco féminas que se gradúen para emplearlas y así poner en práctica el conocimiento brindado por parte de un facilitador eléctrico contratado por el Instituto Técnico Centro Americano (ITCA).

Dalia Carolina Mercado es una de las aspirantes, quien llega desde Zonzacate, Sonsonate, hasta Ciudad Mujer de Lourdes, La Libertad, para aprender el curso y aplicar a la plaza que ofrece la empresa.

Su motivación es llegar a estudiar ingeniería industrial pues su pasión es la electricidad, y con un empleo como este le ayudaría a costearse su carrera universitaria, además de demostrar que este trabajo no solo es para hombres, sino que las mujeres también tienen la capacidad de realizarlo. También ve con interés este tipo de programas que impulsa hace cinco años la secretaría, e indica que con esta ayuda las mujeres demuestran la capacidad que ellas también tienen para ejecutar trabajos “pesados” y terminar con el machismo.

“Creo que lo que está haciendo Ciudad Mujer es algo magnifico, lo veo admirable por que las mujeres se van superando y vamos saliendo adelante siempre, y vamos a crear una verdadera igualdad de género”, aseguró Mercado.

Esto lo comparte Pedro Martínez, facilitador contratado por el ITCA para enseñar el curso de electricista básico, con el que se comienza el conocimiento de las instalaciones eléctricas residenciales y comerciales.

En este nivel se comienza conociendo las normas de seguridad, el comportamiento de la energía y otros que, según él, hasta el momento las mujeres que aprenden bajo su cargo lo asimilan a la perfección.

Este tipo de enseñanza ha beneficiado a parte de las 646 mil mujeres que son atendidas en las sedes existentes de Ciudad Mujer, y que se busca sumar con la sede del departamento de Morazán.

A %d blogueros les gusta esto: